Machís, el último verdugo de Bolivia que viene de marcarle al Real Madrid
El atacante venezolano vive un buen momento y volvería a aparecer en el ataque vinotinto

Machís, el último verdugo de Bolivia que viene de marcarle al Real Madrid

Venezuela
Avatar
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchamartes, 8 de octubre de 2019

Primer minuto de partido en Belo Horizonte, Bolivia se mide a Venezuela en el último partido de fase de grupos de la Copa América Brasil 2019. La Vinotinto ataca por derecha, el lateral Ronald Hernández manda un centro al área y aparece el cabezazo certero para batir a Carlos Lampe.

Minuto 55 del compromiso, nuevo ataque llanero, conducción libre, enganche hacia adentro y disparo que se mete al fondo de la red del arco boliviano. El autor de un nuevo gol venezolano es el mismo que abrió la cuenta. Su nombre: Darwin Machís.

El recuerdo del atacante venezolano está muy fresco en la memoria de la selección nacional y su presencia volverá a aparecer en el partido del jueves. El delantero llega además en un buen estado de forma, pues ha jugado en los ocho partidos con el Granada, que marcha en la cuarta posición del fútbol español. Además de la regularidad, Machís viene de marcar ante el Real Madrid en el propio Santiago Bernabeu, convirtiendo de penal en la derrota de su conjunto.

«Fue un momento muy especial marcar en el Santiago Bernabey, estoy muy contento por eso», confesó Machís tras las primeras sesiones de trabajo de La Vinotinto, en Caracas. «Tenemos que seguir teniendo claras nuestras ideas, debemos seguir trabajando porque tenemos muy buenos delanteros», confesó el venezolano.

El buen momento del atacante no pasa desapercibido para nadie y en La Verde saben que deberán tener un cuidado especial con quien ya marcó por partida doble, en la última Copa América. «No ha sido fácil llegar hasta aquí. Estoy muy contento de aportar lo que puedo dar en la selección y seguiré trabajando para dar el máximo nivel en cada partido», sentenció el nacido en Tucupita.

Para el partido del jueves, Machís se asoma como una opción valida en el ataque del equipo que dirige Rafael Dudamel. En la selección venezolana juega como un extremo, aprovechando su velocidad y desequilibrio por las banda derecha, aunque en el entorno vinotinto hay quienes se atreven a ubicarlo como acompañante de Salomón Rondón, unos metros más adelante, para jugar como un segunda punta.

«No tengo ningún problema en jugar otra posición, seguro me sentiría un poco incómodo porque tengo tiempo sin jugar en esa posición (segundo delantero), pero si me toca hacerlo lo haré con la máxima responsabilidad», respondió Machís ante la posibilidad de jugar en otra faceta, en una selección que ha levantado algunas críticas ante el poco peso ofensivo que genera, a pesar de la calidad de sus jugadores.

Después de cuatro meses, Machís volverá a enfrentarse a Bolivia y en La Verde están conscientes de las virtudes del delantero, por lo que están prevenidos para evitar que el delantero se convierta en protagonista nuevamente, como lo fue en ese partido en Belo Horizonte.