Las debilidades y fortalezas de los 14 clubes tras la primera mitad del torneo
Los números de cada equipo arrojan distintas conclusiones en este Torneo Clausura 2019

Las debilidades y fortalezas de los 14 clubes tras la primera mitad del torneo

Destacados
Manuel Urquieta | Twitter: @KikaiScouting
Manuel Urquieta | Twitter: @KikaiScoutingmartes, 1 de octubre de 2019

Finalizada la primera ronda del Clausura 2019, comienzan a perfilarse los candidatos en ambos extremos de la tabla con fortalezas y debilidades en cada caso.

Desde la fecha 15, comenzarán a definirse los candidatos al título, los clasificados a torneo internacional y los equipos complicados con la zona del descenso.

A continuación, realizamos un análisis individual y en conjunto de los 14 equipos profesionales del futbol boliviano.

 

WILSTERMANN: EL «AVIADOR» NO QUIERE DETENER SU ALTO VUELO

 

Para Wilstermann, los últimos 3 años significan uno de sus picos más altos como club profesional. Un título de campeón nacional, clasificaciones históricas en torneos internacionales, resultados positivos fuera de casa y una exitosa mezcla de juventud y experiencia marca una camada histórica para el rojo escarlata.

Dentro del actual torneo clausura, el aviador presenta una contradicción muy interesante. Es uno de los equipos que menos transiciones ofensivas aplica (129) y menos remates al arco genera (51), sin embargo, es el líder por tener la delantera más efectiva del torneo.

Esa efectividad le ha permitido sacar a flote resultados increíbles en partidos complicados, como la victoria ante San José en Oruro (1-2). El sistema defensivo escarlata es el mejor del torneo con Arnaldo Giménez como pilar fundamental. El portero guaraní solo ha recibido 11 goles, y junto con Edward Zenteno son un aporte constante en orden, transición e incluso aporte de gol.

Pero como todo plantel, tiene también debilidades. Las acciones ofensivas del rojo tienen un alto promedio de posiciones adelantadas, indicando que aún falta trabajo en las sincronizaciones en sociedad.

Para la segunda ronda, Wilstermann tendrá ocho partidos como local, recibiendo a varios de sus escoltas. Esto le da una considerable ventaja al cuadro cochabambino para poder hacerse de una nueva estrella en su escudo.

 

BOLÍVAR: POCA GENERACIÓN, PERO MUCHA CONTUNDENCIA

Si se pone en una balanza la presentación y producción de los 14 clubes, sin lugar a dudas Bolívar estaría entre los 2 mejores del año.

La academia paceña es uno de los pocos clubes que puede mantener su intensidad de juego durante los 90 minutos. Esta virtud le ha concedido muchos resultados favorables durante todo el año, resultado de la base de jugadores y los líderes que manejan al grupo.

La línea ofensiva, comandada por Saavedra, Arce y Callejón no genera muchas opciones por partido, pero la calidad de las proyecciones significa una nítida asistencia de gol. La efectividad de hombres con vocación como Jorge Pereyra Díaz y Vladimir Castellón convierten a la delantera celeste en la 3ra más peligrosa del torneo.

El sistema académico engloba la presión alta y la marca escalonada, pero no abusa de las faltas, por lo que no registra expulsados. En el arco, la llegada del costaricense Leonel Moreira ha sido providencial para detener los errores cometidos en anteriores gestiones y aportar orden desde abajo.

Sin embargo, el principal defecto de Bolívar ha sido el juego por las bandas con Jorge Enrique Flores y Diego Bejarano en actuaciones intermitentes. El rendimiento de su sector defensivo, de regular para abajo, le ha significado perder 5 de los 6 últimos puntos en juego, resignando dos victorias parciales fuera de casa.

 

THE STRONGEST: LA DEFINICIÓN, EL GRAN DÉFICIT

Por segundo torneo consecutivo, The Strongest luce como virtud un juego abrumador en varios parámetros, pero tiene también a la falta de gol como principal defecto.

Con un envidiable medio sector de selección, es el equipo que mayores transiciones a ataque ha generado en el torneo, con un total de 194. Es también el que mayor cantidad de veces ha exigido a los porteros, con 83 ocasiones de gol directas a arco rival.

