Los datos secretos de los equipos de la División Profesional en último año y su evolución para el 2020
¿Pudieron los clubes solucionar sus falencias tácticas en este Mercado de Pases?

Los datos secretos de los equipos de la División Profesional en último año y su evolución para el 2020

División Profesional
Manuel Urquieta | Twitter: @KikaiScouting
Manuel Urquieta | Twitter: @KikaiScoutingdomingo, 19 de enero de 2020

A días de arrancar una nueva gestión, nos preguntamos si los clubes pudieron solucionar las falencias de la pasada temporada.

¿Cuáles fueron los clubes de mejor rendimiento en el Clausura 2019?  ¿El Mercado de Pases fue provechoso por todos los equipos? ¿Fue Wilstermann el campeón absoluto?

A continuación, analizamos los datos estadísticos de cada equipo y su posible panorama para 2020.

WILSTERMANN

El flamante campeón del Clausura cerró el año con arco menos batido y varios logros individuales, pero no todos fueron números verdes.

Por increíble que parezca, pese a ser líder por gran parte del campeonato, el aviador fue uno de los equipos que menos acciones ofensivas generó en las 26 fechas. Con apenas 266 acciones ofensivas en el torneo (10 por partido) y 125 remates a arco quedó por debajo de clubes como Real Potosí o Always Ready. Sumado a esto, Wilstermann fue el 8vo equipo en cuestión de posesión de balón con solamente 49,85% del tiempo de juego.

Entonces, si sus números en generación fueron tan bajos, ¿cuál fue la clave del éxito en su coronación? Al equipo de Cristian Díaz lo sacó campeón su efectividad de gol y la mejor defensa del campeonato.

Si bien su delantera fue la cuarta mejor del torneo con 55 goles (uno más que Always Ready), su efectividad en el 45,6% de las ocasiones de gol marcó amplia diferencia con el resto.

Además, la incorporación de Ismael Benegas le dio mucha más seguridad al fondo dirigido por Zenteno y ‘Pipo’ Giménez. Precisamente el portero paraguayo fue también un factor fundamental fuera de casa, promediando un total de 6 atajadas de gol por partido visitante.

Todos estos factores permitieron que Wilstermann reduzca la tasa de goles recibidos desde el Apertura en un 56%. Si el primer torneo cerró con 37 goles en contra, en el último solo recibió 21.

REFUERZOS 2020:

BAJAS. Víctor Hugo Melgar, Fernando Saucedo y Bruno Miranda

ALTAS: Jaime Arrascaita (Real Potosí), William Álvarez (Aurora), Paul Arano (Blooming), Marco Torsiglieri (ARG-Defensor), Didí Torrico (San José)

Con tres de 5 refuerzos enfocados en la zona de creación, es un hecho que Cristian Díaz buscará reforzar su sector creativo este 2020: Jaime Arrascaita fue una de las pocas figuras de Real Potosí, Paul Arano siempre apareció cuando Blooming necesitaba goles y Didí Torrico trae consigo el empuje que lo caracterizó en San José.

Para reforzar aún más la defensa y el ataque, llegan el espigado defensor ex Boca Juniors Marco Torsiglieri y el goleador de Aurora, William Álvarez.

 

THE STRONGEST

El tigre despertó tarde en el Clausura y, por la sorprendente campaña aviadora, quedó sin premio pese a una remontada histórica en las 10 últimas fechas.

No siempre marcar más goles o marcar números verdes significa salir campeón. El equipo dirigido por Mauricio Soria fue el equipo que más acciones ofensivas produjo en el Clausura con un total de 380 transiciones y 171 remates al arco.

Los atigrados lograron 57 puntos en el Clausura y marcaron casi 20 goles más que el campeón, pero les volvió a faltar “el centavo para el peso”.

Tal como en el torneo apertura, The Strongest es el equipo “fair play” de la competición. Los dirigidos por Soria incurrieron en solo 342 faltas, 77 tarjetas amarillas y 4 expulsiones.

