Cortesía: Daniel James
Wilstermann, Aurora y Palmaflor deberán jugar a puerta cerrada

En Cochabamba se prohíbe el público en los estadios por el resto del torneo

Fútbol
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafcha
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchamiércoles, 16 de diciembre de 2020

Los ocho casos positivos que se encontraron entre los aficionados que fueron ayer al estadio Sudamericano para el partido entre Aurora y Bolívar, además de la posibilidad de un rebrote de Coronavirus en Cochabamba, hicieron que las autoridades departamentales tomaran la determinación de prohibir la presencia de público en el escenario deportivo para lo que resta del año.

Así lo señaló Yercin Mamani, director del Servicio Departamental de Salud de Cochabamba, quien confirmó que la medida se toma después de un análisis del perfil epidemiológico  que se realizó en el departamento cochabambino y también en base a lo que ha estado ocurriendo en los recintos deportivos durante la realización de los partidos del Apertura 2020.

«Las pruebas rápidas que se hicieron a más de 80 personas, de las cuales 8 dieron positivas y algunas que no se pudieron confirmar porque se escaparon, además del incumplimiento de otras medidas de bioseguridad, como el hecho que se superó el 15% del aforo que se permite, la falta de uso de barbijos y la falta de distanciamiento social, se definió de manera unánime y consensuada la suspensión de publico en las actividades deportivas», explicó Mamani.

Hasta el 2021

La medida entró en vigencia desde este miércoles 16 de diciembre y será efectiva hasta final de año, por lo que los tres equipos vallunos no podrán recibir público en el resto de sus partidos como local.

«En la primera semana del mes de enero nos volveremos a reunir evaluando un nuevo protocolo de bioseguridad por parte de los clubes y ahí se analizara la posibilidad de una nueva apertura con un aforo mucho menor», concluyó el director del SEDES en Cochabamba.

Con esta decisión, son cuatro equipos los que afrontarán la recta final del torneo sin la presencia de aficionados en las graderías, luego de que Bolívar tomara la misma postura para sus partidos como local.