Guerra de posturas en el fútbol boliviano
Continúa el conflicto en el fútbol nacional

Guerra de posturas en el fútbol boliviano

División Profesional
Avatar
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchaviernes, 10 de enero de 2020

La semana en el fútbol nacional cerró sin acuerdos y con posturas completamente distantes, en medio del reciente conflicto que atraviesa el balompie, en el cual la Federación Boliviana de Fútbol está enfrentada con un bloque de equipos de la División Profesional.

La decisión que tomó la FBF al instalar con solo ocho equipos el Consejo Superior de la División Profesional durante este viernes, desencadenó la respuesta inmediata de la dirigencia de Wilstermann, Bolívar, Oriente Petrolero, Guabirá, Blooming, Royal Pari y Destroyer’s, quienes reclaman que el tema de los descensos y ascensos para la campaña 2020 aun no está resuelto.

Con la instalación de instalar el Consejo Superior de la División Profesional, aun sin el quorum reglamentario, la FBF aprobó la convocatoria del campeonato y el reglamento correspondiente para el 2020.

El bloque disidente exige legalidad y respeto al mérito deportivo

Bajo la firma de cinco equipos cruceños, además de Bolívar y Wilstermann, el llamado grupo de equipos disidentes emitieron un comunicado en donde rechazaron la instalación del Consejo Superior de la División Profesional, asegurando que la reunión que se realizó carece de validez, debido a la falta de quorum reglamentario en los estatutos.

En la misiva, los representantes del G7 advierten que “no asistirán a ninguna convocatoria a campeonatos hasta que se retomen los mecanismos legales y el cumplimiento a la norma”.

Este fue el comunicado emitido por el bloque disidente

La postura federativa explica su versión

La versión de la contra parte también apareció en un extenso comunicado, minutos después de que los clubes ‘opositores’ emitieran el suyo. En su aclaratoria, la FBF reseñó sus razones del por qué instalaron el consejo, además de explicar bajo que artículos se ampararon para hacerlo.

La versión federativa indica que “el Consejo de la División Profesional, en uso de sus atribuciones contenidas en el artículo 40 del Estatuto y en los artículos 32 y 33 del Reglamento al Estatuto” resolvió que se aplique “supletoriamente el artículo 23 del estatuto de la FBF” para así instaurar el Consejo Superior de la División Profesional.

La decisión fue cuestionada debido a que dicho artículo habla de llevar a cabo esta medida cuando se trata de un Congreso y no así de un Consejo Superior.

La medida llevó la firma y respaldo de los representantes de los clubes Aurora, San José, Real Potosí, Nacional Potosí, The Strongest, Atlético Palmaflor y Real Santa Cruz. La presencia de estos últimos dos clubes fue también observada por el bloque de equipos disidentes, quienes señalan que por ahora no se puede oficializar el nombramiento de ambas instituciones como clubes de la División Profesional.

Por ahora, el conflicto continúa y la lucha sigue, con dos sectores que terminaron la semana alejados de llegar a un acuerdo, poniendo en suspenso el futuro inmediato del fútbol boliviano.