Sin embargo, la gran falencia en el plantel atigrado son las jugadas de balón parado. Con 177 tiros de esquina y otra cantidad de tiros libres, es el equipo que más situaciones de este tipo tuvo en el torneo. Curiosamente, muy pocos goles llegaron en jugadas preparadas o definiciones directas.

Como números individuales, Harold Reina y Jair Reinoso fueron la segunda mejor dupleta del torneo al anotar 31 de los 72 goles atigrados. Tras el receso de Noviembre, Mauricio Soria no perdió ningún partido, marcando 9 victorias y 1 empate (Wilstermann en Cochabamba) en sus últimos 10 partidos.

REFUERZOS 2020:

BAJAS. Richet Gómez, Jhohan Gutiérrez, Agustín Jara, Dany Cure, Pedro Galindo, David Checa, Ricardo Clarke, Ronaldo Sánchez.

ALTAS: Gonzalo Castillo (URU-Defensor), Gonzalo Godoy (URU-Defensor), Jaime Villamil (Aurora), Carlos Añez (Oriente Petrolero), Willie Barbosa (BRA-Volante), Matías Romero (juvenil Tomayapo), Rolando Blackburn (PAN-Thai Port FC)

Las lesiones de Maximiliano Ortiz y Fernando Marteli obligaron a The Strongest a buscar en el exterior a una pareja de centrales. Los atigrados reforzaron todas sus líneas, pero sin duda la más interesante en este 2020 será la delantera. Rolando Blackburn se unirá por primera vez a Harold Reina y Jair Reinoso en una tripleta cuya primera promesa son muchos goles. Pese a solo jugar 10 minutos, Willie Barbosa ya destacó como un jugador diferente, por lo que el plantel aurinegro sumará un interesante elemento de creación a su medio campo.

BOLIVAR

La situación de Bolívar en el torneo Clausura es exactamente inversa a lo realizado por el flamante campeón, Wilstermann.

Si hay algo de lo que la Academia paceña no debe preocuparse es su alta cuota goleadora. Solo entre Arce, Castellón, Callejón y Pereyra (51) marcaron la misma cantidad de goles que Sport Boys y Destroyers juntos (52).

Los celestes se acreditan la mejor delantera del torneo, con 74 goles, 161 remates a arco y una efectividad de 46%. Además de la mejor zona de recuperación, promediando 58,35% de posesión por partido.

Entonces, si sus números fueron mejores, ¿Por qué no salió nuevamente campeón?

La Academia no aprobó la tarea como local en el Clausura. Las derrotas ante San José y The Strongest y los empates ante Wilstermann, Royal Pari y The Strongest cedieron 12 unidades imperdonables en un torneo de este tipo.

El sector defensivo fue uno de los puntos débiles en la era Vigevani. Con 69 goles en contra en el año (34 en el Clausura) está claro que para la siguiente temporada deberán trabajar con el doble de esfuerzo en este sector.

Por lo demás, los celestes fueron una aplanadora. Es el equipo con más goles en el año (140), rompiendo su record histórico de 126.

REFUERZOS 2020:

BAJAS. Cesar Vigevani (entrenador), Thomas Santos, Mauricio Prieto, Juan Miguel Callejón, Pablo Pedraza, Imanol Cárdenas, Juan José Orellana, Diego Zamora

ALTAS: Claudio Vivas (Entrenador ARG), Fidencio Oviedo (PAR – volante de contención), Roberto Domínguez (SAL – defensor central), Marco Riquelme (ARG delantero) Roberto Carlos Fernández (Cultural Leonesa) 

Sin duda el refuerzo más esperado en Bolívar 2020 es el del entrenador. La salida de Cesar Vigevani dio por terminado un ambiente tenso en el camarín celeste y el retorno de un goleador nato como Marcos Riquelme. La partida de Juan Miguel Callejón es por demás sentida y deja un manto de duda qué sucederá con el sector de creación. ¿Será Erwin Saavedra el nuevo conductor celeste? Por lo pronto, Fidencio Oviedo y Roberto Domínguez buscarán reforzar la zona central-vertical de la academia para darle mayor creación al ataque.

