Mateos se defiende: «No vine lesionado»
En exclusiva con Deporte Total, el central español de The Strongest dejó en claro que no arrastra ninguna molestia antigua

Mateos se defiende: «No vine lesionado»

The Strongest
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafcha
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchalunes, 22 de febrero de 2021

La pretemporada del Club The Strongest tuvo una pequeña novela en los últimos días, cuando trascendió que el defensor español David Mateos padecía de una lesión que lo había marginado de los últimos entrenamientos.

La palabra del doctor Waldo Delgado, diciendo que no conocían de una lesión que arrastraba el jugador, alimentaron todo tipo de suposiciones en las que se prácticamente se señalaba que el central había escondido la dolencia.

Conocida una parte de la versión, era el momento de saber la contraparte y David Mateos explicó en exclusiva con Deporte Total su parte de la historia. El jugador quiso dejar todo claro y fue enfático al manifestar que no llegó lesionado a La Paz.

«La gente puede hablar, pero se lo que tengo y se como estoy. Si me ha pesado el tema de la inactividad porque no entrenaba ni jugaba desde noviembre, pero no llegué lesionado», expresó el defensor que se formó en el Real Madrid.

La palabra de David

Sin dudar ni un segundo, el defensor madrileño manifestó que la dolencia que lo alejó en los últimos días de los entrenamientos en el aurinegro fueron a causa de un golpe que sufrió en medio de una sesión de trabajo en esta pretemporada, lo que hizo que se le inflamara en la zona de la rotula de su rodilla.

«No vine lesionado. Desde el primer día entrené con mis compañeros,  trabajé durante nueve días, sufrí un golpe y se me inflamó la rodilla como nunca y fui yo el que le dije al doctor que me hiciera las pruebas», apuntó Mateos en la charla que sostuvo con ‘Toto’ Arévalo en Deporte Total.

El futbolista dijo que estuvo en el banco en la jornada de dos amistosos que tuvo el Tigre ante Wilstermann, el pasado sábado en Achumani, pero fue una decisión de Alberto Illanes el no considerarlo para que viera minutos, debido a que no había entrenado en los últimos cinco días, algo que él aceptó.

Mateos explicó que de acuerdo al departamento médico del The Strongest, le recomendaron esperar una semana más para que su rodilla esté totalmente establecida, aunque reveló que el viernes pasado formó parte de casi todo el entrenamiento junto a sus compañeros.

«Tuve un golpe, se me inflamo, estoy intentando recuperarme y como dice el doctor estoy esperando volver cuanto antes. El profesor quiere que yo esté cuanto antes para ayudar al equipo. Él quiere verme bien y yo vine para jugar, no para estar en el gimnasio ni en la sala de fisioterapia. Yo quiero jugar», agregó Mateos.

Con las pruebas en mano

La explicación del central español no quedó allí y para hacer más sólida su versión, Mateos rememoró sus últimos años y lanzó una estadística para mostrársela a aquellos que dicen que llegó padeciendo una lesión antigua de la rodilla.

«Eso que están diciendo que vine lesionado, no es así. Esa lesión es de hace cuatro años y me recuperé bien, ahí están las estadísticas de los últimos años, en donde he tenido una media de 30 partidos por temporada», apuntó el ibérico, reiterando que lo que sufrió fue un golpe y nada más, del cual se está recuperando.

El jugador no miente, pues en la 2017/18 jugó 25 partidos con el real Murcia, en la siguiente disputó 26 encuentros en el Hapoel Hadera de Israel y en la 2019/20 disputó 27 compromisos con el Hapoel Ranana, equipo del que se desvinculó el 4 de noviembre del año pasado, tras jugar tres partidos.

«Que me vengan a decir que esto es una lesión antigua de hace cuatro años…entonces, ¿Cómo es que pude jugar los siguientes cuatro años?», argumentó el futbolista gualdinegro, quien acepta que lo que si le falta es compensar el tema físico, por haber estado inactivo desde noviembre, y una mejor adaptación a la altura, para la cual está costeándose sesiones en cámara hiperbárica

El español finalizó indicando que está con ganas de jugar, aunque esperará el alta médica por parte de los galenos del Gualdinegro, ya que no quiere saltarse ninguna indicación. Por ahora, cuenta los días para demostrar su nivel y responder a las expectativas que se crearon en torno a él en la institución de Achumani.