«La FBF está a tiempo de corregir y organizar una estructura competitiva para el fútbol femenino»
La futbolista boliviana Paola Guzmán, analizó al detalle la situación que atraviesa el balompié femenil en Bolivia

«La FBF está a tiempo de corregir y organizar una estructura competitiva para el fútbol femenino»

Destacados
Avatar
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchamiércoles, 26 de agosto de 2020

El fútbol femenino boliviano continúa exportando su talento al exterior, con chicas que se hacen un espacio y consiguen oportunidades a pesar de lo limitada que es la competencia a nivel nacional.

Nombres como los de Karla Salvatierra que tiene cinco años jugando en España y recientemente fichó por el Maritim FFC o Karla Ticona y Maria Cristina Galvez que se unieron al Teldeportivo en el fútbol sala, resonaron con fuerza en las últimas semanas.

A ellas se les unió el de Paola Guzmán, quien jugará por segundo año consecutivo en España tras fichar por el Vias Interrias y que no solo se caracteriza por su nivel en la mitad de la cancha, sino por la claridad que tiene al hablar de balompié femenino en Bolivia, haciendo una radiografía clara de lo que ocurre e invitando a la FBF, Asociaciones y Clubes a valorar más al talento que existe en el país.

«El fútbol femenino en Bolivia esta muy estancado. Si estando como estamos hay interés de equipos extranjeros en nosotros, imagínate lo que seria si tuviésemos una liga seria o un torneo nacional serio que no dure una semana; si obligaran a las asociaciones a desarrollar campeonatos que duren seis meses. Ahí sería un buen inicio para cambiar todo«, señaló Guzmán en una entrevista con El Selfie de Radio Monumental Bolivia.

Con solo 21 años, la paceña habla con propiedad porque tiene años en esto. Se formó en La Paz, jugó en Santa Cruz, perteneció a los seleccionados nacionales y ahora, desde España, no desaprovechó la oportunidad para lanzar una serie de recomendaciones y advertencias para que el fútbol femenino cambie en Bolivia.

Obligados a mejorar en todos los ámbitos

Para Paola, el punto de orígen del problema está claro: no hay estructura, ni competencias. Por eso, así es muy difícil mejorar y establecer un alto nivel.

«Si hay mas competencias, los clubes subirán su nivel, si los clubes suben su nivel, habrán mejores participaciones en Libertadores y posteriormente la selección va a beneficiarse de eso», apunta la jugadora que ahora militará con el Vias Interrias de Galicia en la Primera Nacional.

Guzmán habla con una autoridad que hace a todos prestar atención y no le tiembla la voz al momento de señalar varios detalles que atentan en contra del balompié femenil en el país. Uno de ellos es que el ente federativo no obliga a las asociaciones o a los clubes a tener una estructura seria.

«CONMEBOL Y FIFA señalaron que para las licencias de clubes  profesionales se necesita un plantel femenino. En Bolivia lo que hicieron fue que juntaron a 13 o 15 chicas, les dan la camiseta de Bolivar o The Strongest y allí esta el femenino. ¿Qué hace la FBF? ve dos o tres fotos y les da la licencia de clubes», resalta Guzmán, antes de ir con un punto aun más clave.

«Para la Licencia de Clubes, las instituciones tienen que tener un plantel profesional femenino y se necesita una estructura para el femenino. Si los clubes hacen lo mínimo, y la FBF acepta eso mínimo, entonces… ¿dónde esta el problema? en que nunca hacemos las cosas como nos lo dicen, nos gusta ir a medias y eso aplica en el femenino y también en el fútbol masculino«, así de contundente es la joven futbolista boliviana.

Por eso, Paola cree que los 14 equipos de la División Profesional tienen la obligación de tener buenos planteles femeninos. Además, a partir de allí, ella considera que se puede generar ingresos para los equipos del fútbol boliviano y eso es algo que sustenta con base y fundamento.

Hay que verlo como un negocio

«El fútbol femenino también también te genera ingresos y peleas clasificación a Copas libertadores». ¿Se ha puesto alguien a pensar en eso en el seno del balompié nacional? La sugerencia viene de una jugadora que no solo apunta lo que se debe mejorar, sino que además propone soluciones a partir de una inversión seria al talento que tienen las mujeres en el balompié nacional.

«Si tu ves que equipos como a Nacional Potosi o a Palmaflor, por poner un ejemplo, les puede tomar mucho tiempo ir a la Libertadores, pues si te pones a invertir en el femenino quizás llegues antes y ahí obtienes una remuneración económica», indicó Guzman, aceptando que si bien es cierto que es un premio de menor cuantía, no deja de ser un ingreso valido para las instituciones.

No obstante, un detalle no menor que Paola Guzmán no deja pasar en alto es que ni clubes, ni Federación aun ven al fútbol como a un negocio, por lo que la futbolista los invita a tener un poco más de visión y a que se invierta como se debe y no a medias.

«Aquí no se hacen cosas porque no ganamos, no gana nada el femenino entonces no hacemos. Eso esta mal. La FBF y los Clubes están esperando ver que se puede ganar para hacer algo;  en vez de hacer, invertir y luego ver cuanto ganan», sentenció Guzmán.

Entre los planes que la futbolista aporta para comenzar a meter en la cultura al fútbol femenino, está el de aprovechar los espacios previos a los partidos de reservas del masculino, para que así se pueda ir conociendo más el talento que existe y esto se pueda aprovechar.

La FBF está a tiempo de corregir

En medio de todas las críticas que coloca sobre la mesa, lo bueno de Paola Guzmán es que aporta, propone y está dispuesta a compartir los criterios con las autoridades pertinentes, pues lo que menos quiere es que exista una pelea con la FBF.

Sin embargo, ella pide que el fútbol femenino sea escuchado, que existan competencias serias, crear una estructura solida para empezar a dar los primeros pasos y dejar la improvisación.

«Cuando nosotras vamos a pedir algo, se asustan porque piensan que vamos a ir a pedir plata y piensan que tienen que soltar lo que deben soltar. Nosotras no pedimos ganar BS. 2000  de entrada y profesionalizar a 15 chicas. Nuestro primer pedido es hacer una liga seria, que dure seis meses, o un año obligar a que todas las asociaciones tengan competencias», manifiesta Guzmán, quien pide unión entre la FBF y las protagonistas del fútbol nacional.

La jugadora que se formó en Colegio Saint Andrews agradece lo que ha hecho la FBF, pero lamenta que las chicas se tengan que conformar con tan poco por parte del ente federativo. Agrega que el fútbol femenino no se mueve por dinero, sino que exige organización y seriedad para que ambas partes puedan ganar.

«La FBF está a tiempo de corregir, organizar y acomodar una estructura competitiva. Ellos tienen que empujar a las asociaciones para que al menos los nueve departamentos tengan sus campeonatos y luego se tenga un torneo a nivel nacional», sentencia Guzmán desde Galicia.

Detras de todas estas críticas y sugerencias, Paola Guzmán aparece como una voz más que se suma al pedido del fútbol femenino a no dejar correr más tiempo para ‘ordenar la casa’ y que Bolivia adopte al balompié de mujeres como algo serio, emulando lo que ocurre en otros países.

«Vamos a sentarnos a charlar, escuchen lo que queremos, porque a largo plazo va a tener que pasar como esta ocurriendo en Argentina o Colombia. sabemos que profesionalizar la liga no va a cambiar de un día para otro, pero tenemos que empezar a hacerlo», sentencia la jugadora que tiene previsto iniciar temporada en septiembre.

Escuchen a Paola.