Figuras «europeas» de Brasil se niegan a participar de la Copa América
Los futbolistas se reunieron con el seleccionador Tite, el cuerpo técnico y el presidente de la CBF

Figuras «europeas» de Brasil se niegan a participar de la Copa América

Copa América

La selección brasileña entra en cancha este viernes (4) para enfrentar a Ecuador por las Eliminatorias Sudamericanas, pero el centro de atención está en la Copa América en Brasil. En una conferencia de prensa el jueves por la noche, el entrenador Tite no comentó sobre la realización del torneo, pero confirmó una reunión entre los jugadores convocados y la dirigencia de la CBF.

Según ‘Radio Gaúcha’, los futbolistas que juegan en Europa pidieron no disputar el torneo en una reunión celebrada antes del entrenamiento el jueves en el estadio Beira-Rio.

En la conferencia de prensa previa al partido contra los ecuatorianos, Tite confirmó la reunión con los referentes del plantel pero aclaró que serán ellos los que comunicarán la decisión.

«Tenemos una opinión muy clara y hemos sido leales, en una secuencia cronológica, mía y la de Juninho, exteriorizando al presidente (de la CBF) cuál es nuestra opinión. Luego les pedimos a los jugadores que se concentren solo en el partido contra Ecuador. Ellos solicitaron una reunión directa con el presidente. Fue una conversación muy clara y directa. A partir de entonces, la posición de los futbolistas también quedó clara. Tenemos una posición, pero no vamos a exteriorizar eso ahora. Ahora tenemos una prioridad que es la de jugar bien y ganar el partido contra Ecuador. Entendemos que después de esta fecha FIFA, la situación se aclarará. Después de estos dos partidos, voy a manifestar mi posición«, dijo Tite.

Los jugadores más experimentados de la selección brasileña han expresado su descontento por haber descubierto a través de la prensa y las redes sociales que Brasil será la sede del torneo. También cuestionaron la posibilidad de que no se celebre la competición.

A principios de semana, tras la retirada de Colombia y Argentina, que serían las sedes iniciales del torneo, la Conmebol anunció que el torneo se jugará en Brasil.

De la reunión, además de Tite y los futbolistas, participó el presidente de la CBF, Rogério Caboclo, y el director de selecciones, Junhinho Paulista.