 

SAN JOSÉ

Fuera de los problemas económicos y descuento de puntos, el cuadro orureño fue otro claro ejemplo de que la producción sin efectividad no gana campeonatos.

Los Santos de Miguel Ponce superaron en posesión, intenciones y goles a Wilstermann, pero su pésimo promedio de gol (32,1%, inferior incluso al de Aurora) marcaron su destino. Por su buena participación y sus altos promedios, San José se acredita el mejor medio sector del torneo.

Los “muchachos de la V” tuvieron a su propia dirigencia como mayor enemigo porque en lo mejor de su gran campaña perdieron puntos por malos manejos en años pasados. Por si fuera poco, la lesión de Rodrigo Ramallo y la salida de Javier Sanguinetti propiciaron un bajón ofensivo en el plantel.

Aun así fue tanta la polenta del cuadro orureño que no bajaron los brazos y lograron remontar 12 puntos de diferencia para tomar por asalto el cupo a Libertadores 4.

La salida de unos propició la aparición de otros. Jugadores como Iker Hernández o Helmut Gutiérrez se consagraron en el medio campo Santo y fueron aporte positivo en ofensiva cuando se los necesitó. ¿Qué hubiera pasado con San José si no perdía los puntos?

REFUERZOS 2020:

BAJAS. Miguel Ponce (entrenador) Carlos Lampe (arquero) Rodrigo Banegas (arquero), Ronald Eguino, Miguel Suarez, Pablo Vaca, Edhemir Rodríguez, Rodrigo Ramallo, Javier Sanguinetti (ARG), Marcos Barrera (ARG), Iker Hernández (ESP), Didi Torrico, Jair Torrico, Helmut Gutiérrez, Heber Leaños, Rodrigo Borda, Ariel Juárez

ALTAS: Kevin Cecceri (ARG-defensor), Roly Sejas (Destroyers), Luis Anibal Torrico (Nacional Potosí), Raul Olivares (CHI-Always Ready)

Una de las grandes interrogantes en este torneo será San José De Oruro. El plantel santo perdió al 80% de su plantel profesional debido a deudas económicas, promesas incumplidas e inestabilidad dirigencial. Incluso su goleador legendario, Carlos Saucedo, puso en duda su continuidad para esta temporada, debido a que se le adeudan ya varios meses de sueldo. Por el momento, la zona más reforzada es su sector defensivo, con la llegada de la “araña” Olivares al arco y los centrales Luis Torrico y Kevin Ceccieri (argentino).

 

ALWAYS READY

 

Tuvieron que pasar casi 30 años para que Always Ready retorne al seno liguero, pero no decepcionó a sus fieles seguidores. A solo 3 goles (54) de la cantidad que consagró a Wilstermann campeón (57), los “millonarios” tuvieron un repunte importante tras el cambio de entrenador.

La clave del éxito en Always estuvo en hacerse fuerte de local y ganar partidos claves fuera de casa, principalmente, en Santa Cruz. De 12 partidos disputados en tierras cruceñas, ganó 9, empató 2 y perdió solamente ante Guabirá en Montero (2-0).

La suerte del “millonario” pudo ser mejor en el año, pero nunca pudo solucionar un error crónico, su zona de contención. La carencia de un volante de contención neto permitió la llegada libre de los rivales sobre el arco de Olivares durante todo el año. En total, la defensa alteña acumuló un total de 83 goles en contra (aproxi 40 por torneo), cifra imperdonable si se quiere ser campeón.

Precisamente, la falta de un referente en recuperación obligaba a muchos jugadores a apelar a la falta para detener el juego o recuperar el esférico. Por este motivo, Always es el segundo equipo con más faltas (489) y el primero con más amonestaciones (107) en el torneo.

