La incómoda previa de La Verde de básquet: Durmiendo en albergue, sin viáticos y con molestia
Giovanny Vargas, coach de la selección, reveló que no han sido tratados como lo merecían

La incómoda previa de La Verde de básquet: Durmiendo en albergue, sin viáticos y con molestia

Básquetbol
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafcha
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchasábado, 12 de junio de 2021

La selección boliviana de baloncesto afrontará este sábado ante Ecuador el primer partido de la ronda preliminar al clasificatorio del Mundial FIBA 2023.

El grupo que armó el Coach Giovanny Vargas, conformado por nombres de experiencia, como Cristian Camargo, Raúl Salvatierra y reforzado por jugadores de experiencia internacional, como Armando Choque y el NBA Joshua Reaves, generan expectativa alrededor del combinado nacional.

«La que jugará ante Ecuador es una generación dorada del baloncesto boliviano», indicó en los últimos días el timonel de La Verde de las alturas. No obstante, en la previa del encuentro se revelaron distintos detalles que han generado incomodidad en el seno de un equipo que no ha recibido todas las garantías necesarias para enfocarse exclusivamente en la vital eliminatoria ante los meridionales.

«Ha sido un gran trabajo de los chicos. Entrenaron seis horas al día, mas sesiones de video. Han trabajado de la mejor manera a pesar de las dificultades que pueden encontrar a nivel dirigencial», manifestó Vargas en El Selfie de Radio Monumental Bolivia. ¿A qué se refería el coach?

Al hotel, una noche antes

Resulta curioso que en la preparación de un partido trascendental como el que tendrá el seleccionado nacional en Tarija, los jugadores hayan tenido que dormir por varios días en un sitio que no ofrecía las mejores condiciones.

A pesar de mostrar su agradecimiento a todos los que los han recibido en Tarija, Vargas indicó que recién el viernes fueron hospedados en un hotel, ya que en los días previos tuvieron que alojarse en el albergue del Gimnasio Guadalquivir, sede del encuentro de este sábado.

«El albergue donde nos hospedaron no tenia condiciones necesarias, los colchones no eran cómodos, hay algunos jugadores que tienen dolor de espalda», explicó el técnico, confirmando que solo dormirían la noche previa al partido en el hotel de concentración.

«Lo ideal hubiera sido llegar antes. Desconozco los motivos por los cuales la Federación Boliviana de Baloncesto nos mandó un día antes. Esperemos que para futuras concentraciones las condiciones puedan cambiar. Estamos en el 2021, tiene que cambiar el modo de trato», reclamó el joven estratega.

Sin viáticos ni premios de incentivo

Los problemas de La Verde de las alturas no quedaron allí. Los días alrededor de la concentración tuvo un momento de tensión cuando la dirigencia no devolvía el monto del dinero que invirtieron Armando Choque y Joshua Reaves para trasladarse al país desde España y Estados Unidos, respectivamente, algo que la FBB se había comprometido desde hace varios días.

«Ambos compraron su pasaje para abaratar los costos a la FBB; Josh es buena persona, pero ayer (jueves) tuvimos problemas en ese sentido al punto que el pensó en no jugar el partido. Afortunadamente los dirigentes hicieron la devolución del dinero», explicó Vargas.

A esa situación económica se le añadió también el hecho que varios jugadores pagaron de sus bolsillos algunos análisis médicos y pedían el reembolso de esa plata, pues la FBB señaló al momento de la convocatoria que iban a correr con todos los gastos logísticos.

Joshua Reaves, referente de la selección nacional.

«Son cosas sencillas, nada del otro mundo, solo exigían la devolución de su dinero. Podíamos haber evitado estos problemas y el malestar de los jugadores para solo concentrarnos en los entrenamientos», criticó el coach, resaltando que estos jugadores, no perciben ni un centavo por estar vistiendo la camiseta de la selección, ni siquiera a razón de viáticos, considerando que muchos están dejando sus responsabilidades para presentarse a la selección nacional dese hace dos semanas.

«No hay ningún viatico y no nos han comunicado de ningún incentivo en caso de ganar ante Ecuador. Ellos vienen por amor a la camiseta para tratar de hacer historia», expresó Vargas.

Enfocados en jugar

A pesar de todas las dificultades, en la selección nacional hay un solo objetivo: ganar en Tarija y en Ecuador para acceder a la siguiente ronda de la fase preliminar, demostrando que es un equipo que tiene talento para hacer que el baloncesto nacional crezca.

Vargas confía en sus jugadores y saben que harán un buen papel, pues para eso ha sostenido una intensa preparación. «Solo queda preocuparnos por jugar y debemos dejar atrás todo lo malo», señaló el coach.

Vargas y la selección quieren celebrar ante Ecuador.

A las 20HB de este sábado, el seleccionado nacional saltará al tabloncillo del Gimnasio Guadalquivir, buscando brindar una alegría al aficionado boliviano, que estará representado por las 3 mil personas que podrán asistir al encuentro. No obstante, Vargas pide (con toda razón) que las cosas cambien.

«No nos han tratado al nivel que hubiéramos querido, tratamos de entender que es una dirigencia nueva, pero tienen que darle el lugar que se merece a los jugadores», advirtió Vargas. Un reclamo más que justo.