El técnico de Senegal subrayó la importancia de enfrentarse a un oponente como la ‘Verde’

Cissé describe a Bolivia como un equipo agresivo

Bolivia y Senegal se medirán este sábado, 24 de septiembre (13:00, HB), en un amistoso que se disputará en suelo francés. Además de la ‘Verde’, los ‘Leones de Teranga’ se enfrentarán a Irán el próximo 27 del mismo mes.

Respecto a ambos rivales, algunos miembros de la prensa del país africano no los consideraron competitivos. Esto los llevó a cuestionar al entrenador, Aliou Cissé, del por qué no se escogió jugar contra equipos de mayor categoría.

Al respecto, el técnico de Senegal no coincidió con sus compatriotas y dejó en claro que lo importante es jugar partidos, independientemente del rival.

“Yo entiendo que quieres que juguemos partidos de gala, pero nosotros jugamos partidos para prepararnos realmente para la Copa del Mundo”, expresó Cissé.

Sadio Mané observa el trofeo de la Copa Africana de Naciones que Senegal ganó en febrero de 2022 ante Egipto. Foto: AFP.

Un equipo agresivo y organizado

El estratega de 46 años señaló lo que piensa de Bolivia y el hecho de que pertenezca a Sudamérica.

“Bolivia es un equipo de Sudamérica que tiene cierta agresividad y que tiene una organización que no es mala. Sabemos del nivel que representan estos equipos sudamericanos”, declaró el timonel senegalés.

En la fase de grupos, los africanos se verán las caras (en el grupo A) contra Catar, Países Bajos y Ecuador.

Con relación a esta última selección, el técnico africano dijo que enfrentarse a un conjunto sudamericano como Bolivia puede dar una idea de cómo juega Ecuador, país que también es parte del mismo continente.

“Creo que pueden quedar buenas cosas (jugar contra Bolivia), nos pueden dar más pistas de lo que pretendería una selección de esa parte del mundo, ya que también en el Mundial de Fútbol nos vamos a encontrar con una”, afirmó Cissé.

Al duelo ante la ‘Verde’, Senegal no podrá contar con Keita Baldé Diao, una de sus máximas figuras.

El delantero del Spartak de Moscú (que también pasó su fútbol por el Inter de Milán o el Mónaco de Francia) fue suspendido sin jugar ningún partido oficial hasta diciembre debido a una infracción de protocolo de un control antidopaje (todavía no se especificó cuál) que sucedió la pasada temporada cuando militaba en el Cagliari de Italia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.