La Copa Sudamericana estrena formato regional en 2020
"La otra mitad de la gloria" se sortea este martes en Luque

La Copa Sudamericana estrena formato regional en 2020

Sudamericana
Manuel Urquieta | Twitter: @KikaiScouting
Manuel Urquieta | Twitter: @KikaiScoutinglunes, 16 de diciembre de 2019

Este martes 17, la Confederación Sudamericana de Fútbol realizará en Luque (Paraguay) el sorteo de la Copa Libertadores y Copa Sudamericana en sus ediciones 2020.

Por Bolivia, el único cupo confirmado es Bolívar como campeón del torneo Apertura. La ‘academia’ paceña disputará la fase de grupos de Libertadores y podría tener como cabeza de grupo a Boca Juniors, Gremio, Nacional, Peñarol, Palmeiras o al vigente campeón, Flamengo.

Respecto a a Copa Sudamericana, aun no se tienen bien definidos a los 4 representantes, pero la competición ya anunció variaciones en su nuevo formato. Los cambios más notorios son la separación de los 44 clasificados en dos grupos geográficamente divididos en dos tómbolas.

  • La tómbola 1 será para los clubes de Zona Norte (Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela)
  • La tómbola 2 será para los clubes de Zona Sur (Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay)

 

El objetivo de este nuevo formato es evitar que dos clubes de un mismo país se eliminen en primera ronda, dando muchas más opciones de mantener el fútbol en todos los países.

Aquellos clubes provenientes de la Copa Libertadores serán incluidos en Segunda Fase, cuyo sorteo será en Mayo y no estarán sujetos a esta segmentación.

¿VENTAJA PARA LOS BOLIVIANOS?

Debido a la convulsión social suscitada en Noviembre, el torneo Clausura boliviano fue suspendido y reprogramado hasta finales de Diciembre. Esta postergación podría darles una ventaja competitiva impensada a los clubes nacionales en 2020.

Para el sorteo de este martes, Bolívar será el único representante boliviano ratificado en Libertadores, teniendo los demás siete cupos internacionales pendientes de confirmación. Con cuatro fechas pendientes en el torneo boliviano, varios clubes podrán comenzar a “modificar” sus posiciones en la tabla general  con la intención de «elegir» a los rivales más accesibles.

Además, teniendo ya a los rivales definidos, los cuerpos técnicos nacionales podrán estudiar con más tiempo y mejor profundidad las fortalezas y debilidades de cada caso.