REFUERZOS 2020:

BAJAS. Sebastián Núñez (entrenador), Raúl Olivares, Sunny Omoregie (NIG), Martín Smedberg, Carmelo Algarañaz, Luis Copete, Mirko Tomianovic, Augusto Andaveris, Gil Parada, Francisco Rodríguez, Miguel Suarez, Oscar Añez, Alejandro Bejarano, Diego Zamora

ALTAS: Eduardo Villegas (Entrenador), Javier Sanguinetti (ARG-Volante), Pedro Galindo (The Strongest), Hugo Rojas (Sport Boys) Rafael Silva (BRA-volante), Rodrigo Ramallo (San José) Carlos Lampe (San José) Edhemir Rodríguez (San José), Víctor Hugo Melgar (Wilstermann), Fernando Saucedo (Wilstermann), Jair Torrico (San José), Marcos Barrera (ARG-Defensor), Juan José Orellana (Bolívar), Gustavo Britos (ARG-delantero)

Como en los anteriores mercados de pases, Always Ready cambió más del 50% de su plantel, pero con la diferencia de haber primado la experiencia. Si en 2019, el plantel alteño contaba con una planilla de 40 jugadores con poca continuidad, ahora se redujo a 25 que deberán afrontar el torneo local y la copa Sudamericana.

Su incorporación más importante es el prof. Eduardo Villegas, quien solicitó la incorporación de varios jugadores con los que salió campeón en San José. A ellos se suman el ex goleador de Blooming (2018) Gustavo Britos y el ex Vasco da Gama Rafael Silva, un volante con mucha técnica que promete una muy buena impresión.


ORIENTE PETROLERO

 

Como todos los equipos cruceños, para Oriente Petrolero el 2019 fue otro año más de alegrías y decepciones.

Sorprende encontrar en el 6to lugar del torneo al primero de los seis representantes del oriente. Muchas de sus cifras están por debajo de la media, pero fue el plantel cruceño más parejo de la competición.

Con un promedio de posesión de 51,5% (muy por arriba del 49% de Wilstermann) ¿Por qué Oriente no tuvo un mayor éxito en el Clausura?

La campaña refinera en el Clausura no fue mala, ya que sacó puntos como visitante contra Nacional Potosí, pero no pudo rendir como local ante los líderes. En total, los albiverdes cedieron 11 unidades en casa, producto de 4 empates (Wilstermann, Bolívar, Always Ready, Nacional Potosí) y una derrota (The Strongest).

Oriente tuvo más tiempo el balón, pero no supo qué hacer con él, lo que muestra una falta de generación en su medio sector. Los albiverdes carecieron de un hombre pensante que acompañe a Lucas Mugni en la función creativa. La resolución de las jugadas de gol también tuvo una baja calificación, marcando un escaso 33% de las ocasiones.

REFUERZOS 2020:

BAJAS. Sueliton Nogueria (BRA), Alexis Ribera, Lucas Mugni (ARG), Pablo Ruiz (ARG), Nicolás Franco (ARG), Carlos Añez, Mauricio Sperduti (ARG), Carlos Añez, José Peñarrieta, Gustavo Salvatierra

ALTAS: Marco Bueno (MEX delantero), Oscar Salinas (CHI – delantero), Jaime Carreño (CHI- Volante ofensivo), Rodrigo Banegas (San José), Juan Carlos Montenegro (Guabirá), Matheo Zoch (Royal Pari), Ronaldo Sánchez (The Strongest), Santos Navarro (Sport Boys), Widen Saucedo (Destroyers), Wilfredo Soleto (Sport Boys), Daniel Franco (ARG – Defensor)

Como otros clubes, Oriente Petrolero decidió abrir la billetera y rearmar toda su estructura desde cero. La crisis en el fútbol chileno fue bien aprovechada por el cuadro albiverde, ya que propició la llegada de varios elementos de interesante calidad en el sector creación-ofensivo donde tuvo tantos problemas. Los refineros decidieron también contratar a lo mejor de otros clubes cruceños, como Matheo Zoch, “Chendo” Montenegro, Widen Saucedo y Wilfredo Soleto. En el arco estará un “made in Oriente” como Rodrigo Banegas, de gran temporada en San José y amplio favorito respecto a los otros porteros.

