Salinas y Paniagua tenían previsto reunirse en persona, este miércoles
Los representantes de los futbolistas desistieron de viajar a La Paz por los inconvenientes que se viven en El Alto

La reunión entre FABOL y la FBF no se pudo dar debido a complicaciones logísticas

Bolivia
Avatar
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchamiércoles, 20 de noviembre de 2019

La novela del Torneo Clausura 2019 sigue escribiendo capítulos y manteniendo a la expectativa al entorno del fútbol nacional, sobre si se continuará jugando o no el campeonato correspondiente al segundo semestre del año.

La reactivación del campeonato pasa primeramente por encontrar garantías en el país para volver a poner a rodar la pelota en todos los escenarios del fútbol nacional. No obstante, también pasa por llegar a un acuerdo entre la Federación Boliviana de Fútbol y el gremio de Futbolistas Asociados de Bolivia, quienes exigen que se aclare la situación con Sport Boys y con otros clubes que tengan problemas económicos.

En el afán de llegar a un punto de acuerdo, ambas partes debían reunirse la tarde de este miércoles en La Paz, pero los representantes de los futbolistas, David Paniagua y Milton Melgar, desistieron de llegar a la sede de gobierno debido a los problemas sociales que existen en la ciudad de El Alto.

«Venimos del aeropuerto con Milton (Melgar) porque ayer decidimos viajar hasta La Paz, pero en el aeropuerto recibimos la noticia de que no se puede salir del aeropuerto por los problemas que han ocurrido recientemente en El Alto», argumentó Paniagua, explicando los motivos de la suspensión de la reunión, la cual indicó que se llevaría  a cabo a través de una videoconferencia, una vez que el titular de la FBF, César Salinas, este disponible.

Mientras se concreta este encuentro, Paniagua reiteró que la posición del gremio de profesionales no varía y pasa por encontrar un acuerdo al caso de Sport Boys y a aquellos equipos que tengan problemas de deudas. «Nuestra posición es la que nos han transmitido todos los capitanes, ojalá se considere esa posición para que el fútbol pueda retornar», manifestó el representante de FABOL.

En ese sentido, Paniagua criticó el hecho de que «sí Sport Boys llegó a esto es porque se permitió que esto sucediera, porque no se aplicó el reglamento de licencias, no se hizo el seguimiento para que ese club, a pesar de tantas denuncias que se hicimos».

Asimismo, Paniagua señaló que en medio de todos estos conflictos, la solución tiene que venir por parte de todos para intentar ponerle un fin satisfactorio a un campeonato clausura que sigue viviendo día a día bajo la incertidumbre de si encontrará las condiciones para volverse a jugar nuevamente.