La extensión de la cuarentena va cerrando las opciones del fútbol boliviano
En mayo no habrá actividad deportiva en el país

La extensión de la cuarentena va cerrando las opciones del fútbol boliviano

Bolivia
Avatar
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchamiércoles, 29 de abril de 2020

El Gobierno nacional decretó este miércoles por la tarde la extensión de la cuarentena general hasta el 10 de mayo en el país y anunció que a partir del 11 de mayo se determinará una ‘cuarentena dinámica’, en la que se flexibilizarán las medidas en algunas regiones, dependiendo del estado de riesgo en el que se encuentren.

En el anuncio hecho por la presidenta Jeanine Áñez, se confirmó también que hasta el 31 de mayo seguirá el cierre de fronteras, la suspensión de los vuelos nacionales e internacionales, las clases, los eventos que generen aglomeraciones y el uso de barbijos en lugares públicos, entre otras medidas.

Con las últimas medidas, el futuro cercano del fútbol boliviano quedó más que comprometido, al menos en la intención de culminar el Torneo Apertura 2020 como lo tenía previsto, teniendo en consideración que el margen de tiempo ya no daría para reiniciar las actividades antes del 15 de junio, fecha tope que se habían dado en la dirigencia del balompié nacional.

Los tiempos establecidos quedan comprometidos

«Si hasta el día 15 de junio no iniciamos nuestro campeonato,no nos alcanzará el tiempo hasta fin de año para hacer el Apertura y Clausura», señaló Blanco al momento de evaluar el futuro inmediato del torneo local, en una entrevista que le realizó Deporte Total, el pasado 23 de abril.

Entendiendo que en mayo no hay posibilidad de que haya fútbol, ni se permite el reinicio de entrenamientos deportivos, habría que pensar recién en el siguiente mes para un posible retorno de las actividades físicas, algo que por ahora no se puede confirmar, pues el gobierno no ha hecho una referencia clara de cuando y cómo se podría dar la vuelta a los entrenamientos, bien sea individuales o grupales.

Una vez en junio, difícilmente los equipos podrían adecuarse en dos semanas para estar listos a un reinicio futbolisitico pautado para el 15 de junio, pues los protocolos indican que los futbolistas necesitarían al menos tres semanas de trabajo antes de volver a las canchas.

Considerando que la flexibilización de la cuarentena puede llegar en algunas regiones, más no en la totalidad del país, además de las medidas que se extienden hasta finales de mes de mayo y que atentan contra la logística de organización y desarrollo de entrenamientos y partidos de fútbol, el campeonato boliviano ve como el tiempo se va acabando en su intención de volver.

Una vez conocidas las medidas, este miércoles por la tarde la Federación Boliviana de Fútbol sostendrá un comité ejecutivo para evaluar las medidas que podría tomar el ente rector del balompié nacional y estudiar el futuro inmediato que tendría el fútbol en el país.