A 5 años de la histórica campaña de Universitario en Libertadores
La gestión 2015 es recordada por la 'U' como una de sus mejores camadas de jugadores, pero también por su injusta eliminación de Libertadores

A 5 años de la histórica campaña de Universitario en Libertadores

Libertadores

Un día como hoy en 2015, Universitario de Sucre quedaba eliminado de los Octavos de Final de Copa Libertadores tras un dudoso empate ante Tigres UANL en México.

Los ‘doctos’ capitalinos habían clasificado por mérito propio tras coronarse campeones del Clausura 2014. Aquel equipo, dirigido por Julio Cesar Baldivieso, superó la fase de grupos luego de empatar como visitante a Huracán (Argentina) y ganar a Mineros (Venezuela).

La base del plantel estaba integrada por Raúl Olivares en el arco, Ramiro Ballivián, Jorge Enrique Flores, Alejandro Bejarano, Rubén de la Cuesta, Federico Silvestre, entre otros.

FASE DE GRUPOS

Como mencionamos, Universitario se hizo fuerte en fase de grupos, consiguiendo un buen juego de conjunto como local y mucha confianza para jugar de visitante.

El grupo 3 era completado por Cruzeiro (Brasil), Huracán (Argentina) y Mineros de Guayana (Venezuela), lo que representaba alta exigencia física con rivales rápidos. Pese a empezar el torneo empatando con Cruzeiro en Sucre (0-0), Universitario pudo recuperar terreno en la fecha 2 al ganar en Venezuela.

La fecha 3 y 4 enfrentaría a Huracán en Sucre y Buenos Aires, respectivamente. Con ambos partidos culminados en empate, la clasificación se definiría en las últimas dos fechas. Universitario supo conjugar el trabajo con la fortuna, y tras vencer a Mineros en Sucre (fecha 5) recibió una ‘mano’ de los venezolanos quienes vencieron a Huracán 3-0 en la fecha 6.

OCTAVOS ANTE TIGRES DE MÉXICO

El viejo formato de la Copa cruzaba a los clasificados de acuerdo a su clasificación y puntaje. Los mejores primeros enfrentarían a los peores segundos en un llavéo simple pero muy interesante. Con 9 puntos obtenidos en fase de grupos, Universitario sería uno de los peores segundos, solo superando a River Plate, quien curiosamente se coronaría campeón.

El partido de ida se jugó en Sucre el 28 de abril y tuvo a Ignacio Gonzales como héroe al abrir el marcador al minuto de juego.  Tristemente, no pudieron mantener el marcador y en 10 minutos fatales se volteó el partido 1-2 a favor de la visita.

Motivados a matar o morir, el partido de vuelta fue uno de los mejores partidos de un equipo boliviano en el extranjero. Tras nuevamente anotar un gol de camerino (minuto 2), el español Rubén de la Cuesta organizaría a sus compañeros en un sistema de contra efectivo. Aquí una vez mas se pudo ver el poco peso de un equipo boliviano en estas lides. El arbitraje del chileno Julio Bascuñán fue notoriamente localista al punto de no mostrar ni una amarilla al equipo local que recurrió al juego ríspido.

Un dudoso penal a 20 minutos del final sentenciaría el partido y la eliminación de los rojos chuquisaqueños. Universitario se quedaba a un gol de la gloria, de pasar a cuartos de final, todo por culpa de un dudoso arbitraje.

ADIÓS A LA BASE

Como suele pasar casi siempre con los equipos económicamente pequeños, las ofertas de cubes grandes desprendieron a Universitario de varias figuras.

— Raúl ´la araña’ Olivares pasaría en el mercado de junio a filas de Wilstermann donde se coronaría campeón en su siguiente temporada.

— El español Rubén de la Cuesta ficharía por Oriente Petrolero en junio, sin poder tener el mismo éxito por diferentes lesiones y razones. Junto a él y con el mismo destino partiría el boliviano Mauricio Saucedo.

— El lateral derecho Ramiro Ballivián sería fichado por The Strongest en el mercado de pases de junio.

— El argentino Ezequiel Filippetto, baluarte defensivo, sería transferido en junio al futbol de Rumania

— El uruguayo Ignacio Gonzales, su otro central, no renovaría su contrato y partiría al futbol venezolano.

— El delantero colombiano David Leonardo Castro, de interesantes condiciones y físico, partiría al futbol de Sudáfrica en el Mamelodi Sundowns, país donde continúa jugando.