Bolívar volvió a las practicas tras dos días sin entrenar
Los jugadores celestes esperan el cumplimiento del salario de septiembre

Bolívar volvió a las practicas tras dos días sin entrenar

Bolívar
Avatar
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchajueves, 7 de noviembre de 2019

La incertidumbre se hizo presente en Bolívar en las últimas 48 horas, luego de que la plantilla celeste no entrenara los días martes y miércoles, lo que generó muchas dudas en el entorno académico.

Desde el seno directivo celeste no le daban mayor importancia y argumentaron que el miércoles no trabajaron debido a la situación del país. Sin embargo, toda la plantilla asistió a la sede de Tembladerani, quitandole un poco de validez a esta versión que otorgó Sabino Aguad, asesor técnico del equipo, abriendo paso a la versión extraoficial: deuda pendiente del mes de septiembre.

Ante este panorama, la expectativa se centraba en la sede deportiva de Bolívar en la mañana de este jueves, pues existía la posibilidad de ampliar la decisión de no entrenar por tercer día consecutivo. Sin embargo, los jugadores llegaron a un compromiso con el Cuerpo Técnico que lidera César Vigevani y saltaron al cesped de Tembladerani, para retornar su trabajo con normalidad. En la sesión estuvieron todos los jugadores, salvo Juan Miguel Callejón, quien tiene permiso del club y se encuentra en España, acompañando a su esposa que está en proceso de gestación.

El acuerdo se extendió hasta la directiva de BAISA, pues los jugadores aceptaron volver a los trabajos siempre y cuando exista una respuesta económica por parte de la administración del club en las próximas horas. Para ello, deberán esperar reunirse con Dardo Gómez, Gerente General de BAISA, quien será el responsable de llegar a un acuerdo con la plantilla del último campeón del fútbol boliviano.

Con los jugadores nuevamente vestidos de corto, la calma retornó a Tembladerani, al menos hasta ahora. El balón lo tiene ahora la administración del club, de la cual los profesionales esperan que cumplan el compromiso acordado con respecto al salario pendiente de septiembre, para no volver a tener que dar paso a la incertidumbre en territorio celeste.