Copa América: La vacunación no será obligatoria para los participantes del torneo
Decisión contrasta con lo anunciado por autoridades del gobierno de Brasil y dirigentes de la Conmebol

Copa América: La vacunación no será obligatoria para los participantes del torneo

Copa América

Representantes de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) y del ministerio de Salud de Brasil se reunieron el sábado (5) para definir los detalles de la inoculación contra el Covid-19 de jugadores y otros integrantes de la selección brasileña antes de la Copa América, prevista para comenzar el próximo domingo 13 de junio.

A diferencia de lo anunciado la semana pasada por Luiz Eduardo Ramos, ministro de la Casa Civil, la vacunación no será obligatoria para los participantes del torneo.

Los miembros de la selección anfitriona que quieran vacunarse recibirán la primera dosis de la vacuna el miércoles en Luque, Paraguay, en la sede de la Conmebol.

La entidad sudamericana recibió 50.000 dosis de vacunas como donación del laboratorio Sinovac, a cambio de ser patrocinador oficial de la Copa América.

En la reunión entre la CBF y el ministerio de Salud se adelantaron las negociaciones para que la segunda dosis de la vacuna se aplique en Brasil, en un intervalo de 14 a 28 días. Actualmente, esto no está permitido por la ley, que exige que todas las vacunas que ingresen al país sean destinadas al Sistema Único de Salud.

Sin embargo, la tendencia es que, al igual que ocurrió con los atletas que competirán en los Juegos Olímpicos de Tokio, los participantes de la Copa América ingresen al grupo prioritario del Plan Nacional de Inmunización (PNI).

Cabe destacar que la segunda dosis también sería con las vacunas recibidas por la Conmebol, sin interferir en la inoculación del resto de la población brasileña.

PRESIDENTE BOLSONARO REITERÓ SU APOYO AL TORNEO

El presidente Jair Bolsonaro participó el sábado (5) por la noche en una reunión del Consejo de la Conmebol durante la cual se discutió la realización de la Copa América en Brasil, prevista para el 13 de junio y amenazada por las protestas de los jugadores.

En la reunión, celebrada por teleconferencia –por lo tanto solo por voz y no por video–, Bolsonaro transmitió a la Conmebol el mensaje de que el gobierno de Brasil está listo para colaborar en la organización del torneo. El presidente asistió por unos minutos y luego se retiró.

El mensaje del gobierno de Brasil agradó a los dirigentes de la confederación, que vieron reforzada su postura de realizar la Copa América, aunque algunos jugadores se muestran reacios y mantengan su posición de que no participarán del torneo.