El camino de record que firmó el campeón

El camino de record que firmó el campeón

Fútbol
Avatar
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchadomingo, 23 de agosto de 2020

En un formato inédito, el Bayern Munich terminó conquistando su sexta Champions League con un registro también inédito, al salir campeón obteniendo el pleno de victorias.

Nunca antes en la historia de la competición, un equipo había levantado la ‘orejona’ ganando todos los partidos. Pero siempre hay una primera vez y el Bayern Munich se encargó de romper este registro.

Además, lo hizo marcando 43 goles y recibiendo solo ocho en contra. Estadisticamente, fue el equipo con mayor equilibrio y que mejor números dejó, acompañando el gran performance futbolístico.

Categórico desde la fase de grupos

La superioridad del equipo bávaro se mostró desde un inicio, con una primera fase en donde ya mostró señales de ser un equipom superlativo.

El cuadro teutón estuvo en el Grupo B, con el Tottenham, Estrella Roja y Olympiacos, tres rivales que fueron muy accesibles para Lewandowski y compañía.

El cuadro alemán terminó siendo un EQUIPO.

La participación del campeón comenzó con una goleada como local por 3-0 ante el Estrella Roja, para luego ir a Inglaterra y vencer por la mínima al Tottenham y cerrar la primera vuelta con un infartante triunfo en Grecia de 2-3 ante el Olympiacos.

En la segunda vuelta de la ronda de grupos, los alemanes superaron 2-0 a los griegos, le endosaron 6 al Estrella Roja en Belgrado y cerraron con una cómoda victoria de 3-1 ante el Tottenham, como locales.

Su primer lugar en el Grupo B no admitió discusión, cosiguiendo los 18 puntos en disputa, anotando 18 goles y recibiendo tres tantos.

Show del Bayern en la fase de eliminación directa

El sorteo lo emparejó en Octavos de Final ante el Chelsea y allí la superioridad del elenco de Flick tampoco admitió discusión alguna. Ganaron 0-3 en Stamford Bridge antes de la pandemia y redondearon la llave consiguiendo una nueva goleada de 4-1, cuando volvió la competencia.

Una vez que aterrizó en Lisboa, el Bayern se sabía muy superior al resto y se encargó de ponerlo en manifiesto en el partido ante el Barcelona, con el escandaloso 8 a 2 que ruborizó a los catalanes y llenó de confianza a los de Munich.

El Lyon fue un dulce para los teutones, quienes en semifinales se impusieron facilmente por 3 a 1, para así instalarse en una final en la que ofrecieron su versión más discreta en ataque, pero llena de seguridad y practicidad en el resto de las lineas.

Once partidos, once triunfos. El logro del Bayern Munich no tiene ningún apelativo, ni siquiera por el hecho de que la competencia se haya definido en un formato atípico, a un solo partido y en territorio neutral desde los Cuartos de Final.