«Es un poco diferente a los campos que estaba acostumbrado»
Armando Sadiku continúa con su adaptación en Bolívar

«Es un poco diferente a los campos que estaba acostumbrado»

Bolívar
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafcha
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchajueves, 4 de febrero de 2021

Cada día que pasa, Armando Sadiku va a compenetrándose más con sus compañeros y la idea de juego del técnico José Ignacio González, aprovechando cada jornada para seguir adaptándose al esquema celeste.

El albanés dejó grata impresión en los partidos amistosos que ha disputado con Bolívar y espera seguir asimilando correctamente lo que pide su técnico. Su adaptación es paulatina, pero él no se desespera.

«Los primeros días son un poco complicados para mi, para ambientarme con el equipo, con el clima. pero poco a poco voy a estar mejor», apuntó Sadiku, un hombre que ha jugado en ligas como las de Polonia, Suiza, España y Turquía, además de su país.

Justamente, esa dilatada en experiencia, con pasantías en clubes reconocidos como el Legia Varzovia polaco o el Malaga español, hace que el jugador compare el pasado con el presente que tiene, en una institución que no tiene las mismas condiciones que los equipos europeos en donde ha militado.

«Es un poco diferente a los campos que estaba acostumbrado (sobre Tembladerani), pero me toca acostumbrarme. estas son las condiciones y voy a entrenar para acostumbrarme mejor», indicó el atacante albanés.

A entender las ideas del Mister

Sadiku sabe que en la sede deportiva del Bolívar no falta nada, pero tampoco tiene las condiciones y el equipamiento de lujo que encontraba en los equipos del »Viejo Continente’, pero prefiere abocarse de forma profesional a su responsabilidad de entrenar y adaptarse rápidamente a lo que le pide su técnico, ‘Natxo’ González.

«El entrenador tiene las ideas claras y este tiempo lo estamos disfrutando para conocernos entre todos. Estamos poco a poco aprovechando estos días para conocer las ideas del mister cada día mas», sentencia Armando con un español bastante bueno.

Por ahora, el albanés solo tiene entre ceja y ceja acostumbrarse lo más rápido que pueda a La Paz y a todas sus condiciones. Con respecto a otros menesteres, Sadiku no se queja y se amolda a la realidad.