Carlos Lampe, Johan Gutiérez y Rubén Cordano (los tres porteros de La Verde) posan junto a Hamlet Barrientos, preparador de porteros. Instagram: Carlos Lampe.
Lampe volvió a ser fundamental en el arco de la selección boliviana

Arco en cero: la racha que La Verde tardó casi tres años en cortar

Selección
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafcha
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchalunes, 11 de octubre de 2021

La victoria de la selección boliviana fue tan valiosa como necesaria en el andar de un equipo nacional que busca aferrarse a la esperanza de luchar hasta el final por un cupo al Mundial de Catar 2022.

El gol de Ramiro Vaca significó tres puntos que Bolivia no podía alcanzar desde hace cinco compromisos en la clasificatoria mundialista y nueve a nivel general, contando también su participación en la Copa América, lo que dejaba un balance de siete derrotas y dos empates, desde aquel triunfo que logró el cuadro nacional ante Venezuela, el pasado 3 de junio.

La victoria boliviana no solo significó cortar esa racha negativa de partidos sin ganar, sino que también le puso fin a un dato nefasto que perseguía el accionar de La Verde: dejar su arco en cero.

Lampe ante Brasil, en la última vez que Bolivia dejó su arco en cero por eliminatorias.

Firmar un partido sin goles en contra era algo que perseguía César Farías y que no había podido alcanzar en los últimos partidos, sobretodo porque el comportamiento defensivo del equipo dejaba dudas constantemente. Sin embargo, ante Perú esto llegó a su fin.

El dato no es menor, pues tuvieron que pasar 2 años y 11 meses para que el arco de La Verde no fuera vulnerado, siendo el 20 de noviembre de 2018 la última vez que esto ocurrió, cuando se empató sin goles ante Irak, en un partido amistoso que se llevó a cabo en los Emiratos Árabes Unidos. En esa oportunidad, el arquero fue Guillermo Vizcarra.

En esos casi tres años, la selección boliviana permitió 63 goles en 26 partidos, lo que dejó un promedio de 2,42 goles permitidos por partido

Por eliminatorias, fueron cuatro años recibiendo al menos un gol

El dejar el arco en cero es algo que buscan constantemente los equipos nacionales, sobretodo en el camino de las eliminatorias, pues a partir de una solidez defensiva se pueden ir consoldando otros resultados.

Si bien fueron casi tres años en partidos oficiales, la racha se amplia un año más si solo se toman en cuenta los partidos por clasificatorias CONMEBOL, ya que la última vez que La Verde no recibió goles en esta competencia fue el 5 de octubre de 2017, cuando empató sin goles ante Brasil, en el estadio Hernando Siles de La Paz, en el camino hacia Rusia 2018.

Tuvieron que pasar once partidos por eliminatorias desde aquella vez que Carlos Lampe le negó el arco a la Canarinha para que Bolivia volviera a ser impenetrable en defensa; en esa cantidad de encuentros, el combinado nacional recibió un total de 30 goles.

Lampe, fundamental

Así como aquella tarde octubre ante Brasil, la figura de Carlos Lampe volvió a erigirse como una de las piezas claves para que La Verde no recibiera goles.

Según las estadísticas de SOFASCORE, ante Perú, el golero firmó una destacada actuación, con cinco atajadas, dos de ellas cercana y una atajada clave en el bombazo de Marcos López en la primera parte, el cual se encontró con una intervención espectacular por parte de Lampe.

Además, el guardameta de Velez dio 10 pases correctos de 12 que intentó, para una efectividad del 83%, un aspecto que ayudó a que Bolivia construyera desde el fondo con salidas limpias en un partido que finalmente puso fin a una racha tan extensa como negativa.