 

NACIONAL POTOSÍ

Sin duda uno de los bajones en rendimiento más notorios del Clausura fue el de Nacional Potosí.

Los rancho-guitarras salvaron el año con su gran primer semestre donde estuvieron a tiro de ser campeones. Durante el Apertura cosecharon 50 de los 84 puntos anuales y para este Clausura duplicaron la cantidad de goles recibidos de 22 (arco menos vencido del Apertura) a 45.

Tras el receso de Noviembre por los conflictos, Nacional solo ganó un partido como local (Royal Pari) en 10 fechas, incluyendo 3 derrotas en casa ante The Strongest, Wilstermann y Real Potosí.

Pese al bajón en el rendimiento, el promedio de efectividad de los potosinos fue uno de los mejores, marcando un 41,6% de las ocasiones de gol.

REFUERZOS 2020:

BAJAS. Alberto Illanes (Entrenador), Enzo Maidana (ARG), Luis Aníbal Torrico, Marcos Andia, Bruno Pascua, Víctor Galaín. 

ALTAS: Jeaustin Campos (Costa Rica – Entrenador) Mauro Bustamante (ARG- delantero), Luis Carlos Arias (COL-volante), Nicolás Royón (URU – delantero), Rodrigo Cabrera (URU – Defensor), Francisco Rodríguez (Always Ready), Jorge Cuellar (Independiente Petrolero), Óscar Añez (Always Ready)

Si de algo se ha caracterizado Nacional Potosí es de ser uno de los clubes de occidente con mejor scouting en fichajes. Rodrigo Cabrera será sin duda el líder de la defensa “rancho guitarra” con su juego fuerte pero efectivo. El retorno de Nicolás Royón (de gran primer paso), y el fichaje de Bustamante y Arias le dan al ataque un equilibrio perfecto en generación, creación y potencia. Pero los frutos de este buen trabajo inicial dependerán de la mano del nuevo entrenador, el tico Jeaustin Campos, quien ya tuvo un decoroso paso por Blooming.

 

BLOOMING

Resultan poco creíbles las cifras de Blooming en el Clausura, especialmente considerando el estilo que Erwin Sanchez imprimió en sus dirigidos.

Para Sánchez, la falta táctica para detener al rival y el ceder el control del balón para apelar a la contra eran las mejores herramientas. Sin embargo, en más de una ocasión, la academia cruceña perdió jugadores por una exagerada aplicación de fuerza.

Por este motivo, Blooming es uno de los cuadros con mayor cantidad de faltas (449) y el segundo con más amarillas (85) en el Clausura.

Pero su principal carencia fue la falta de gol. Las lesiones de su dupla Ra-Ra (Rafinha y Rafael Barros) le pasó una fuerte factura a Blooming en el segundo semestre. Tras un prometedor Apertura con 55 goles anotados, las cifras de goleo bajaron un 40%, registrando solo 34 goles.

Los goles recibidos también fueron un dolor de cabeza para «Platiní». Los 45 goles en contra del Apertura aumentaron a 55, de los cuales 41 fueron fuera de casa.

Pero sin duda el mayor perjuicio para el Clausura de Blooming fueron los cruces entre equipos cruceños en Santa Cruz. De 30 puntos en juego en el Clausura (10 partidos local/visitante) la ‘Academia’ cruceña solo obtuvo 18 (al igual que Oriente Petrolero).

