Desde Figo hasta Bebeto: los momentos inolvidables de Sandy en cancha
El ex defensor central recordó grandes anécdotas en Estudio Estadio de Radio Monumental Bolivia

Desde Figo hasta Bebeto: los momentos inolvidables de Sandy en cancha

Destacados
Avatar
Jorge Guilléndomingo, 19 de abril de 2020

Si algo coleccionó Marco Antonio Sandy en su carrera fueron vivencias dentro de una cancha, porque en 16 años de carrera, el ‘Toro’ tuvo muchísimos capítulos.

El ex defensor central se caracterizó siempre por su temperamento y personalidad al momento de saltar a la cancha, tanto en partidos oficiales como en los entrenamientos. «Siempre iba con todo, cada pelota que luchaba lo hacía como si fuera la última», recordó Sandy en la entrevista que sostuvo en Estudio Estadio de Radio Monumental Bolivia.

Esa personalidad lo llevó, por ejemplo, a competir en España o a defender la camiseta de la selección nacional, enfrentando rivales históricos y acumulando anécdotas que el mismo Sandy se encargó de traer a la mesa.

El día que Figo no lo pudo pasar

Después de cinco años a gran nivel en el Bolívar, Sandy cruzó el charco y llegó al fútbol español, luego de que el Real Valladolid lo fichara para la temporada 1995.

El ‘Toro’ no llegó solo al club español, pues compartió camarín con su compatriota, Juan Manuel Peña. Sí, el cuadro vallisoletano tenía a los dos defensores bolivianos en su plantilla.

El debut de Sandy en el cuadro español lo tildó de soñado, fue contra el Barcelona en el estadio Camp Nou. Un Barcelona que tenía en sus filas a un tal Luis Figo, marca fija del Toro en el partido.

Sandy (segundo de izquierda a derecha) en su presentación con el Valladolid.

«Lo marqué tan bien a Figo (Luis), que no lo dejaba pasar y hasta el día siguiente destacaron mi nivel y decían que yo era de los mejores extranjeros que llegaron a la liga», relató con una sonrisa.

Lastimosamente, Sandy se lesionó en su segundo partido en el Valladolid, a los 10 minutos del primer tiempo se le trabó la rodilla y se le rompió el ligamento cruzado.

Esa lesión truncó un paso que prometía para más, pero el cochabambino sigue recordandose con alegría de su paso por España. «Nadie me va a quitar lo bailado, era de esos partidos soñados«, señaló en la nota con Monumental.

La curiosa apuesta con Ruggieri

En 1993, durante el partido con Argentina, Sandy chocó fortuitamente con el rival, Darío Franco. El choque dejó en el argentino una desafortunada fractura de tibia y peroné.

Tras la jugada, todos los jugadores argentinos fueron encima del ‘Toro’ a insultarlo, salvo Claudio ‘Turco’ García. «El me decía que la jugada había sido fortuita», contó.

No obstante, la jugada es una de las más comentadas en la carrera de Marco Sandy y también lo fue en ese momento en la cancha, con rivales que fueron a increparlo.

«He visto la imagen 100 veces, no cobran falta. Yo invertía mucho en las canilleras, costaban más de 100 dólares, sino me quebraba también», recuerda Sandy sobre la acción que tuvo con Dario Franco, antes de mencionar la reacción que tuvo ante Óscar Ruggieri, el rival que más lo increpó.

«Él venía a decir que yo fui con la plancha y lo fui a partir, venía a insultarme, lo callé diciéndole si revisamos las imágenes y es como dices, dejo el fútbol, sino lo dejas vos». Hasta ahí llegaron los dimes y diretes con el ‘Cabezón’.

Bebeto, el único rival al que de verdad quiso lastimar

El ‘Toro’ confesó en el programa que hubo una sola ocasión en la que quiso lastimar a un rival, fue en 1993 en Recife, cuando Bolivia cayó goleada 6-0 por Brasil. El protagonista: Bebeto, hábil atacante brasileño que ese día trajo de cabeza a La Verde.

«Confieso que una sola vez fui a la mala a alguien y fue a pedido de los compañeros», comienza contando Sandy al momento de recordar la anécdota.

Bebeto, figura de Brasil en los 90 y único rival en la lista negra de Sandy

«Fue el partido con Brasil de Eliminatoria que nos ganaban 6-0 en Recife, Bebeto se burlaba de nosotros, hacía señas, había fila para patearlo», cuenta el ex zaguero, antes de dar el nombre del compañero que le pidió que fuera con todo ante el delantero.

«Etcheverry me dijo ‘partilo, si te sancionan yo te mantengo’, fue la única vez que si fui a la mala a querer lastimar a alguien, pero intentaba darle plancha con el balón». rememora ahora entre risas el valluno.