La bomba del FIFA Gate vuelve a irrumpir con fuerza en el fútbol mundial
La justicia estadounidense presentó nuevas acusaciones

La bomba del FIFA Gate vuelve a irrumpir con fuerza en el fútbol mundial

Fútbol
Avatar
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchamartes, 7 de abril de 2020

El FIFA Gate vuelve a explotar en el mundo del fútbol, luego de que la justicia estadounidense publicara este lunes nuevas denuncias vinculadas a la causa que estalló en 2015 y desnudó los oscuros manejos que existían dentro de la Casa Madre del fútbol mundial.

Luego de dos años sin nuevas acusaciones, el escándalo vuelve a apoderarse de la escena del deporte rey, esta vez señalando formalmente el pago de sobornos de Rusia y Catar para hacerse con los mundiales del 2018 y 2022, respectivamente.

De acuerdo a la documentación que se filtró, las acusaciones recaen sobre las coimas que recibieran dirigentes pesados del ámbito del fútbol en Sudamérica, para lograr los votos en favor de ambas candidaturas, las cuales fueron escogidas a la misma vez en el año 2010.

“Varios miembros del comité ejecutivos fueron ofrecidos y recibieron sobornos vinculados a sus votos. Por ejemplo, Ricardo Teixeira, Nicolás Leoz y el Co-Conspirador 1 fueron ofrecidos y recibieron pagos a cambio de sus votos a favor de Qatar, para que albergue la Copa del Mundo 2022″, señala el documento de la fiscalía.

Teixeira es acusado de cobrar 5 millones USD por sobornos

Si bien es cierto que la identidad del “co-conspirador 1” nunca fue revelada,  debido a la información que está en el expediente se deduce que se trata de Julio Humberto Grondona, presidente difunto de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y ex vicepresidente de la FIFA.

Además de la presunta vinculación de Grondona, el expediente apunta directamente a Ricardo Teixeira y Nicolás Leoz, dos personajes relevantes dentro del ámbito del fútbol sudamericano.

Teixeira fue presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) entre 1989 y 2012 y su nombre no es nuevo en la causa. En 2017, fue inhabilitado de por vida por la FIFA tras haber sido declarado culpable de aceptar pagos indebidos de empresas de televisación que buscaban quedarse con los derechos de certámenes de la Conmebol.

Asimismo, el paraguayo Nicolás Leoz fue el mandamás de la Conmebol entre 19886 y 2013 y murió en agosto de 2019. Su salida del ente sudamericano se dio luego de haber sido declarado culpable por haber aceptado sobornos a principios de la década del 2000 por parte de compañías que buscaban televisar torneos que pertenecían a la Confederación que presidía.

En esta nueva acusación, también se confirma que a Jack Warner, ex presidente de la CONCACAF, se le ofreció y cobró un pago de 5 millones USD, mientras que al guatemalteco Rafael Salguero, expresidente de la federación de fútbol de Guatemala y antiguo miembro de los Comités Ejecutivos de la Fifa y Concacaf, se le prometió un millon de dólares, todo esto a cambio de sus votos en favor de Rusia para que sea sede del Mundial 2018.

La polémica se extiende e implica a tres ejecutivos de medios

Además de los cargos sobre los dirigentes de fútbol mencionados, la fiscalía norteamericana presentó acusaciones sobre Hernán López, Carlos Martínez y Gerard Romy, tres funcionarios vinculados a grupos de comunicación.

De acuerdo con la Fiscalía, según se establece en la acusación, los tres usaron sus posiciones en el mundo del fútbol internacional para participar en planes que implican la solicitud, oferta, aceptación, pago y recepción de sobornos, principalmente para obtener derechos de transmisión lucrativos para varios torneos y eventos internacionales de fútbol.

Hernán López, ex ejecutivo de la cadena FOX

Tanto López como Martínez formaron parte de la cadena norteamericana FOX y en el informe aparecen como  responsables del desarrollo y la realización de los negocios de transmisión de la compañía en América Latina, se unieron a Full Play y otros conspiradores en un plan que implicó el pago anual de millones de dólares en sobornos a funcionarios de la Confederación Suramericana de Fútbol (CONMEBOL), a cambio de los derechos de transmisión de la Copa Libertadores, Copa América o partidos de calificación para los Mundiales de 2018 y 2022.

Por su parte, el español Gerard Romy, fundador de Mediapro y accionista de la empresa IMAGINA LLC, se le acusa de fraude, blanqueamiento de capital y la violación de la ley RICO (Ley de Chantaje Civil, Influencia y Organizaciones Corruptas).

Además, el empresario español y la empresa argentina Full Play fueron acusados además de conspiración de crimen organizado, tras una extensa investigación del Gobierno de EE.UU. y enjuiciamiento por corrupción en el fútbol organizado, que se ha extendido durante varios años.

Los implicados deberán comparecer este jueves 9 de abril ante la jueza Pamela K. Chen, de la Fiscalía federal en Brooklyn.