La experiencia de sus líderes de grupo, con Daniel Vaca y Walter Veizaga como referentes, le otorga mucho orden y solidez al fondo atigrado. Con una salida controlada y rápida por las bandas, The Strongest posee el esquema defensivo más efectivo del torneo, resaltando también la poca cantidad de faltas cometidas. El juego en bloque del conjunto atigrado le permite llegar con hasta cinco jugadores sobre arco rival, pero esto no le garantiza obtener el gol.

En tema definición, es el 6to equipo más efectivo con 37,3%, quedando incluso por debajo de clubes rezagados como Always Ready (41,4%) y Blooming (45,5%). Es decir que The Strongest requiere de 3 a 4 ocasiones para anotar un gol,

Esta carencia puede pasar desapercibida en nuestro torneo local, considerando la enorme cantidad de oportunidades generadas por partido. Sin embargo, en torneos internacionales donde las ocasiones son más escasas, terminan pagando la factura de la eliminación.

Otro dato que llama la atención es la enorme cantidad de tiros de esquina desperdiciados por el plantel gualdinegro. De 105 ejecuciones, menos del 5% terminaron directamente en gol, originando un porcentaje similar de acciones en segunda jugada.

 

NACIONAL POTOSÍ: POCA GENERACIÓN, PERO MUCHA EFECTIVIDAD

Sin lugar a dudas, el 2019 pasará a la historia de Nacional Potosí como su mejor año en el fútbol nacional e internacional.

Tras retornar a la liga la temporada 2011, los “rancho guitarras” iniciaron un proceso a conciencia con la formación de una base de jugadores que aun hoy se mantiene. Jugadores como Victor Galaín, Luis Torrico y Miguel Quiroga se ganaron la titularidad y fueron bien complementados con juventud (Javier Rojas, Luis Pavia) y experiencia (Enzo Maidana).

La brillante dirección de Alberto Illanes y su equipo aseguró para 2020 el premio internacional, quedando por definir si será para Copa Libertadores o Sudamericana. Sin embargo, quedan aún muchos errores que pulir en esta segunda ronda.

Nacional Potosí tiene como virtud un juego limpio y contundente. Es el equipo con menos faltas del torneo y uno de los menos amonestados. Además, cuenta con la mejor delantera del torneo, con Enzo Maidana y Bruno Pascua como goleadores y con Nelvin Soliz y Miguel Quiroga como asistidores.

Puede ser una contradicción, pero pese a tener la mejor ofensiva del torneo, el sector de creación presenta aún muchas falencias en su concepto. Con solo 149 ocasiones creadas en 13 partidos destaca aún más la capacidad de resolución que tienen los definidores de la banda roja.

Otro desperfecto en su esquema son las pocas opciones que ofrece al entrenador la banca de suplentes, fruto de la austeridad de un club que se encuentra aún en crecimiento.

 

SAN JOSÉ: EJEMPLO DE COMPROMISO ANTE LA INFORMALIDAD DIRIGENCIAL

El plantel orureño de San José es el ejemplo perfecto de lo que un plantel comprometido puede lograr. Cada jugador aprovecha al máximo la oportunidad sin escatimar esfuerzos, no se cae en individualismos si un compañero esta mejor ubicado y la recuperación de balón es tarea de todos. Esas virtudes le ameritan tener el mejor sistema de creación-recuperación del torneo Clausura.

El aporte de líderes positivos como Sanguinetti, Ramallo o los hermanos Torrico hace que ese nivel de compromiso se mantenga pese a estar impagos hace varios meses. Su entrenador, el chileno Miguel Ponce, ha sabido ganarse el cariño de sus jugadores e impregnarles sus conocimientos para reforzar aún más el juego.

Pero la mayor virtud del plantel Santo, es su fiel hinchada. No importa cuál sea la cancha, San José siempre tendrá un número importante de hinchas, incluso mayor al local dependiendo el rival. Ante el abandono dirigencial, el pueblo orureño apoyó a los jugadores y sus familias con víveres, transporte y otros servicios, reforzando aún más el compromiso.

