Novak Djokovic ganó el Grand Slam australiano en 2021.
El serbio debe esperar una decisión favorable de una autoridad del gobierno australiano para confirmar definitivamente su participación

Australian Open: Djokovic fue incluido dentro del sorteo del cuadro individual

Internacional

Este jueves, la organización del Abierto de Australia hizo el sorteo de emparejamientos del Grand Slam que se jugará desde el lunes, 17 de enero. La sorpresa dentro de los tenistas participantes fue la aparición del nombre de Novak Djokovic, quien pese a tener problemas con el gobierno australiano por recibir una exención médica para jugar sin estar vacunado contra el covid-19 (que afectó a su visa) fue tomado en cuenta por la organización del torneo tenístico.

Que Djokovic esté dentro de los participantes del Australian Open de este año no significa que su presencia esté confirmada. La última palabra la tiene el ministro de Inmigración de Australia.

Djokovic, a la espera de una decisión favorable

Pese a que la organización del Abierto de Australia haya incorporado a Djokovic dentro de los tenistas participantes, la decisión de permitir que el serbio juegue o no el Grand Slam está en manos de Alex Hawke, ministro de Inmigración de Australia.

La autoridad australiana puede volver a cancelar la visa de Djokovic por incumplir los requerimientos de ingreso al país oceánico que incluyen estar vacunado contra el covid-19. De suceder esto, ‘Nole’ sería deportado nuevamente y perdería la posibilidad de jugar el primer Grand Slam del año.

¿Serbio vs. serbio?

Hasta que Hawke tome una decisión respecto a la estadía de Djokovic en Australia, el serbio jugaría en primera ronda contra Miomir Kecmanovic, su compatriota.

En el historial de enfrentamientos, Djokovic y Kecmanovic se medirían por segunda vez. El primer antecedente lo tuvieron en el ATP 250 de Belgrado en abril de 2021. En aquel entonces, los dos tenistas serbios se enfrentaron en cuartos de final; Djokovic se impuso por 6-1 y 6-3.

Para la edición 2022 del Abierto de Australia, otra medida que se decidió aprobar es la de reducir el aforo del público a un 50%. Esto debido a la ascendencia de casos de contagio por covid-19 en el país oceánico.