REFUERZOS 2020:

BAJAS. Erwin Sánchez (Entrenador), Alexis Blanco (ARG), Gabriel Ríos, Paul Arano

ALTAS: Miguel Ponce (Entrenador), Fernando Arismendi (URU – Volante), Juninho (BRA-delantero), Richard Spenhay (Real Santa Cruz), Jordi Candia (Sport Boys), José Peñarrieta (Oriente Petrolero), Gustavo “Tortuga” Fernández (ARG – Delantero), Helmut Gutiérrez (San José)

La era de Erwin Sánchez llegó a su fin y el prof. Miguel Ponce buscará con la academia repetir las glorias conseguidas en San José. Al igual que su tradicional rival, Blooming se nutrió de jugadores provenientes del agitado fútbol chileno. De entrada, podemos esperar un plantel ampliamente ofensivo con mucho juego frontal y creativo. Por lo mostrado en los primeros entrenamientos, el brasileño Juninho podría ser una válvula de salida por izquierda y un interesante complemento al juego de Rafinha y Rafael Barros que ya están prontos a su retorno.

 

ROYAL PARI

Parece curioso, pero Royal Pari quedó en 9no lugar del Clausura pese a solo recibir 5 goles más que Bolívar (39).

El cuadro ‘inmobiliario’ pagó cara la falta de experiencia en puestos claves. En la defensa, Anier Figueroa dio seguridad, pero también un juego brusco excesivo. En el medio sector, extrañó el aporte de Mauro Milano en creación y no pudo coincidir con la irregular participación de Pablo Zeballos. Y en el ataque, apeló a John Jairo Mosquera como única solución de gol.

Con todas estas improvisaciones, el cuadro rojo no pudo repetir su gran performance de 2018 y con solo 28 goles anotados fue la 4ta peor delantera del Clausura.

Su campaña hubiera sido aún peor de no ser porque sacó ventaja en los cruces entre cruceños. De 30 puntos en juego en el Clausura (10 partidos local/visitante) los inmobiliarios recaudaron 19 unidades, siendo los de mayor rendimiento en estos cruces.

El juego pasivo de Royal Pari pareció tenerlo a momentos como un simple participante y no como un club en busca de gloria. Su rendimiento produjo indicadores bajos tanto en creación (216 acciones ofensivas y solo 94 remates), en definición (29,8% de efectividad) y en recuperación (373 faltas).

Fuera de Santa Cruz, todas fueron derrotas, a excepción de 2-2 obtenido ante Bolívar en la última fecha.

REFUERZOS 2020:

BAJAS. Francisco Maturana (COL – Entrenador), Saulo Guerra, Edson Vásquez, Cristian Coímbra, Diego Rivero, Matheo Zoch, Alan Loras, Mauro Milano, Óscar Díaz, Juan Carlos Zampieri, Brahian Eguez

ALTAS: Miguel Ángel Portugal (ESP – Entrenador), Luciano Ursino (Sport Boys), Iker Hernández (San José), Bruno Miranda (Wilstermann), Alonso Sánchez (ESP-volante de creación), Ariel Juárez (San José)

Los ‘inmobiliarios’ decidieron ponerle fin a la camada con la que llegaron al profesionalismo y refrescar su plantel con jugadores ya acostumbrados al medio. Como lo demuestra el análisis, la zona de creación-definición fue la más deficitaria, motivo por el cual se hizo hincapié en reforzar este sector. La llegada del prof. Miguel Ángel Portugal y los volantes Iker Hernández y Alonso Sánchez prometen un juego técnico muy al estilo europeo para conectarse con la nueva dupla de delanteros, Luciano Ursino y John Jairo Mosquera.

 

AURORA

Lejos del bochorno y la polémica de su participación en las últimas fechas, Aurora salvó el año en el “desquite” de la penúltima fecha.

Aurora fue el peor del torneo en generación de juego (solo 171 acciones y 68 remates a arco) y el segundo peor promedio de posesión (43,4%), pero su efectividad “moderadamente buena” (35,3%) lo diferenció de los que perdieron la categoría.

