Hakan Sukur, de marcar el gol más rápido en un mundial a conducir un Uber
Un día como hoy, el delantero turco hacía historia en Corea-Japón 2002

Hakan Sukur, de marcar el gol más rápido en un mundial a conducir un Uber

Internacional

¿Se imagina pasar de ser un héroe nacional a ser pocos años después un perseguido político? Es la triste historia de Hakan Sukur, el histórico delantero turco poseedor de una de las marcas mundialistas más destacables de todos los tiempos.

EL HISTÓRICO MUNDIAL TURCO DE 2002

Con 31 años, el ex delantero del Inter de Milan y Galatasaray logró clasificar con Turquía al mundial de Corea-Japón 2002. Aquella selección tenía entre sus figuras a Rustu Recber , de fugaz paso por Barcelona,  Alpay Ozalan. Ilhan Manzis (onceno ideal del campeonato) y Hasan Sas.

Ya en la competición, Turquía fue una de las grandes sorpresas al lograr clasificar a Octavos de Final junto con Brasil en el Grupo C. Perdiendo su primer partido ante la “canarinha”, logró empatar con Costa Rica y vencer a China, clasificando por gol diferencia por delante de los “ticos”. Pero este sería solo el inicio de la historia ya que entre Octavos y Cuartos de final daría cuenta de Japón (el local) y Senegal. La sorprende selección turca dirigida por Senol Gunes enfrentaría nuevamente a Brasil en semifinales, cayendo por 2-1 tras inaugurar primero el marcador.

EL PARTIDO DE SUKUR

Decepcionados por la eliminación, los turcos se resignaron con jugar por el tercer lugar ante Corea del Sur, el otro anfitrión eliminado por Alemania.

El 29 de junio se jugaría el partido más importante en la vida de Sukur, quien con solo 11 segundos anotaría el gol más rápido en los mundiales. El resto del encuentro sería también entretenido. Lee empataría 9 minutos después y un doblete de Mansiz les daría tranquilidad a los rojos, hasta el 2-3 final de Song al minuto 90.

Era el final del partido y un ito en la historia de Turquía, que celebró su última participación mundialista hasta hoy. Tras el encuentro muchos clubes grandes pondrían sus ojos en el fútbol turco, pero no se podría volver a repetir esta camada de oro.

DE HÉROE A VILLANO

Sukur se retiraría el 2008 con 334 goles en clubes de Italia, Inglaterra y Turquía, pero sería su Galatasaray querido donde cerraría su ciclo.

Por su notoriedad y populismo, fue invitado a formar parte de la política de su país, a lo cual accedió en 2010. Se unió al AKP, partido político que ganaría las elecciones en 2014 y colocaría a Recep Erdogan como presidente hasta hoy.

Pocos meses después, Hakan Sukur presentaría su renuncia tras ser hostigado por el propio partido que solo quería usar su popularidad. Aquello sería considerado un acto de traición por el AKP, obligando al ex jugador a escapar hacia Estados Unidos.

Según relata el propio Sukur al medio de prensa alemán Focus Online : “Fue un acto de venganza. Erdogan me quitó todo. Mi derecho a la libertad, el derecho a explicarme, a expresarme, el derecho al trabajo. La boutique de mi esposa fue apedreada, mis hijos acosados y mi padre encarcelado a los pocos meses que vine a USA. Ahora conduzco un Uber y vendo libros para vivir.”

En 2016, el gobierno turco emitió una orden de aprehensión contra Sukur, vinculándolo con el golpe terrorista del predicador islámico Fetullah Gülen.