El River de Gallardo aumenta su paternidad sobre Boca y vuelve a otra final
Ganó el Xeneize, pero el Millonario jugará, otra vez, la final de la Copa liLibertadores

El River de Gallardo aumenta su paternidad sobre Boca y vuelve a otra final

Libertadores
Avatar
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchamiércoles, 23 de octubre de 2019

Una, dos, tres, cuatro…¡cinco!. Por quinta ocasión consecutiva, todas con Marcelo Gallardo como técnico, River Plate dejó afuera a Boca en un cruce de eliminación directa y se instaló por segundo año consecutivo en la final de la Copa Libertadores de América.

En La Bombonera, el equipo xeneize consiguió la victoria por la mínima, pero no le alcanzó para remontar el global, el cual benefició al equipo millonario por 2-1, tras ganar la ida en su casa por 2 a 0. El cuadro de la banda disputará por segunda ocasión seguida la final de la Copa Libertadores de América.

Fue probablemente el peor partido de este River que dirige el ‘Muñeco’ Gallardo, pero Boca no supo aprovechar esto y, aunque fue superior, nuevamente le faltó juego para superar a un rival que le bastó con pararse correctamente atrás y aguantar la ventaja de la ida, manteniendo a raya a un cuadro local que puso empeño y garra, pero al que le faltó lo más importante: fútbol.

Por todo esto, el partido se terminó jugando con una cuota especial de orgullo, pero ese ingrediente no basta para superar a un equipo como River, que jugará su tercera final de Libertadores en cinco años.

El 0-0 solo se pudo romper con el gol de Jan Hurtado al minuto 81, tras una pelota parada que cobró correctamente Mauro Zarate y que Boca ganó en el área rival, quedándole servida al venezolano que solo tuvo que empujarla, para convertirse en el primer jugador de su país en marcar con el cuadro azul y oro.

La recta final del partido fue tensa, pero salvo dos intervenciones de Armani, que no estuvieron cargadas de mucho heroísmo, River transitó sin mayo sufrimiento y certificó su boleto para la Final de Santiago, la cual se jugará el 23 de noviembre.

Historia repetida, mismo vencedor. El River de Gallardo espera ahora por el ganador de la serie entre Flamengo y Gremio, para ver con quien debatirá el gran partido. Por ahora, la sonrisa en el millonario apareció nuevamente…y la paternidad reciente sobre Boca, también.