¿Cómo se marcó a Ronaldo en la final de 1997?
El 'Toro' Sandy revela los secretos del trabajo defensivo de La Verde en la recordada final de la Copa América

¿Cómo se marcó a Ronaldo en la final de 1997?

Selección
Avatar
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchamartes, 30 de junio de 2020

En el equipo de esa tarde del 29 de junio de 1997, Antonio López no varió y arriesgó jugando con una linea de tres que tuvo como protagonistas a Óscar Sánchez, Juan Manuel Peña y Marco Antonio Sandy.

Al frente estaba una Brasil que juntó a Edmundo y a Ronaldo en el frente de ataque. Eran tres defensores contra dos atacantes para un partido exigente.

Luego de 27 años de aquel famoso partido, Sandy revela la formula de trabajo que se empleó para frenar a los dos delanteros de la ‘Canarinha’, pero principalmente a Ronaldo, máximo referente.

«A los tres nos tocó marcar a los dos, a él y a Edmundo, pues tenían mucha movilidad», señala el ‘Toro’ antes de adentrarse en las ordenes de López para frenar al ‘Fenomeno’.

«Los tres centrales teníamos que marcar apurandolo, presionándolo. Eran las indicaciones», reconoce Sandy. ¿Cuál era el objetivo? «Si lo apurabamos y la tiraba larga, llegaba siempre la cobertura de Juan Manuel Peña». Trabajo sincronizado.

La tarea se estaba cumpliendo y Ronaldo no tenia libertades. Apenas y había podido generar peligro, porque como dice Sandy, se le había marcado bien durante todo el partido.

No obstante, un parpadeo fue suficiente para que apareciera el entonces jugador del FC Barcelona. Corría el minuto 79 y el ‘Fenomeno’ aprovechó un pase en profundidad para hacer gala de sus virtudes. Encontró espacios y no perdonó.

«Lamentablemente en algún momento, no corrimos bien la linea, él se escapa y saca un remate terrible que Trucco no puede pararla», recordó Sandy en entrevista con El Selfie de Radio Monumental Bolivia. En la imágen se puede ver como Peña intenta llegar a la cobertura para bloquear el disparo, pero ya era tarde.

La tarea de los defensores nacionales fue correcta, pero en un abrir y cerrar de ojos, apareció el ‘Fenomeno’, marcó diferencia y el resto es historia conocida.