Los JJOO de Tokio se disputarán a puertas cerradas
La capital entrará en un nuevo estado de emergencia, el periodo de restricciones se extiende hasta el 22 de agosto

Los JJOO de Tokio se disputarán a puertas cerradas

Juegos Olímpicos

Los Juegos Olímpicos de Tokio serán los primeros de la historia que se celebrarán a puertas cerradas tras confirmarse, este jueves (8), una decisión que estaba en el aire debido a la situación de emergencia sanitaria que atraviesa Japón.

La medida fue adoptada por al Consejo directivo integrado por Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Seiko Hashimoto, presidenta del Comité Organizador, la gobernadora de la capital, Yuriko Koike, y la ministra de Deportes, Tamayo Marukawa.

La restricción al acceso de público a los estadios no solo regirá para el Olímpico de Tokio, escenario de la ceremonia inaugural el 23 de julio, sino para otras prefecturas del archipiélago, como Chiba, Kanagawa y Saitama, que albergarán algunas de las competencias.

«No habrá público en los estadios durante los Juegos Olímpicos», anunció el COI en un comunicado que confirmó los anuncios realizados por el gobierno japonés y el Comité Organizador.

«Respetamos la decisión porque apunta a que los Juegos sean seguros para todos. Lamentamos profundamente que razones de fuerza mayor nos obliguen a adoptar esta medida, sobre todo por los atletas y por los propios espectadores», agregó la entidad.

La situación generada por la pandemia que obligó a postergar estos Juegos por un año contemplaba originalmente la posibilidad de permitir hasta 10 mil espectadores locales en cada escenario, pero no de público extranjero.

Finalmente, se consideró que lo más aconsejable era realizarlos a puertas cerradas al extenderse en Japón el estado de semi emergencia sanitaria en la capital y en otras tres prefecturas limítrofes, incluida Osaka, hasta el 22 de agosto.

Thomas Bach, presidente del COI, arribó hoy a Japón (deberá respetar una cuarentena de tres días de aislamiento) y compartió la decisión de disputar los Juegos a puertas cerradas porque, como advirtió el ministro responsable de la pandemia, Yasutoshi Nishimura, «el número de casos continúa escalando en Tokio«.

«La circulación incrementa la posibilidad de más contagios con la cepa Delta, que hasta ahora representa el 30 por ciento de los casos, pero podría aumentar también», destacó.

El foco de la decisión estuvo puesto en el riesgo que representaban justamente los traslados de los ciudadanos durante la cita, que amenazaban con potenciar la ya alarmante tendencia alcista de la curva de contagios en el país.

Se prevé que unos 11.000 atletas de 200 países concurrirán a Tokio en esta edición y por precaución tendrán limitados sus movimientos durante las competencias así como su estadía en el país.

(Vía agencias)