Flamengo le da un baile a Gremio y regresa a una final copera luego de 38 años
El rojinegro será el rival de River, tras golear en la vuelta por 5 a 0

Flamengo le da un baile a Gremio y regresa a una final copera luego de 38 años

Libertadores
Avatar
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchajueves, 24 de octubre de 2019

Fueron cinco, pero pudieron ser más. Flamengo arrolló de forma incontestable al Gremio de Porto Alegre en Maracana y con una goleada de 5-0 consiguió su boleto a la final de la Copa Libertadores, en donde enfrentará a River Plate.

El equipo carioca respondió al nivel que mostró en toda la Copa Libertadores y en su casa volvió a brindar otro espectáculo futbolístico y haciendo gala de todas sus virtudes, para así regresar a una final copera luego de 38 años.

Los de Jorge Jesus se olvidaron del empate a uno que habían conseguido de visitante y en el Maracaná no escatimaron esfuerzos para pasarle por encima al cuadro de Porto Alegre. El más europeo de los sudamericanos fue una maquina aceitada y enfocada en destruir a su rival; tardó 42 minutos en llegar el primer gol, pero luego de ese gol convertido por Bruno Henrique, el partido se fue por una sola calle y se tiñó de rojo y negro.

Y es que luego del tanto de Bruno Henrique apareció Gabigol para marcar un doblete y convertirse en el máximo artillero de la Copa con siete tantos. Con el 3-0 al 56’, el ‘Fla’ pasó de modo maquina a modo super maquina, pues no bajó el pie del acelerador y fue por más, para demostrar porque los que dicen que es el mejor equipo de esta edición de la Copa, no están equivocados.

La goleada se redondeó con los goles del español Pablo Mari al 67 y de Rodrigo Caio al 71’, redondeando la manita de goles y convirtiendo el Maracaná en una fiesta total.

Fueron cinco, pero pudieron ser más. En su casa y ante su gente, Flamengo  se dio un festín ante el Gremio de Porto Alegre y aprovechó para mostrarle los dientes a River Plate, mostrando sus credenciales para el partido definitivo.

En la Final de Santiago de Chile, se medirán dos equipos con crédito suficiente para acumular votos a favor en su candidatura. River, el último campeón, se medirá a un Flamengo que invirtió cualquier cantidad de dinero para conseguir su segunda Copa Libertadores. La mesa está servida para que el próximo 23 de noviembre, el estadio Nacional de Santiago corone a un gran equipo.