Brasil 1950: 70 años del primer mundial de la post guerra
Tras 12 años de suspensión por la segunda Guerra Mundial, el fútbol volvió a unir a los pueblos en una pelota

Brasil 1950: 70 años del primer mundial de la post guerra

Internacional
Manuel Urquieta | Twitter: @KikaiScouting
Manuel Urquieta | Twitter: @KikaiScoutingmiércoles, 24 de junio de 2020

Han transcurrido 70 años desde el reinicio de las mundiales finalizada la segunda gran guerra. Un día como hoy, Brasil asumía el desafío de volver a organizar un mundial y unir en un campo de juego a las naciones tras el peor capítulo de la humanidad.

Luego de que las ediciones de 1942 (en la Alemania nazi) y 1946 fueran suspendidas, Sudamérica aparecía como ambiente ideal para un nuevo inicio. Lamentablemente para los cariocas,  lo que comenzó como una fiesta terminaría con una de sus páginas mas dolorosas, con el recordado “maracanazo”.

EDICIÓN ATÍPICA

La reconstrucción de varios países durante la post guerra mermó la participación de los seleccionados, y de 16 invitados solo pudieron acudir 13. Entre las principales atracciones, además de la poderosa Brasil de Ademir y Jair, estaban los seleccionados de Italia, Inglaterra y Uruguay.

La escuadra “azurri” llegaba de uno de los dolosos deportivos más grandes de su historia. Un año antes había perdido a gran parte de sus seleccionados en el desastre aéreo del Torino contra la Basílica de Superga en Turín.

Mientras que los ingleses, cuna del fútbol moderno, llegaban a su primer mundial de la historia tras superar una eliminatoria de tres partidos. Los británicos también celebraban con este campeonato su reafiliación a la FIFA luego de que en 1920 solicitaran su distanciamiento.

Por su parte Bolivia lograría su clasificación tras cancelarse el torneo triangular debido a la renuncia de la selección argentina. Así, los dos cupos en juego quedaron para Chile y la “verde”.

GRUPOS DISPAREJOS

La merma de selecciones obligó a una distribución poco equitativa de la primera fase. Los grupos A (Brasil, Yugoslavia, Suiza y México) y B (España, Inglaterra, Chile y USA) tuvieron solo cuatro participantes. El grupo C tuvo solo a Italia, Suecia y Paraguay y el grupo D tuvo solo a Uruguay y Bolivia.

La participación de la verde fue sumamente fugaz y dolorosa. Un solo partido con el abultado marcador de 8-0 que igualaba la marca histórica de Suecia a Cuba en el Mundial de 1938. Tuvieron que pasar más de 30 años para que en 1982 Hungría supere este record con una victoria de 10-1 sobre El Salvador.

DESENLACE INESPERADO

Según el antiguo formato, la fase final del torneo se jugaba en un cuadrangular final con los cuatro cabezas de serie. La clasificación trajo algunas sorpresas ya que Brasil y España avanzaban invictas, mientras que Suecia sacaba a Italia y Paraguay. Mientras que a Uruguay le había bastado vencer a Bolivia para acceder a esta fase final.

Con los cuatro finalistas el cuadrangular por el título empezó sin sorpresas. Mientras Uruguay empataba con España y vencía a Suecia con dificultad, Brasil las doblegaba por 6-1 y 7-1 respectivamente.  Este panorama auguraba una final sumamente beneficiosa para el cuadro local que solo necesitaba un empate para ser campeón.

Y con tanta expectativa, esta edición rompería otro record. El partido final se jugaba en el recién inaugurado Maracaná el 16 de julio de 1950 ante 200.000 personas. Ese mismo escenario, en el primer partido del torneo había sido estrenado por el local con una goleada sobre México por 4-0.

Pero la expectativa se convertiría en desconsuelo al finalizar los 90 minutos. Tras la apertura de marcador con Friaca marcando para los locales, llegaría una remontada de terror en solo 15 minutos. Schiaffino y Ghiggia le daban a los “charrúas” una impensada victoria y su segunda copa mundial tras su edición de 1930.

El final del partido era una pintura abstracta de desconsuelo y decepción en el rostro de los cariocas. Tanta fue la tragedia para Brasil que una ola de suicidios acompañó los días consecuentes a la final, cerrando con luto el primer mundial de la post guerra.