En Bolívar se plantean no ceder jugadores a la selección
Hasta que no se resuelva el conflicto dirigencial con respecto al interinato federativo

En Bolívar se plantean no ceder jugadores a la selección

Bolívar
Avatar
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchamartes, 28 de julio de 2020

La dirigencia del Club Bolivar busca presionar a la Federacion Boliviana de Futbol para que resuelva el tema dirigencial rápidamente y su próximo movimiento tendría como protagonista a los jugadores académicos convocables a la selección.

En el cuadro celeste se mantienen firmes en su posición de exigir que sea Robert Blanco quien asuma las riendas interinas del ente federativo y no Marcos Rodríguez, a quien la federación le designó la responsabilidad.

Es por ello que hasta que no se resuelva este inconveniente, la institución celeste habría determinado no ceder a sus jugadores a la selección nacional, como medida de reclamo ante la postura federativa.

Una determinación delicada en la que se vería afectado el trabajo de La Verde que dirige César Farías, quien espera reunir a mas de 40 jugadores en la concentración cerrada, de los cuales tiene a varios futbolistas celestes en consideración y que podrían no asistir, si así termina considerándolo la dirigencia académica.

Esta es una medida que acompaña al pedido de congelamiento de cuentas bancarias de la FBF que también esta solicitando Bolívar, respaldando la iniciativa del Club Blooming.

Todo listo para entrenar en Huajchilla

Mientras en la directiva celeste hacen estos movimientos ante la FBF, en la interna realizan otras jugadas en su intención de comenzar el trabajo sin moverse de La Paz.

Bolivar tiene todo listo para concentrar y entrenar en Huajchilla, con presupuesto y logística definida, pero aun aguardan la determinación final por parte de las autoridades de saber si podran volver a los entrenamientos en la sede de gobierno.

El Plan A de Vivas es no salir de casa, pero si La Paz entra en cuarentena rígida y deben moverse de ciudad, es algo que el técnico aprobara, para poder trabajar la mayor cantidad de días posibles de cara al reinicio de la Copa Libertadores, sobretodo teniendo en consideración que Palmeiras y Guaraní no solo volvieron a los entrenamientos, sino a la competencia oficial.