A 31 años de la «Tragedia de Hillsborough»
Recordamos una de las mayores tragedias fatales del fútbol europeo

A 31 años de la «Tragedia de Hillsborough»

Internacional
Manuel Urquieta | Twitter: @KikaiScouting
Manuel Urquieta | Twitter: @KikaiScoutingmiércoles, 15 de abril de 2020

Un día como hoy en 1989, la premier league se vistió de luto tras la muerte de 96 fanáticos a causa de una avalancha humana. El hecho ocurrió en el estadio homónimo, ubicado en Sheffield, Inglaterra y es hasta hoy una de las mayores tragedias del fútbol europeo.

CRONOLOGÍA

Se jugaban las semifinales de la FA Cup entre el Liverpool y el Notthingham Forest y el estadio mundialista de Hillsborough lucía sus tribunas abarrotadas. Desde tempranas horas se notificó de una asistencia masiva, tanto así que dos horas antes del encuentro, el escenario ya había sido copado.

El ingreso de los equipos encendió a la asistencia, y aun con más prisa, la gente fuera del escenario empezó a ingresar con mayor avidez. El cuerpo policial presente fue totalmente rebasado en todos los sectores, lo que comenzaba a generar un ambiente de preocupación.

Solo minutos después del inicio, la policía solicitó al árbitro central detener el partido debido a que el público seguía llegando al escenario. En ese instante, exactamente al minuto 6 del partido, se produciría la tragedia.

La aglomeración en la tribuna central produjo una estampida que atriccionó a centenares de hinchas contra el enmallado y otros tantos fueron pisoteados. Según relataron los protagonistas del partido, fueron los minutos más largos de su carrera, ya que tuvieron que auxiliar a los heridos, secundando el encuentro.

El saldo oficial fueron 96 fallecidos (todos hinchas del Liverpool) y 776 heridos. Como parte de la investigación, fue detenido el Comisario del partido, conjuntamente con otros elementos de seguridad.

REPERCUSIONES

La Tragedia de Hillsborough alcanzó al Liverpool en muchas esferas. Varios directivos renunciaron por sentir que pudieron haber evitado el desastre y se declaró este día el más importante en el calendario de los ‘reds’.

Uno de los personajes más afectados fue el capitán del Liverpool, Steven Gerard que vivió la tragedia en un nivel familiar. Su primo Jon-Paul Gilhooley falleció en el hecho, tenía solo 10 años. Según el capitán, el y su primo eran muy cercanos y lo afectó mucho a nivel emocional ya que él solo tenía 9. Gracias al apoyo de su familia, logró superar el desastre y lo utilizó como inspiración para alcanzar su carrera como jugador.

David Duckenfield, Comisario de Seguridad en el partido, reconoció su responsabilidad en la tragedia. Según declaró en el juicio, se equivocó al no darse cuenta de la necesidad de cerrar los accesos. Pese a sus declaraciones, Duckenfield (de 74 años) fue puesto en libertad en Noviembre pasado tras ser declarado “no culpable de homicidio por negligencia”.

Producto de este hecho y de la “Tragedia de Heysel” (de similares causales), la UEFA decidió eliminar los enmallados en todos los escenarios de Europa. En su remplazo, cada estadio debía colocar un dispositivo humano de seguridad mucho más estricto, y cada entrada debía tener un número único de butaca.