Joshua Reaves, el boliviano de orígen que apareció en la NBA
Juega de escolta con los Dallas Mavericks y este lunes anotó sus primeros puntos

Joshua Reaves, el boliviano de orígen que apareció en la NBA

NBA
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafcha
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchamartes, 11 de agosto de 2020

El nombre de Joshua Reaves entró a la historia del deporte nacional, luego de convertirse en el primer boliviano de orígen en jugar y anotar puntos en la NBA, en el partido que los Mavericks de Dallas vencieron al Utah Jazz este lunes.

Reaves lleva la sangre boliviana gracias a su madre, Liset Bravo, paceña de nacimiento y quien se trasladó a los Estados Unidos hace años, en donde se casó con Michael Reaves.

Reaves con Penn State. (Ben Solomon/Penn State Athletics)

Nacido el 4 de junio de 1997 en Farefax, Virgina, Joshua Reaves es un escolta de 23 años y 1.93 m de estatura, quien se formó académica en las escuelas St Paul VI y Oak Hill, antes de dar el salto a la Universidad de Pennsylvania en donde jugó con los Nittany Lyons entre el 2015 y 2019.

En Penn State, Reaves destacó por su perfil defensivo, terminando la carrera universitaria con 1.079 puntos, 540 rebotes, 310 asistencias y 92 tiros bloqueados y estableció el récord de la escuela con 250 robos. Además, en par de temporadas recibió el nombramiento de Jugador Defensivo del Año.

Salto profesional

Luego de culminar su etapa universitaria, al norteamericano-boliviano no lo seleccionaron en Draft de la NBA del 2019, pero llamó la atención de los Dallas Mavericks, quien lo reclutó para jugar la Liga de Verano del 2019 con el equipo Texas Legends.

Si bien su debut en la NBA se dio el 2 de enero de este año en la victoria de Dallas sobre Brooklyn, Reaves apenas y jugó el último minuto, pasando de forma desapercibida hasta que este 10 de agosto retumbó en el panorama nacional.

Fotografía: Alex Bauer

Y es que durante el partido ante Utah jazz, el escolta jugó un total de 14 minutos y anotó sus primeros puntos en su carrera como profesional. En total, Reaves aportó 4 puntos en el triunfo de su equipo, dio tres asistentas y consiguió un rebote.

Su equipo destacó su participación en sus redes sociales y el jugador recibió distintos comentarios positivos tras mostrar orgullosamente las primeras cestas en el mejor baloncesto del mundo, el cual está jugando su etapa final de la temporada regular en la burbuja de Orlando.

Por ahora, Reaves sigue concentrado con el equipo y ahora Bolivia tiene un interés especial por la NBA, tras darse cuenta que hay un boliviano de origen jugando allí y que empieza a hacerse un hueco en una de las competencias más prestigiosas del mundo del deporte.