El NBA boliviano se confiesa: «Soy de The Strongest»
Joshua Reaves reveló su pasión por el fútbol y no escondió sus colores favoritos en el balompié boliviano

El NBA boliviano se confiesa: «Soy de The Strongest»

Destacados
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafcha
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchamiércoles, 16 de septiembre de 2020

A sus 23 años, Joshua Reaves destaca en el baloncesto, deporte que lo enamoró desde los 14 años de edad y que lo llevó a desarrollar una notable carrera desde sus últimos años de colegio, pasando por la universidad y ahora como jugador profesional en la NBA.

No obstante, en la vida del primer boliviano de origen en el mejor baloncesto del mundo, hubo un momento en el que su faceta como basquetbolista era opacada por el perfil de futbolista, deporte al que practicó por varios años y que le seducía enormemente en su momento.

«Jugué hasta los 13 años y era mi deporte principal, en esa edad prefería el fútbol antes que el baloncesto», señaló Reaves en la entrevista que sostuvo con Radio Monumental Bolivia.

El hoy jugador de baloncesto recuerda su pasado en el rectangulo de juego con una sonrisa y se calificó como un futbolista rápido, un poco agresivo, que recibía muchas cartulinas amarillas y al que le recordaban que debía calmarse.

«Era mediocampista izquierdo y también delantero. No era malo, era bastante bueno y marqué unos cuantos goles», rememora Reaves, quien tiene sus colores definidos por un equipo del fútbol nacional: The Strongest.

Joshua reveló que simpatiza por el cuadro aurinegro, debido a la influencia de su abuelo, quien era un hincha apasionado del equipo atigrado.

«A pesar que mi tio llegó a jugar en Bolívar, yo soy del Club The Strongest. Mi abuelo era muy fanático del ‘tigre’ y cuando era mas joven veía los partidos con él, tenía muchas camisetas del equipo y nos vestía con la camiseta de The Strongest. El me inculcó  la pasión del fútbol y los colores del equipo», manifestó Reaves.

Del engramado al gimnasio de baloncesto

El paso futbolistico de Joshua Reaves duró hasta los 13 años, justamente antes de iniciar su primer año en la preparatoria del colegio. El baloncesto siempre le había gustado y fue en ese momento que decidió darle una oportunidad de forma seria.

«En mi primer año de highschool terminamos la temporada de futbol, nos fue bien con el equipo y hasta jugamos por el campeonato.Cuando concluyó el ‘soccer’, de inmediato inicio la temporada de basket y ahí me uní al equipo», recuerda Reaves.

Pero, si era buen futbolista, jugaba dos posiciones, disfrutaba del balompié y hasta marcaba goles, por qué el joven de ascendencia boliviana decidió inclinarse por el baloncesto?. El mismo Reaves se encarga de revelar la razón.

«Sentía que cuando jugaba fútbol era una persona y cuando jugaba basket era otra. que mi competitividad y pasion estaban en otro nivel cuando jugaba baloncesto. Ahi me di cuenta que quería ser jugador de este deporte», apunta Joshua, quien en su etapa colegial asistió a la  las escuelas St Paul VI y Oak Hill, antes de dar el salto a la Universidad de Pennsylvania en donde jugó con los Nittany Lyons entre el 2015 y 2019.

El camino lo llevó a escoger el tabloncillo y a Joshua Reaves le fue bien con su elección. Hoy sigue disfrutando del fútbol, tanto del tradicional como del americano, pero sus pasos son certeros en el camino del mejor baloncesto del mundo.