Fútbol en Nicaragua: repunte de popularidad, bajo el riesgo de jugar
Fútbol durante el Coronavirus I Capítulo 2

Fútbol en Nicaragua: repunte de popularidad, bajo el riesgo de jugar

Destacados
Avatar
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchadomingo, 12 de abril de 2020

En un panorama normal, la atención sobre Liga Nicaraguense de Fútbol sería poca alrededor del mundo, siendo prioridad solo para los fanáticos de ese país y quizás para algunos en Centroamérica. No obstante, en medio del Coronavirus, no son pocas las miradas internacionales que se roba el torneo local.

Nicaragua es también uno de las cuatro excepciones a la paralización del fútbol mundial, convirtiéndose en el único de América en donde la pelota sigue rodando con relativa normalidad, algo que como en todos los casos llama la atención.

Pero, ¿por qué se sigue jugando fútbol en Nicaragua? De acuerdo a fuentes oficiales, este país es el que menos casos registra en todo el continente americano, con solo ocho casos confirmados por el Ministerio de Salud y solo una muerte a causa del Coronavirus.

Por este motivo, las autoridades locales del país que gobierna Daniel Ortega, han considerado no radicalizar las medidas y dejan que cada uno tome sus propias determinaciones. Por eso, el fútbol y el beisbol siguen sus actividades, cada uno con distintas condiciones.

El show continúa dos veces por semana

A pesar de la histeria y preocupación que tiene el ciudadano común por la propagación del Covid 19 en el mundo, cuenta el periodista nicaragüense Alex Uriel que fue la propia federación de fútbol de ese país la que determinó que el fútbol debía continuar, aunque a puertas cerradas.

«La Federación decidió que la Liga Primera y las categorías formativas continuaran jugando el fútbol. Las ligas son independientes del resto de las determinaciones y por eso se decidió continuar la acción», reveló Uriel a Deporte Total.

El Managua FC es el sólido líder en Nicaragua

Por ello, los 10 equipos que conforman la élite del fútbol ‘pinolero’ disputan sus partidos cada miércoles y fines de semana, para concluir la primera parte de un campeonato que por ahora ha disputado 16 fechas y que clasifica a los seis mejores a la fase de eliminación directa, para luego buscar al campeón del Torneo Clausura 2020.

A falta de dos jornadas para la conclusión de la temporada regular, el Managua y el Diriangen son los equipos que comandan la clasificación y que entrarían directo a semifinales, mientras que a la primera serie de la liguilla estarían el Real Estelí, Walter Ferreti, Jalapa y Chandenga.

«El campeonato se juega miércoles y domingos, de forma regular. Estamos en la recta final del torneo y se ha acelerado un poco debido al Coronavirus», señala Uriel al momento de explicar la dinámica actual del fútbol nicaragüense, que como último campeón tiene al Real Estelí.

Un campeonato que acapara la atención local e internacional

Al ser una de las cuatro ligas que se mantienen en disputa, el fútbol nicaragüense acapara la atención de sus fanáticos y también del panorama internacional.

A pesar de que se tomó la determinación de jugar sin público, el campeonato levanta expectativa, sobretodo en las pequeñas provincias.

«En algunas provincias, la gente siempre acude a los estadios y el publico asiste, no tiene acceso a los estadios, pero si en los alrededores de los escenarios», indica Uriel, que vive cada jornada del torneo local, ejerciendo su trabajo como periodista deportivo.

Pero el fútbol ‘nica‘ no solo genera expectativa a nivel local, sino que al ser uno de los pocos campeonatos con acción y probablemente el que mayor cantidad de jugadores extranjeros tenga en la competencia, ha hecho que levante interés a nivel internacional.

Los partidos cuentan con transmisión televisiva y en redes sociales, lo que hace que el balompié de este país esté viviendo un momento de apogeo, como lo señaló José María Bermúdez, secretario general de la Federación Nicaraguense de Fútbol, en una entrevista al diario ecuatoriano El Universo. Y claro, todo tiene un por qué.

«Podemos observar por el monitoreo de estas cosas que más personas están prestando atención, particularmente en los sitios de apuestas», apunta el dirigente, revelando uno de los motivos del interes del público por el fútbol de Nicaragua.

Es tanta la atención que puede generar por ahora el balompié de ese país que incluso, dice el periodista deportivo Alex Uriel, ya hay interés de España e Italia en adquirir los derechos televisivos del campeonato local, «debido a que no hay fútbol en el resto del mundo»

Aunque se juega, hay preocupación

No obstante, por mayor buena voluntad o interés que exista de parte de los protagonistas de culminar el campeonato, los jugadores han manifestado que no es lo mismo salir a la cancha bajo estas condiciones.

«Hay muchos futbolistas que no están concentrados al 100%, sobretodo los extranjeros, que están pendientes de sus familias. Aquí hay muchos jugadores argentinos o colombianos, que les cuesta mantener la concentración con todo esto que está sucediendo», indica Uriel.

Fabrizio Tavano, mexicano que milita en el Real Estelí

La preparación de los partidos no es la misma e incluso al momento de salir a la cancha y jugar por los puntos, también se nota la diferencia.

«Tratamos de evitar tocar a otros jugadores. El fútbol ha cambiado porque no entras a pelear por una pelota con la misma intensidad», dijo a Reuters Carlos Mosquera, portero del Deportivo Las Sabanas.

En su momento, los futbolistas dijeron que no se les consultó sobre la decisión de seguir jugando, que se tomó después de una reunión entre la liga y los propietarios de los clubes, quienes tienen un importante apoyo económico por parte del gobierno nacional que preside Daniel Ortega.

Por ahora, el Coronavirus no para al fútbol en la nación centroamericana, en donde cada quien toma sus propias previsiones para evitar ser parte de la pandemia. En Nicaragua, también la pelota sigue rodando.