Ballivian denuncia racismo en el ‘Tahuichi’ Aguilera
El escenario cruceño vuelve a estar en el ojo de la tormenta

Ballivian denuncia racismo en el ‘Tahuichi’ Aguilera

Wilstermann

Wilstermann conquistó una victoria destacada ante Oriente Petrolero en Santa Cruz, en el marco de la décima fecha del Torneo Apertura. Sin embargo, no todo fue color de rosas en el paso del aviador en tierras cruceñas.

Luego de conseguir el triunfo, el jugador Ramiro Ballivian denunció en su cuenta de twitter que sufrió gritos racistas en el estadio Ramón ‘Tahuichi’ Aguilera, un hecho que no es la primera vez que ocurre en el escenario cruceño.

El yungueño se expresó en sus redes sociales, destacando la importancia del partido que ganaron, pero lamentando el hecho que vivió e incluso pidiendole un pronunciamiento al presidente de la Federación Boliviana de Fútbol.

«Feliz por los tres puntos vamos rojo…pero que tristeza que los actos racistas sigan en nuestros estadios y ojalá que el Presidente de la federación César Salínas pueda tomar cartas en el asunto, soy Afroboliviano orgulloso de mi color de piel», señaló el jugador de Wilstermann.

En menos de un mes, Oriente Petrolero se ha visto involucrado en dos denuncias por actos racistas, ya que previo a este episodio, el Club Vasco da Gama denunció que el portero Alexander sufrió gritos raciales por parte de hinchas del equipo refinero durante el partido de Copa Sudamericana que se celebró el pasado miércoles 19 de febrero.

Díaz confirmó la denuncia de Ballivian

Ante lo que manifestó Ramiro Ballivian, el técnico Cristian Díaz salió al paso para reafirmar lo dicho por su jugador, manifestando que el también escuchó los gritos racistas en el ‘Tahuichi’ Aguilera.

«Escuché como escucho en otras canchas. A veces se le exige a la policia que resuelva el tema, pero es difícil encontrar al tarado que grita las boludeces que grita», condenó el técnico de Wilstermann.

Díaz fue más allá y señaló que la situación «es una falta de respeto muy grande» y «un problema muy serio de educación que no pasa solo en este país».