Jorge Flores, Marcos Riquelme y Fidencio Oviedo se terminaron marchando.
Un total de once jugadores no seguirán en el cuadro celeste

Bolívar terminó haciendo ‘limpieza de fin de año’ en sus filas

Bolívar

El mercado de fichajes se movió de forma intensa en el primer fin de semana del 2021, con altas y bajas que ocuparon espacio dentro de las principales novedades del fútbol nacional.

Uno de los equipos que más atención acaparó fue Bolívar, no por el anuncio de refuerzos, sino porque confirmó la no continuidad de varios de sus elementos que vistieron la camiseta celeste en el 2020.

La ‘Academia’ le dijo adiós a un total de once jugadores, realizando una limpieza en sus filas y pensando en renovar gran parte del plantel para este 2021, luego de una decepcionante temporada en la que terminó en el tercer lugar del Apertura y no destacó en ninguna de las dos competencias internacionales que disputó.

Uno tras otro, el cuadro celeste anunció en sus redes sociales la salida de los porteros Widen Rojas y Guillermo Vizcarra; de los defensores Óscar Ribera, Roberto Domínguez y Jorge Enrique Flores; los mediocampistas Mateo Flores, Juan Cataldi, Fidencio Oviedo y Cristhian Machado; y los delanteros Marcos Riquelme y Vladimir Castellón.

Por contraparte, el equipo paceño anunció el arribo de Jhon García, joven mediocampista ofensivo cruceño, ficha del Huachipato chileno y que el año pasado vistió la camiseta de Oriente Petrolero.

6270 minutos y 84 partidos no fueron suficientes

En la salida de estos once jugadores, destacan tres casos particulares, quienes a pesar de tener regularidad y minutos, terminaron no renovando con la ‘Academia’: Jorge Enrique Flores, Cristhian Machado y Marcos Riquelme.

En el caso del lateral izquierdo, Jorge Enrique Flores, Bolívar se desprendió de un jugador que firmó un total de 24 compromisos, entre torneo local, Libertadores y Sudamericana, disputando 1995 miinutos y acumulando una importante regularidad, a la cual el técnico Natxo Gonzáles terminó bajándole el dedo por situaciones extradeportivas que se sucitaron en la recta final del campeonato.

Otro caso curioso fue el de Cristhian Machado, el volante de primera linea que tampoco seguirá en Bolívar, más allá de su buen rendimiento, aquel que incluso hizo que Marcelo Claure lo destacara como pieza fundamental en el equipo celeste.

Machado jugó un total de 27 compromisos, incluyendo las tres competiciones, estando en cancha por 1699 minutos, convirtiéndose en una pieza clave en el mediocampo bolivarista. No obstante, el equipo celeste lo dejó ir y ahora vestirá la camiseta de Always Ready para el 2021.

El ‘Pelado’ se marchó, a pesar de ser el goleador del Apertura 2020 con 20 tantos.

Finalmente, el cuadro académico tampoco resolvió la continuidad de Marcos Riquelme, quien se marcha tras un 2020 en el que anotó su segunda mayor cantidad de goles en un año, aunque con menos partidos en cancha debido a que se jugó un solo torneo.

El ‘Pelado’ terminó siendo el goleador celeste y también del campeonato boliviano, anotando 20 goles. Además, celebró tres tantos en Libertadores y otros tres en Sudamericana, para cerrar la temporada con 26 goles, cuatro menos que en el 2018, su mejor campaña.

Riquelme se marcha tras jugar 30 partidos, 22 en el Apertura 2020, cuatro en Copa Libertadores y Cuatro en Copa Sudamericana. En total, jugó 2576 minutos, pero no llegó a un acuerdo para su continuidad, por lo que Bolívar deberá buscar como compensar sus goles.

Domínguez, Oviedo y Ribera, en el segundo lote de despedidas

Si bien las despedidas de Flores, Machado y Riquelme llamaron la atención, no se quedan atrás las de Roberto Domínguez, Fidencio Oviedo y Óscar Ribera, quienes tampoco siguen.

Contrario a lo que piensen muchos, el rendimiento de Domínguez y Oviedo acumuló bastantes minutos, e incluso terminaron siendo piezas inamovibles en el once titular celeste.

Oviedo en un pasaje del partido ante Wilstermann.

El salvadoreño Domínguez jugó 18 partidos en el Apertura 2020, 15 de ellos como titular, con 1424 minutos en cancha. Mientras que en competencia internacional jugó dos partidos por Copa Sudamericana, disputando 70 minutos.

Por su parte, el paraguayo Oviedo disputó un total de 28 partidos en el 2020: 24 por torneo local y cuatro en Copa Libertadores. El mediocampista de contensión fue muy criticado por su peso y su rendimiento, pero fue de menos a más, hasta ser considerado habitual en los partidos que dirigió Natxo González; no obstante, los 2209 minutos que terminó jugando no fueron suficientes para convencer a la dirección deportiva del club.

Óscar Ribera también se marcha de Tembladerani

Otro caso curioso fue el de Óscar Ribera, un hombre al que también Marcelo Claure consideró clave para la nueva época que se avecina en Bolívar, pero que terminó diciendo adiós a la camiseta celeste. El ‘Yuyi’ salió al rescate de la banda derecha cuando se lesionó Diego Bejarano y terminó disputando 15 partidos en el ámbito local y tres en el internacional, para acumular 1262 minutos en todo el 2020.