Pese a tener un juego cortante San José no abusa de las faltas, por este motivo es el plantel con menos amarillas de la competición. Gracias a la efectividad de sus creadores y de su referente de gol, Carlos Saucedo, le dan a San José el mejor promedio de remates al arco y la segunda delantera más efectiva con 36 goles.

Si no fueran por los seis puntos que su dirigencia perdió por deudas, San José no solamente sería escolta de los líderes, sino que podría tomar la punta este domingo.

 

ALWAYS READY: MUCHA ASPEREZA POCA EFECTIVIDAD

Para Always Ready la primera ronda del Clausura fue un tobogán de emociones, desde sorprendentes victorias en Santa Cruz (vs Blooming 2-3) hasta dolorosas caídas de local (vs San José 2-4).

La principal fortaleza de Always Ready es su velocidad en ataque y su reacción en defensa, siendo las faltas estratégicas una herramienta habitual para que el rival no lo encuentre con la guardia baja. Cristian Árabe, Sergio Adrián y Luis Copete son un aporte fundamental en cada partido, siempre comandados por Samuel Galindo en la creación y Marcos Ovejero en el ataque.

Sin embargo, su mayor debilidad, es no contar con un líder en contención dentro su medio sector. Varios balones despejados desde el área grande dieron inicio a goles en contra de larga distancia o centros que o tuvieron a un tapón para evitarlos.

Otro indicador de su deficiente sector de contención es el Promedio de Posesión de solamente 47%, solamente superior a Aurora, Sport Boys, Destroyers y Blooming.

Para el equipo alteño, será imperativo cuidar cada punto en esta segunda ronda, ya que cualquier desliz puede costarle el último cupo a Copa Sudamericana en el que se sostiene.

ROYAL PARI: EL EFECTO MATURANA

Se dice que la mano de un entrenador no se ve hasta su tercer o cuarto partido al mando. Sin embargo, la mentalidad fortalecida de Royal Pari en sus últimas presentaciones, demuestra que Francisco “Pacho” Maturana ha sabido hacerse entender con sus nuevos dirigidos.

Tras su eliminación de Copa Sudamericana y la salida de su “arquitecto”, el peruano Roberto Mosquera, Royal Pari se aproximaba peligrosamente al descenso de categoría. La llegada del entrenador mundialista con Colombia mejoró su planteamiento en el campo de juego y sus estadísticas en la misma proporción.

Durante el epílogo de la “era Mosquera”, el cuadro cruceño no generaba más de cinco opciones por partido y descuidaba mucho las espaldas tras un ataque. El nuevo esquema de Maturana construye el juego desde el fondo, con Anier Figueroa como “Mariscal” defensivo, Thiago Ribeiro como conductor y John Jairo Mosquera como habitual definidor inmobiliario.

Pese a que las acciones ofensivas se han incrementado, la definición continúa siendo un dolor de cabeza con solo el 35% de efectividad por partido. Este factor es casi similar al de los líderes del torneo, San José y The Strongest, con la notable diferencia de que Royal Pari genera mucho menos juego.

BLOOMING: CUANDO EL MAL CARÁCTER ESTROPEA EL BUEN JUEGO

Para Blooming, el 2019 puede considerarse una de sus mejores campañas de la década, ya que estuvo a pocos puntos de salir campeón en el Apertura. Tras perder esa opción relajó su juego, perdiendo velocidad y contundencia durante gran parte del inicio en el torneo Clausura.

El estilo de juego de Erwin Sánchez es ya conocido en nuestro medio. Fiel a su época en Portugal, gusta del juego fuerte con faltas estratégicas para detener al rival y acomodarse antes de que reinicie el juego. Su arma favorita es el juego de contra y la explosión de espacios enemigos. Por este motivo prefiere ceder el balón al rival y agarrarlo desprevenido en velocidad por los laterales.

Por estas características, el tiempo que el balón está en medio sector es mínimo, recurriendo muchas veces a la polivalencia de marcadores-volantes para recuperar posesión. Como corolario, la sincronización de su sector ofensivo al momento de evitar el offside, les permite a sus delanteros tener varias individuales con los porteros.

Este esquema bien desarrollado le otorga a Blooming la virtud de tener el mejor esquema ofensivo del Clausura. Sin embargo, una de las principales debilidades del plantel académico está en la fragilidad mental de su sistema defensivo.