Pese a tener uno de los peores segmentos de creación, Aurora salvó la categoría porque sus pocos goles llegaron en partidos clave. Fue tan pobre el promedio de gol en Aurora que toda su producción (24 goles en 26 partidos) estuvo a punto de ser igualada por un solo jugador de Bolívar (Juan Miguel Callejón anotó 19 goles).

Pero sin lugar a dudas, el mayor dolor de cabeza en el plantel cochabambino fue la parte física de varios de sus jugadores. En más de un partido se vio un rendimiento famélico que no alcanzaba a rendir ni siquiera 60 minutos de juego.

REFUERZOS 2020:

BAJAS. Agustín Cousillas (ARG), Nicolás Marotta (ARG), Iván Huayhuata, William Álvarez, Francisco Rivero, Jaime Villamil

ALTAS: Alex Arancibia (Sport Boys), Cristian Vargas (libre), Yasmani Duk (libre) y Nicoll Taboada (libre) Erick Rivera (SAL-delantero)

Contrario al resto de los planteles antes mencionado, Aurora parece no haber analizado sus falencias antes de realizar incorporaciones. Los celestes perdieron hombres clave en sus 4 sectores y, salvo Arancibia, el resto de sus contrataciones vienen de bajas temporadas de presentación. En pasados días se descartó la contratación de Augusto Andaveris, uno de sus goleadores históricos que sale de una complicada lesión.

 

REAL POTOSÍ

Por segundo año consecutivo, Real Potosí es el equipo con más goles en contra. En 2018 recibió 126 tantos y para esta gestión «redujo» a 116.

En el Clausura, el cuadro ‘lila’ no tuvo problemas haciendo goles, pero si evitándolos. Generó 275 acciones ofensivas (superando a Wilstermann) pero con un promedio de 2 goles en contra por partido es complicado saber llevar un resultado.

Sumado a esto, Real Potosí es uno de los equipos con mayor cantidad de faltas, amarillas y expulsados en el torneo, por lo que no pudo tener un plantel base completo en el tramo final.

A los “leones” de la Villa Imperial los salvó del descenso su buena labor en casa. Salvo Oriente Petrolero (ganó en Potosí 0-1), sus víctimas favoritas fueron los otros 5 clubes cruceños, a quienes derrotó sin problemas.

Para la gestión 2020, necesita mejorar el trabajo en tiempo-distancia, ya que varias de sus acciones ofensivas quedaron en nada por incurrir en reiteradas posiciones adelantadas.

REFUERZOS 2020:

BAJAS. Marcos Ferrufino (entrenador) Juan Vogliotti, Aldo Gallardo, Miguel Mercado (arquero), Jaime Arrascaita, Gustavo Pinedo, Marcelo Flores, Fernando Adrían, Ignacio García, Carlos Tordoya

ALTAS: Walter Grazziosi (ARG entrenador), Nicolás Aguirre (ARG-defensor), Dustin Maldonado, Óscar Díaz (Sport Boys), Carlos Balcera, José María Méndez, Ronald Eguino (San José), Gustavo Salvatierra (Oriente Petreolero), Leandro Maygua (Tomayapo) Rodrigo Borda (San José), Brian Hinojosa (Destroyers) Fran Pastor (ESP-volante), Juan Juncos (ARG-delantero)

Real Potosí madrugó en el tema de refuerzos e hizo lo más práctico, contratar gente experimentada del medio local. Los números lilas en el Clausura no son malos, pero necesitaban mayores opciones principalmente en su sector defensivo. Ronald Eguino, vuelve como profeta al club en el que fue campeón y figura, y junto con el argentino Nicolas Aguirre buscarán cerrar los caminos a tantos goles en contra.

GUABIRÁ

Puede no parecerlo, pero este fue uno de los peores torneos para Guabirá en los últimos años. Nos solo tuvo los peores promedios de gol (22) y efectividad (23,6%) sino también la peor delantera y la mayor cantidad de faltas (526).

