La polémica abundó en la jornada 13 del Torneo Clausura
Los temas extradeportivos fueron protagonistas en la última fecha

La polémica abundó en la jornada 13 del Torneo Clausura

División Profesional
Avatar
Cristhofer Ojopiviernes, 27 de septiembre de 2019

La décimotercera fecha del Torneo Clausura tuvo muchas polémicas que volvieron a dejar mal parado al fútbol boliviano. Vestuari improvisado, problemas con las ambulancias en los escenarios deportivos, expulsados y goles polémicos.

El primer problema se dio previo al cotejo entre Sport Boys y Real Potosí en Montero. La organización ‘improvisó’ un vestuario para el cuadro ‘Lila’ bajo las graderías del Gilperto Parada. Aunque, Nicolás Suárez no le dio mayor importancia al hecho diciendo que no creía que esta situación fue perjudicial en el rendimiento deportivo del club.Sin embargo, el estratega comentó que se deberían tomar mejores previsiones porque “esto es fútbol profesional, no amateur”.

Dos horas más tarde, pero en Potosí, la ausencia de una ambulancia en el Víctor Agustín Ugarte hizo que el cotejo entre Nacional Potosí y Always Ready se demore por al menos siete minutos. Algo que debió estar previamente revisado, pues el veedor del partido es el encargado de revisar este tipo de detalles previo al comienzo de un juego. Por fortuna, la movilidad de auxilio arribó al estadio y se dio inició al partido.

Los problemas no se quedaron en el primer día en el que se disputó la fecha 13, porque en la victoria de Blooming sobre Aurora en Cochabamba tuvo un final para el olvido. La primera polémica fue en el epilogo del compromiso, cuando después de una pelota parada, Nicolás Marotta chocó con Rubén Cordano, portero de Blooming, quien no tomó bien la infracción y desde el piso se levantó levemente para darle un cabezazo al defensor de Aurora. Dicha acción le costó la cartulina roja al arquero cruceño y cuando este se retiraba hacia el camarín, desde la tribuna le lanzaban objetos. Fue hasta que una piedra impactó con el portero para que el portero salga resguardado por efectivos policiales y en camilla.

Los problemas no terminarían allí, pues cuando culminó el partido, el capitán de ‘La Academia’ cruceña, Christian Latorre, se desvaneció en el campo. Ello causo desesperación Cordano que según el informe arbitral entorpeció la atención al jugador.

Para cerrar la controversial fecha, en el partido de Oriente Petrolero y Wistermann aparecieron cuatro ambulancias. Aunque, ese hecho no fue el más curioso, sino fue sobre los 56 minutos de juego. Lucas Mugni ejecutaría un tiro de esquina con mucho efecto hacia la línea de cal, el cual fue interceptado por Arnaldo Giménez, pero dentro del arco. Para muchos quedó la duda, incluido el árbitro, pero la celebración del ’10’ argentino y la carrera del juez de línea hacia la mitad de la cancha terminó dando por contado el gol.