La casa de Universitario será la sede del partido final
Santiago se quedó sin el gran partido y CONMEBOL resuelve trasladarlo a la capital peruana

El Monumental de Lima es la nueva casa de la Final de Libertadores

Libertadores
Avatar
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchamartes, 5 de noviembre de 2019

Después de largas horas de reuniones y negociaciones con todos los personajes involucrados en la Final Única de la Copa Libertadores 2019, la CONMEBOL anunció que la ciudad de Lima será la nueva sede del partido que definirán River Plate y Flamengo.

En un encuentro con los presidentes de la Asociación de Fútbol de Argentina, la Confederación Brasileña de Fútbol, River Plate, Flamengo y la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile, con Alejandro Domínguez, máximo mandatario de la CONMEBOL, la organización resolvió como primer punto el no llevar a cabo la Final en Santiago de Chile, debido a la coyuntura social y política que se vive en el país chileno y que ha desencadenado en varias semanas de protestas.

Con la decisión tomada de no jugar en Santiago, el siguiente punto a definir era la nueva sede del partido. Distintas opciones aparecieron sobre la mesa: Miami, Medellín, Bogotá, Asunción, Montevideo y hasta Catar. Sin embargo, conforme pasaban las horas se iban descartando algunas ciudades, tras los pedidos y requerimientos de los clubes protagonistas.

Al final, el gran partido estaba entre dos ciudades: Asunción (Paraguay) y Lima (Perú). Una segunda reunión en horas de la tarde resolvió otorgar el compromiso entre River Plate y Flamengo a la capital peruana, escogiendo el estadio Monumental de Lima, casa del Universitario Deportes de Perú, como el escenario para recibir el encuentro, pautado para el próximo sábado 23 de noviembre.

De esta forma, Perú se recobra por la desazón por la pérdida de la final de la Copa Sudamericana 2019 y el Mundial Sub 17, compensada con recibir el partido que definirá al campeón 2019 de la Copa Libertadores de América.

No es la primera vez que Perú recibe una final

Esta será la cuarta vez que la final del máximo torneo de clubes del continente llega a tierras peruanas, aunque la primera sin involucrar a un equipo peruano. La primera ocasión fue en 1971, cuando Nacional y Estudiantes de la Plata jugaron un tercer partido de desempate.

Al año siguiente, Universitario alcanzó al partido decisivo contra Independiente de Argentina. Dicho encuentro culminó con un empate sin goles.

La tercera ocasión, y última, ocurrió en 1997. Sporting Cristal recibió a Cruzeiro de Brasil. El marcador fue el mismo que cuando el equipo crema disputó su encuentro, y la vuelta terminaría con la victoria y posterior consagración del equipo de Belo Horizonte.

Una de las novelas que mas atención acaparó en los últimos días llega de esta forma a su fín. En Chile queda amargura por haber perdido la sede por situaciones extradeportivas, mientras que en Perú sonríen nuevamente y esperan tener una revancha especial, tras no haber podido albergar la sede de la Final de la Copa Sudamericana. El Monumental de Lima está listo para recibir a River Plate y a Flamengo, coronando al gran campeón de esta edición 2019 de la Libertadores.