El momento en el que las autoridades sacan a Rodríguez del estadio.
El dirigente fue detenido en el estadio Hernando Siles mientras Bolivia jugaba ante Ecuador

La oscura jornada del fútbol boliviano terminó con la aprehensión de Marcos Rodríguez

FBF
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafcha
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchajueves, 12 de noviembre de 2020

El 12 de noviembre de 2020 quedará grabado en la memoria del fútbol boliviano como una de las jornadas más lamentables en su historia, compaginando escándalos dirigenciales con una derrota difíciles de digerir.

La ilusión por ver a La Verde saltar a la cancha se fue diluyendo desde que en horas del mediodía hubo una redada policial en el Hotel Europa, en donde buscaban a dirigentes del Comité Ejecutivo de la Federación Boliviano, quienes se encontraban en el lugar donde tiene previsto llevarse a cabo este viernes el Congreso federativo.

Con la noticia en desarrollo, La Verde salió al estadio para medirse a Ecuador, en un partido que comenzó con el pie derecho gracias al gol de Juan Carlos Arce, pero que en la segunda parte se torció debido a la reacción ecuatoriana. Martins devolvió la alegría, pero una mano de Jusino en el área terminó en un penal que Carlos Grueso convirtió, dejando con las manos vacías al seleccionado nacional.

Detenido en el estadio, descompensado en el aeropuerto

Mientras eso ocurría en cancha, las autoridades llegaban al estadio Hernando Siles y se llevaban arrestado a Marcos Rodríguez, titular de la FBF reconocido por el Comité Ejecutivo. El bochorno tardó poco tiempo volverse noticia y la fotografía de Rodríguez aprehendido daba la vuelta al país (y al mundo) en cuestión de minutos.

El dirigente pandino fue capturado por la Fuerza Especial de la Lucha Contra el Crimen de Santa Cruz, quienes lo sacaron del escenario miraflorino y lo escoltaron directamente hacia el Aeropuerto Internacional de El Alto.

El motivo de la detención recayó por la demanda que generó hace una semana FABOL junto al expresidente de la FBF, Marcos Peredo, quienes denunciaron a 18 personas, incluidos los cinco miembros del Comité Ejecutivo de la FBF, por delito de enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al estado.

Rodríguez arribó al aeropuerto y las autoridades cruceñas tenían previsto trasladarlo hasta Santa Cruz, cuando el dirigente sufrió una descompensación que obligó a que el mismo fuera llevado al Hospital Holandés en la ciudad de El Alto.

Por motivos médicos, el dirigente tuvo que quedarse en suelo alteño bajo observación médica y bajo la expectativa de saber lo que ocurrirá con su persona a nivel de salud y también en el tema legal, luego de este capítulo tenso que se vivió durante toda la jornada.