«Es una oportunidad única porque la Liga Endesa es la mejor de Europa»
Romina Rodríguez hace historia al fichar en la Primera División del baloncesto español

«Es una oportunidad única porque la Liga Endesa es la mejor de Europa»

Básquetbol
Avatar
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchasábado, 18 de julio de 2020

Lo tenia cocinado desde hace un mes, pero finalmente este viernes 17 de julio el CD Zamarat oficializó la incorporación de la orureña Romina Rodríguez, quien se convierte en la primera boliviana en fichar por un equipo de la Liga Endesa Femenina, la Primera División del baloncesto español.

Será el tercer equipo para Rodríguez en el basket ibérico, pues previamente ya jugó en el Mataró y recientemente en el Club Valls de Barcelona. No obstante, este es un salto mayúsculo pues ahora estará en la élite del baloncesto europeo, compitiendo contra jugadoras de gran nivel.

«Es una oportunidad increíble la que se está presentando. Me siento bendecida porque la Liga Endesa es la mejor liga española y quizás de Europa. Aquí me voy a enfrentar a jugadores de talla de WNBA y de Euroliga», confesó hace tres semanas Romina Rodríguez, cuando el equipo de El Selfie de Radio Monumental Bolivia sostuvo una entrevista con ella, en donde anunció que era cuestión de tiempo para que la institución zamorana anunciara su fichaje.

Romina se desempeña como base y su rendimiento en España ha sido destacado, afianzándose en la competencia en LF2 con el Mataró y luego en Copa Catalunya, con el Valls. «Ahora he pegado un salto de dos escalones de inmediato y quiero aprovecharlo», confesaba la capitana de la selección nacional.

La orureña llega a la elite después de haber militado en el Valls en el baloncesto catalán, un equipo al que le agradece enormemente por las oportunidades que le dio y porque le otorgó algo necesario: confianza.

«Valls me abrio muchas puertas y me dio mucha seguridad. Estoy nerviosa, feliz…es una oportunidad única y que la voy a vivir al máximo así sea un minuto, cinco, diez o solo sea aplaudiendo desde la banca», señala entre risas la piloto orureña.

Todo a favor para Romina

El paso de Romina Rodríguez hacia la región de Castilla y León pareciera estar hecho para ella, pues llegará a una ciudad que siente como su hogar y además estará bajo las órdenes de alguien que ella conoce.

La base señala que en la ciudad en donde vivirá es en donde vive junto a su esposo, quien ha sido una pieza clave para ella en su adaptación al baloncesto español y que ahora podrá estar junto a ella 24/7 pues relata que cuando jugaba en el Valls, llegaban a pasar varias semanas sin verse.

Ese vinculo conyugal fue también una de las cosas que jugó a favor de Romina, pues debido a que está casada con un español, no ocupará plaza de extracomunitaria, algo que benefició al momento del que el cuadro zamorano apostara por ella.

Otro punto positivo es que Rodríguez será dirigida por Ángel Fernández, quien conoce de su perfil y con quien estuvo a punto de trabajar hace algún tiempo.

«Hace mucho tiempo, cuando tenia unos 22 años,  tenia que ir a jugar a México con un entrenador español y este entrenador es ahora Ángel Fernández, quien ya me conocía previamente», cuenta la orureña de 28 años de edad.

Fernández fue pieza clave para que Romina arribe a su nueva institución, algo que ya había intentado hacer el año pasado, aunque no bajo un vinculo laboral oficial.

«Una vez yo comenté a ver si podía entrenar en el Zamarat con Ángel, pero justo se dio el contrato con Valls; ahora es real», comenta con mucha ilusión, la misma que expresa al momento de valorar esta experiencia que va a tener, en donde espera no defraudar.

«Esta oportunidad no la voy a desaprovechar, tengo que entrenar mucho para ganar minutos y quedarme en el equipo. Se que me va a costar porque esto es otro nivel, pero ya veremos que pasa», apunta la jugadora que también pertenece a la selección boliviana.

El premio al esfuerzo

Llegar a la primera división de cualquier liga, en cualquier deporte, no es algo fácil. Por eso, la orureña lo disfruta enormemente, pues considera que todo el trabajo y esfuerzo valió la penal, principalmente aquel que tuvo que ver con el familiar.

«El mayor sacrificio es estar sola, lejos de mi familia, de mi mama, de mi hermanito. Yo vine aquí y si bien estaba con mi marido, no es lo mismo, porque estábamos lejos y a veces pasábamos muchas semanas sin vernos», rememora la nueva jugadora del Quesos El Pastor de Zamarat.

Para ella ese fue el principal obstáculo, incluso más que el deportivo, pues Romina Rodríguez es una jugadora a la que no le pesa estar en modo baloncesto siempre.

«Esto es mi pasión. Cualquiera que lo vea de afuera diría que he sacrificado mucho, pero yo amo esto y no lo considero que haya sido un esfuerzo o que haya sido difícil porque a mi me encanta», explica la orureña.

Romina Rodríguez se prepara para disfrutar de la élite del baloncesto español a partir de septiembre con el objetivo de disfrutar su primera temporada, pero también de demostrar todas sus virtudes en cada minuto que le toque jugar. Sin desesperarse, la boliviana quiere brillar en la Liga Endesa para adornar mucho más este momento que ya es histórico para ella y para el baloncesto nacional.