El Coronavirus también obliga a cancelar la edición 2020 de Wimbledon
Primer Grand Slam que se cancela por una causa no bélica

El Coronavirus también obliga a cancelar la edición 2020 de Wimbledon

Tenis
Avatar
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchamiércoles, 1 de abril de 2020

El coronavirus sigue arrasando en el mundo del deporte, postergando y cancelando todo los grandes eventos. Si hace algunos días se anunciaba el aplazamiento oficial de los Juegos Olímpicos de este año para el 2021, ahora es el turno del Grand Slam de Wimbledon el que sufre los embates de la pandemia.

Y es que la organización de uno de los grandes torneos del circuito tenístico confirmó este miércoles que la edición del 2020 quedó oficialmente cancelada debido a la crisis que vive el mundo a causa del Coronavirus.

“Lamentamos que la Junta Principal del All England Club (AELTC) y el Comité de Gestión de The Championships hayan decidido hoy que The Championships 2020 se cancele debido a problemas de salud pública relacionados con la epidemia de coronavirus. El 134º Campeonato se organizará del 28 de junio al 11 de julio de 2021”, indicó en un comunicado el comité organizador del prestigioso certamen.

Este año, el torneo que se juega en el césped del All England Club tenía previsto desarrollarse entre el 29 de junio y el 12 de julio.

Una cancelación que pasará a la historia

Wimbledon 2020 pasará a la historia por ser el primer Gran Slam que se cancela debido a una situación no belica, ya que aquellos torneos que no se jugaron en su momento se concentran en dos eventos: el de la I Guerra Mundial, entre 1915 y 1919, y el de la II Guerra Mundial, entre 1940 y 1945.

Con esta decisión, el torneo británico se suspende por 11ª en la historia y ya es el major que más veces no ha podido disputarse junto a Roland Garros. Desde Wimbledon 1945 no se había cancelado ni un solo torneo de Grand Slam.

Es importante destacar que, a diferencia del Abierto de Australia, Roland Garros y el US Open, Wimbledon es el único de los torneos de Grand Slam que tiene seguro contra pandemias, lo que cubriría las pérdidas por venta de entradas y derechos televisivos. Se estima que, en cada temporada, el certamen genera ingresos de más de 250 millones de libras -una suma cercana a los 310 millones de dólares-.

Con Wimbledon fuera del calendario, el calendario de Grand Slams en el tennis aun espera que se pueda jugar el Roland Garros, el cual se pospuso para septiembre, y el US Open 2020 que mantiene la esperanza de realizarse entre agosto y septiembre en sus fechas habituales.

Independientemente de lo que ocurra con los dos eventos, lo que si no podrá hacer el Coronavirus es evitar que los cuatro Grand Slams se hayan cancelado, algo que hubiese ocurrido por primera vez en la historia, ya que el Open de Australia se disputó en enero.

En el peor de los escenarios, la temporada podría acabar con tan solo un torneo de esta categoría disputado, algo que no ocurre desde 1945, cuando solo el US Open mantuvo su actividad a pesar del conflicto bélico de la II Guerra Mundial