Fotografía: Prensa Federación Boliviana de Fútbol.
Empieza el conteo regresivo hacia la Copa América

La Verde cumplió sus primeras sesiones de trabajo en Santa Cruz

Selección
Avatar
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchadomingo, 26 de mayo de 2019

A 19 días del inicio de la Copa América y a siete del amistoso ante Francia, la selección boliviana afina los detalles en territorio cruceño, buscando optimizar su ritmo futbolístico.

Bajo la dirección técnica de Eduardo Villegas, junto a todo su equipo de trabajo, los convocados (a excepción de Marcelo Martins, que se unirá al trabajo en Francia) entrenaron el fin de semana en los predios de Royal Pari, ademas de realizar distintas labores en las canchas de arena del Complejo Urgel y en el estadio Tahuichi Aguilera.

Durante estos dos días de trabajo, los seleccionados se enfocaron en trabajos de potencia y espacios reducidos, distribuidos en sesiones de doble turno. Las cargas físicas de entrenamiento buscan ser bien distribuidas, luego de que los jugadores hayan venido de cumplir con el exigente calendario del torneo apertura.

La Verde durante la sesión de trabajo en arena. Fotografía: Prensa FBF

Dentro de los 30 convocados que estuvieron presentes, el DT Villegas tuvo que lidiar con algunas bajas por precaución o molestias. Tal fue el caso de Rodrigo Ramallo, quien trabajó diferenciado el día sábado por molestias en su tobillo izquierdo; o de Roberto Carlos Fernández, quien no formó parte de la sesión del domingo por un fuerte cuadro de resfriado que acusó al lateral de Blooming.

De igual forma, Jorge Arauz se retiró de los entrenamientos debido a los compromisos de Copa Sudamericana que deberá atender con Royal Pari. El guardameta viajó este domingo con su equipo para encarar el partido de vuelta ante el Deportivo Macará, el próximo miércoles.

Los entrenamientos de la selección boliviana continuarán este lunes, nuevamente a doble turno. Por la mañana, los dirigidos por Eduardo Villegas entrenarán desde las 9:30 AM en el Complejo Kalomai del Club Royal Pari, mientras que en la tarde, trabajarán a puerta cerrada en el hotel de concentración con una sesión de recuperación.