Sea en desconcentraciones, bajones anímicos o arranques de furia con faltas arteras, Blooming ha perdido varios partidos por más errores propios que virtudes del rival. Es el segundo equipo con mayor cantidad de faltas y expulsados, demostrando que no sabe controlarse ante situaciones tensas o provocaciones.

ORIENTE PETROLERO: IRREGULAR EN MOMENTOS CLAVE

Para Oriente Petrolero, la batalla más importante en este torneo Clausura es mantener o mejorar el premio internacional para la gestión 2020.

Con una diferencia de 12 puntos al líder del torneo, sus aspiraciones de título parecen escasas; pero con solo 8 puntos de distancia a sus perseguidores en la tabla general, es mayor el riesgo de quedarse con las manos vacías.

En lo futbolístico, el “refinero” ha tenido producciones destacables como la victoria como visitante ante Nacional Potosí (2-3), siempre de los pies de Lucas Mugni. La virtud de velocidad en Julio Pérez y John García le permiten realizar transiciones rápidas sobre terreno rival, con asistencias de gol para sus delanteros.

Sin embargo, el gran defecto “verdolaga” es la irregularidad y los espacios que dejan las proyecciones en ataque, defecto que le ha valido goles en partidos clave.  Pese a tener el buen trato de balón como virtud, los errores en defensa han costado más partidos que los salvados.

El cambio de entrenador podría darle una nueva identidad, siempre y cuando los jugadores logren entender rápidamente el nuevo estilo de juego que busca “Vitamina” Sánchez.

GUABIRÁ: BUSCANDO EVITAR EL DESCENSO, CON MUCHA SANGRE JOVEN

El plantel de Guabirá sufrió de muchas tribulaciones en esta gestión, producto de los cambios de entrenador y malos resultados. Sin embargo, al mando del “Copito” Andrada, comienza a levantar cabeza alejándose primeramente de la zona roja del descenso.

Las últimas cuatro fechas, los diablos rojos fueron protagonizaron resultados sorpresivos con victorias como local ante Oriente Petrolero y San José, y empates de visita a Blooming y Aurora.

Una virtud muy interesante del cuadro montereño es que su sector de creación genera la misma cantidad de opciones que Wilstermann, el líder del torneo. La gran diferencia está en el defectuoso promedio de definición de sus delanteros (21,6%), el segundo peor del Clausura.

A paso lento, pero seguro, Guabirá va recuperando terreno en la tabla general de premios y castigos. Con un importante colchón de puntos respecto al descenso indirecto, la intención de los rojos en la segunda ronda es comenzar a reducir la distancia al premio internacional de Sudamericana.

Una de las principales debilidades del cuadro montereño es su bajo estado físico, mismo que no lo deja mantener el juego los 90 minutos. Además, la parte mental del grupo es fácilmente quebrada cuando el marcador comienza a hacerse amplio.

 

SPORT BOYS: DE MENOS A MAS EN EL TORNEO

Luego de tres empates y dos derrotas hasta la fecha 5, el “Torito” Warneño comenzó a sumar en la fecha 6 con interesantes resultados. Lamentablemente, la pérdida de tres puntos por deudas lo mantiene en una posición injusta por su buen juego y comprometida con el descenso de categoría.

Como todos los equipos de “Tucho” Antelo, el juego de Sport Boys se comienza a construir desde abajo. La imprecisión no es muy común en sus partidos, pero los pocos errores cometidos le terminaron costando goles en contra y más de un partido.

Algunas de las fortalezas de este equipo son su velocidad por las bandas, su hábil sector creativo y el peso ofensivo que le da Alejandro Quintana.

Durante la primera ronda del Clausura, la principal debilidad de Sport Boys fue su débil sector de contención, sin un referente definido. Además de la falta de coordinación tiempo-distancia en los pases a arco, ocasionando que sea uno de los equipos con más offsides del torneo.

El decadente resto físico, problema común entre los coleros del torneo, es también otro factor que le ha costado partidos, principalmente fuera de Santa Cruz.

 

 

REAL POTOSÍ: NO POR MUCHO ATACAR, SE GANAN MAS PUNTOS

Sorprende ver a Real Potosí en el fondo de la tabla y comprometido con la zona del descenso.