Los “diablos rojos” se coronaron como los reyes del empate en el Clausura. Los ocho empates conseguidos le permitieron salvar la categoría, pero le costaron no tener un premio internacional para 2020.

En el Clausura, los montereños promediaron menos de 1 gol por partido (0,78) algo muy problemático si te hacen más de 100 goles en toda la temporada. La carencia de gol ya pasó factura al plantel, donde se confirmó la salida de toda la línea ofensiva extranjera y la contratación de los goleadores Juan Leandro Vogliotti y Alejandro Quintana como carta gol para 2020.

En más de una ocasión terminó empatando partidos ya ganados, pero también supo remontar resultados adversos. Esto demuestra que Guabirá si tenía las condiciones para conseguir mejores resultados, pero las distracciones y la falta de resto físico lo terminaron conminando a los últimos lugares.

REFUERZOS 2020

BAJAS. Waldemar Acosta (URU), Michel Acosta (URU), Rogerio Leichweis (PAR), Marcelo Aguirre (ARG), Gualberto Mojica, Juan Carlos Montenegro

ALTAS: Juan Vogliotti (ARG – Delantero), Álvaro Quiroga (Sport Boys) Marcos Andia (Nal. Potosí), Heber Leaños (San José), Bruno Pascua (Nal. Potosí), Víctor Galaín (Nal. Potosí), Cristian Silos (Real Tomayapo), Alejandro Quintana (ARG-Delantero) 

De todos los coleros, Guabirá fue el que más abrió la billetera a refuerzos. Al ser el equipo con peor promedio de gol decidió fichar a 4 expertos en anotaciones. Vogliotti, Quintana, Pascua y el goleador del ascenso, Cristian Silos, serán desde este año los encargados de encaminar el triunfo para los diablos rojos. Por si fuera poco, Victor Galaín, ex “mariscal” defensivo de Nacional Potosí, será el encargado de encaminar al cuadro rojo desde atrás a los premios internacionales.

 

DESTROYERS

Tras mucha polémica innecesaria, Destroyers fue ratificado por el Consejo Superior como el equipo descendido por terminar en el último lugar de la tabla anual.

Los “cuchuquís” fueron los peores en casi todos los parámetros de análisis, justificando esta decisión. Además, tuvieron la peor línea defensiva del campeonato y el arco más vencido del Clausura, con 66 goles en contra.

Destroyers fue uno de los tres equipos con peor resto físico del año. A la gran mayoría de sus jugadores les costaba superar los 60 minutos de juego en resistencia, dejando la última media hora de cada partido para un ‘dibujo libre’ del rival.

Esta falta de preparación obligaba al cuchuquí a recurrir a la falta cuando perdía frecuentemente el balón. En total, los cruceños promediaron apenas 38 minutos de dominio por partido (42,7% del tiempo total) y fueron el segundo equipo con más amarillas (93) solo detrás de Always Ready.

 

SPORT BOYS

El fracaso de Sport Boys en la gestión 2019 no responde a responsabilidades de los jugadores, sino a errores dirigenciales que terminaron costándole su desafiliación.

En lo estrictamente deportivo, el “Torito” tuvo mayor rendimiento que Aurora, Guabirá y Destroyers, pero el descuento de seis puntos lo relegó al último lugar. Con 30 goles a favor y 42 en contra, los warneños pudieron estar tranquilamente en la media tabla del torneo.

La impotencia de estar en el fondo por errores ajenos ocasionó que los jugadores pierdan el control en las últimas cinco fechas. De las ocho expulsiones en el torneo, cuatro se dieron en los últimos cinco partidos.

Como el último campeón cruceño, Sport Boys no merecía este trágico final porque demostró ser un equipo con condiciones. Prueba de esto es que muchos de sus jugadores se quedarán en el profesionalismo esta temporada como refuerzos de varios clubes importantes.