Gianni Infantino, presidente de FIFA
El máximo organismo del fútbol internacional propone nuevas medidas

La FIFA ofrece las directrices para que el fútbol lidie con la crisis a causa del Coronavirus

Internacional
Deporte Total
Deporte Totalmartes, 7 de abril de 2020
ESPECIAL – NP: FIFA.COM

A causa del impacto sin precedentes ocasionado por la COVID-19 en todos los niveles del fútbol, la FIFA ha estado trabajando en la elaboración de una serie de recomendaciones y directrices que permitan hacer frente a algunas cuestiones prácticas consecuencia de la pandemia, en particular, aquellas relativas a los contratos y los traspasos de jugadores en general.

La labor se ha realizado consultando con los diferentes grupos de interés en el marco de un grupo de trabajo presidido por el vicepresidente de la FIFA y presidente de la Comisión de Grupos de Interés del Fútbol de la FIFA, Vittorio Montagliani, el cual está integrado por representantes de clubes, jugadores, ligas, federaciones nacionales y confederaciones.

El grupo de trabajo acordó por unanimidad un conjunto de principios que ha sido respaldado hoy por el Bureau del Consejo de la FIFA.

«La epidemia de COVID-19 ha cambiado claramente todas las circunstancias objetivas en torno al fútbol durante esta temporada. Por tanto, la FIFA, junto con los grupos de interés, ha recogido algunas ideas prácticas y propuestas para abordar estas nuevas circunstancias. Aunque esta iniciativa no vaya a resolver todos los problemas, debería servir para aportar cierta estabilidad y claridad al fútbol en el futuro próximo. Esperamos que este proyecto común, liderado por la FIFA, constituya un ejemplo positivo de la capacidad de respuesta del fútbol, y demuestre nuestra unión, solidaridad y disposición para llegar a acuerdos que nos permitan afrontar los tiempos difíciles que están por llegar. Antes de eso, si hay una cuestión que todos deben tener clara, especialmente en estos momentos, es que la salud es lo primero, mucho antes que el fútbol», explicó el presidente de la FIFA Gianni Infantino.

Vencimiento e inicio de los contratos de jugadores:

Los contratos normalmente concluyen al final de la temporada y la fecha de finalización de la temporada coincide con la de vencimiento del contrato. Con la suspensión de las actividades futbolísticas en la mayoría de los países, es obvio que la temporada actual no terminará en la fecha prevista. Por tanto, se propone que los contratos se amplíen hasta el momento en el que realmente termine la temporada. Esta medida se corresponde con la intención original de las partes al firmar el contrato y contribuirá a preservar la integridad y la estabilidad del deporte.

Un principio similar se aplica a los contratos cuyo inicio estaba previsto para el principio de la próxima temporada: su entrada en vigor se pospondrá hasta el inicio real de la misma.

Contratos de empleo en el fútbol que no puedan cumplirse:

Como es evidente, la pandemia de COVID-19 ha tenido un gran impacto sobre los ingresos de los clubes, entre otros motivos, por la imposibilidad de disputar partidos. El fútbol, como otros sectores de la economía, tiene que encontrar soluciones justas y equitativas para hacer frente a estas circunstancias y, a ser posible, proteger los puestos de trabajo y lograr un equilibrio justo y razonable entre los intereses de jugadores y clubes.

Por tanto, la FIFA recomienda encarecidamente a estos dos colectivos que colaboren para llegar a acuerdos y encontrar soluciones durante el periodo de suspensión de la actividad futbolística.

Aunque encontrar soluciones adecuadas a las circunstancias de cada país corresponde, en primera instancia, a las partes pertinentes en el ámbito nacional, la FIFA recomienda que se tengan en cuenta por igual todos los aspectos de cada situación, incluidas las medidas gubernamentales en apoyo de clubes y jugadores, la posibilidad de aplazar o reducir los pagos y las posibles coberturas de los seguros.

Si las partes no logran llegar a un acuerdo y, como consecuencia, los casos se trasladan a la FIFA, se examinarán los siguientes factores:

  • la existencia de un intento genuino por parte del club de llegar a un acuerdo con los jugadores;
  • la situación económica del club;
  • la proporcionalidad de las adaptaciones a los contratos de los jugadores;
  • los ingresos netos de los jugadores después de adaptar los contratos, y
  • el trato igualitario a los jugadores.

De esta manera, la FIFA espera que se puedan encontrar soluciones que sean justas y equitativas para ambas partes.

Periodos de inscripción:

Respecto a los periodos de inscripción, una vez más, es necesario adaptar la situación regulatoria normal a las circunstancias objetivas actuales. Por este motivo, la FIFA será flexible y permitirá el aplazamiento de las ventanas de transferencias para que se emplacen entre el final de la temporada actual y el inicio de la próxima.

A su vez, la FIFA intentará garantizar, siempre que sea posible, que exista un nivel de coordinación general, y tendrá presente la necesidad de proteger la regularidad, la integridad y el buen funcionamiento de las competiciones a fin de que los resultados deportivos no se vean alterados de manera injusta.