El cuadro “lila” tiene como virtud el ser uno de los equipos más ofensivos no solo del torneo Clausura, sino de toda la gestión 2019. De hecho, es el 4to equipo con más intenciones de gol con 155 acciones ofensivas, muchas de ellas con Jaime Arrascaida como hombre pensante. De todas estas gestiones, solo el 38% (59) se convirtieron en acciones efectivas de gol frente al arco rival.

Lamentablemente, el solo intentar al arco no gana partidos. Real Potosí tiene en la ineficacia ofensiva, las distracciones defensivas y en el carácter de sus jugadores a sus principales defectos.

Frente al arco, solo consiguen anotar una de cada tres opciones, un margen muy corto considerando las 5-6 acciones generadas sobre arco rival por partido. Sumado a la falta de gol están los errores en defensa. Los dirigidos por Nicolás Suarez son el segundo equipo más goleado del Clausura con 33 goles en contra en 13 fechas.

Como corolario, el mal carácter de sus jugadores le ha costado al cuadro potosino varias expulsiones innecesarias, traducidas en ventajas concedidas innecesariamente al rival. Si a esto se agrega la mala preparación física y la indisciplina que causó un recorte de plantel hace algunas fechas, el resultado es simplemente deprimente.

La zona del descenso es una constante preocupación para el “león imperial”. Tras recuperarse de una dolorosa crisis económica a inicio de gestión, vuelve a ver amenazada su permanencia en primera por malas decisiones por las que le facturaron 92 goles en contra.

 

 AURORA: BAJANDO SU NIVEL PELIGROSAMENTE

Tercer cambio de entrenador de la temporada no le cayó bien al “equipo del pueblo”.

Tras la salida de Marco Ferrufino, Aurora quedaba postrado en la zona del descenso con poco que mostrar en juego. Durante la “era Leitao”, el celeste cochabambino consiguió el 37% de los puntos en disputa, logrando armar un importante colchón para salvar el temido descenso. La llegada de Julio Fuentes fue perjudicial, ya que solo consiguió el 25% de los puntos en disputa, devolviendo a Aurora a descenso indirecto.

De todos los comprometidos con el descenso, Aurora tiene la virtud de tener una estructura defensiva y de contención bien armada. Hombres fuertes como Cousillas, Marotta, Díaz y su capitán Iván Huayhuata le dan un empujón anímico y orden a la primera mitad de cancha. Lamentablemente el mayor rival del cuadro celeste está en su fragilidad mental y su deplorable estado físico. En varias ocasiones, el sacrificio de 70 minutos y un ocasional marcador favorable, se le vino abajo por no tener más gasolina en el tanque.

Otro gran defecto de Aurora es la facilidad con la que sus jugadores se hacen expulsar. De cinco tarjetas rojas en el torneo, dos fueron por roja directa a Jaime Cornejo y Nicolás Marotta. Este último vería la roja en dos ocasiones durante la primera ronda.

 

DESTROYERS: SIN PULSO NI REACCIÓN APARENTE

Si el torneo terminara hoy, Destroyers seria nuevamente el descendido de categoría. El juego “cuchuquí” ha sido uno de los peores del año y sus estadísticas en el torneo Clausura lo demuestran.

El cuadro cruceño es el equipo que menos goles ha anotado, con 9 dianas en el Clausura y solo 32 goles en las 39 fechas del año. Su efectividad a gol es de solamente 17,2%, es decir que convierte una de cada seis opciones de gol. De hecho, durante el torneo Clausura, la única ocasión en la que el “canario” marcó más de un gol, fue en su caída ante Blooming por 4-2.

Pero sin lugar a dudas, su principal debilidad es el pésimo estado físico de sus jugadores. Incluso como local, el cuadro cuchuquí solo puede correr 70 minutos, dejando el último tramo de cada partido a un dibujo libre del rival.

La mayor virtud de este plante está en su medio sector, con Rodderick Perozo como principal figura en las transiciones de recuperación a creación. La labor del venezolano ha sido tan buena que la directiva del cuadro canario realizó un esfuerzo supremo para comprar su ficha al Mineros de Venezuela.

TABLAS GENERALES POR CATEGORÍA