La Verde se tuvo que conformar con el subcampeonato de la Copa América 1997
Marco Antonio Sandy recordó la final del 97 ante Brasil

«Hasta Roberto Carlos me dijo que nosotros merecíamos haber ganado»

Destacados
Avatar
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchalunes, 29 de junio de 2020

Un 29 de junio de 1997, Bolivia se citaba con la historia. En el estadio Hernando Siles, la Verde protagonizaba la final de su Copa América de ese año, ante Brasil.

La actuación de la selección nacional había sido brillante, con cinco triunfos en los cinco partidos previos. En fase de grupos superaron a Venezuela (1-0), Perú (2-0) y Uruguay (1-0); en Cuartos de Final dejaron atras a Colombia (2-1) y en semifinal superaron a México (3-1). Bolivia jugaba bien, gustaba, era local y solo faltaba un paso para ponerle un broche de oro al torneo, pero Brasil lo iba a impedir.

«Teníamos mucha confianza y teníamos mucha fe en que podíamos ganar el partido, sobretodo por la Copa que habiamos hecho», confesó Marcos Antonio Sandy en El Selfie de Radio Monumental Bolivia, después de 23 años del partido que pudo hacer aun mas histórica a esa generación dorada que años atrás clasificó al Mundial de Estados Unidos 1994.

Bolivia puso el juego, Brasil los goles

La cuenta se abrió al minuto 40 con un gol de Edmundo que no debió subir al marcador, por clara posición adelantada. «Estaba en Offside, hoy con el VAR quedaba demostrado que estaba en fuera de juego», señala el ‘Toro’, parte de esa linea de tres hombres que presentó el técnico español Antonio López.

El gol no amilanó a la selección nacional y lejos de desconectarla, hizo que arremetiera con fuerza, empujada por los más de 40 mil espectadores que llenaron el Siles en esa tarde invernal del 97 y que cinco minutos después de recibir el gol brasileño, explotaron de jubilo con el tanto zapatazo de Erwin Sánchez que se coló por debajo del brazo a Taffarel.

«Creo que fue uno de los equipos que mejor fútbol desarrolló. Esta generación del 97 estábamos más consolidados futbolisticamente», explica Sandy, respaldando el juego de aquella selección.

El segundo tiempo, Bolivia acumuló ocasiones de gol, pero el tanto de la ventaja no caía. Un tiro libre de Óscar Sánchez al palo y un cabezazo que Sandy todavía no entiende como no entró son las jugadas que el ‘Toro’ recuerda como las más claras, en un juego nacional que acumuló méritos para llevarse la victoria.

«Merecimos ganar el partido contra Brasil. Generamos muchas ocasiones de gol, pero lamentablemente no se pudo dar», lamenta el exdefensor. Bolivia puso el juego, pero Brasil tuvo la contundencia, a través de los goles de Ronaldo al 79′ y Ze Roberto en el descuento.

El reconocimiento del rival

Sandy no fue el único que comparte esa apreciación, pues al culminar el partido, Mario Zagallo, entonces técnico de la Canarinha, señalaba lo mismo.«He visto el partido varias veces y es increíble lo bien que jugamos ese partido», recuerda el 3 de La Verde.

El ‘Lobo’ no fue el único de Brasil que lo admitió. Hoy, 27 años después, Sandy comparte una anécdota del postpartido, mientras esperaba por hacer la prueba de doping.

«En la sala antidoping me conseguí con Roberto Carlos. Un caballero ejemplar. Pudimos intercambiar la camiseta y charlar del partido», comienza relatando Marco antes de revelar que el mismo lateral le confesó su impresión del partido.

«Me dijo ‘ustedes merecieron ganar’. Nos felicitó y dijo que habíamos jugado bien, pero que ellos marcaron los goles y eso marcó la diferencia». Una frase que Sandy guarda en la memoria.

Brasil levantó esa Copa ante la mirada de una selección boliviana que acompañada de sus fanáticos lamentó no tener la contundencia para marcar la diferencia y ponerle la cereza al pastel en una generación que pasó a la historia.