Conmebol hace caso omiso al brote de Covid en clubes que participan de la Libertadores
River Plate de Argentina y Nacional de Uruguay enfrentan múltiples casos positivos entre sus futbolistas

Conmebol hace caso omiso al brote de Covid en clubes que participan de la Libertadores

Internacional

En medio de un brote que generó 25 casos simultáneos de Covid-19 en River Plate, 20 de ellos jugadores, el club argentino confirmó que entrará en cancha este miércoles (19) ante Santa Fe por la quinta fecha de la Copa Libertadores 2021. River emitió un comunicado indicando que cumplirá con las determinaciones de la Conmebol y jugará contra el equipo colombiano a pesar de que actualmente solo 10 atletas están habilitados para jugar.

En la era profesional, en 120 años de vida, el Millonario se encuentra por primera vez ante esta crítica situación con un equipo completamente diezmado y deberá enfrentar a Independiente Santa Fe urgido en conseguir una victoria.

River Plate informó que se ajustará a la normativa de la Conmebol, que establece que mientras haya un mínimo de siete jugadores elegibles el equipo debe estar en campo para competir. De lo contrario, estará sujeto a las sanciones previstas en el reglamento.

Pese a que la Conmebol habilitó hasta 50 futbolistas para integrar la lista de buena fe de la Libertadores, El técnico Marcelo Gallardo inscribió 32 nombres. De la misma, 20 jugadores tienen coronavirus y otros dos están lesionados: Enzo Pérez sufrió un desgarró en el Superclásico ante Boca Juniors y Javier Pinola, todavía se recupera de una fractura del antebrazo derecho. Es decir que, por el momento, tan sólo hay 10 que pueden jugar y ni siquiera hay arquero, por lo que un futbolista de campo deberá ser improvisado en la posición. Armani, Lux, Bologna y Petroli están infectados de Covid-19, los cuatro guardametas se suman al resto de los jugadores del plantel.

Hasta el momento, los únicos 10 jugadores de River que están habilitados para jugar ante Santa Fe son: Milton Casco; Tomás Lecanda, Jonatan Maidana, Héctor Martínez, Fabrizio Angileri; Felipe Peña Biafore, Jorge Carrascal, José Paradela, Julián Álvarez y Agustín Fontana.

NACIONAL SUMA BAJAS

Otro de los clubes que disputa la Libertadores también enfrenta el brote de Covid entre sus jugadores, el Tricolor tiene que vencer este martes (18) a Universidad Católica para no quedarse fuera del torneo continental.

El resultado del viaje a Colombia trajo malas noticias para el club uruguayo, el costo de aquel encuentro ante Atlético Nacional es oneroso, el primer plantel perdió por culpa del COVID-19 a siete futbolistas. Ese número, pese a no ser tan alto como de River Plate, complicó el trabajo del cuerpo técnico porque ya se conocía que Christian Almeida y Camilo Cándido no podían ser utilizados por suspensión, Felipe Carballo se encuentra lesionado y está entre algodones Agustín Oliveros.

A estas bajas se sumaron las de Mathías Laborda, Joaquín Trasante, Emiliano Martínez, Gonzalo Vega, Maximiliano Cantera, Emiliano Martínez, Guillermo Centurión aislados por culpa del coronavirus y sin posibilidades de ayudar al Nacional para enfrentar hoy al equipo chileno, los uruguayos están obligados a ganar porque otro marcador lo elimina de la Libertadores.

Medios charrúas destacan que este golpe que entregó un viaje a Colombia nunca debió realizarse porque no se daban las condiciones para jugar allí debido a la crisis social que se vive en este país.

PARA LA CONMEBOL EL BALÓN NO PUEDE PARAR

La entidad que regula el fútbol en Sudamérica se mantiene irreductible ante la crisis sanitaria interna de los clubes afiliados, puede ser una muestra insignificante por tratarse de solo dos equipos, si se considera que son 32 clubes que participan de la fase de grupos en la Copa Libertadores 2021.

Parece que el presidente Alejandro Domínguez se olvidó que el mundo entero vive el segundo año de pandemia por causa del Covid, un hecho no menor porque a diferencia de otros continentes, los países sudamericanos aún enfrentan números elevados de óbitos y contagios por el virus.

La intransigencia ante la crisis sanitaria, convulsión social, como es el caso de Colombia, no son problema para mantener en actividad la Copa Libertadores, Copa Sudamericana y el próximo torneo de selecciones, Copa América.