«No seria justo que nos descuenten a todos por igual»
La rebaja de salarios abre un nuevo debate en el fútbol boliviano

«No seria justo que nos descuenten a todos por igual»

División Profesional
Avatar
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchajueves, 2 de abril de 2020

La economía es el principal dolor de cabeza con el que el fútbol boliviano está siempre lidiando y ahora con la crisis del Coronavirus este tema toma un tenor mucho más delicado, ante tantas interrogantes que saltan.

Una de las principales preguntas es saber qué pasará con los sueldos de los jugadores que hacen vida en el balompié local, ya que con el fútbol en stand by, los ingresos económicos también están paralizados.

Rebaja de salarios, renegociar los contratos, no pagar mientras no se juegue. Todas estas ideas circulan por la mente del entorno del balompié local, incluidos los jugadores que serán parte fundamental para destrabar la próxima novela del fútbol boliviano.

«Hemos visto que se habla mucho sobre la rebaja de sueldos, comparándolo con Europa, pero aquí no se gana lo mismo que allá», indicó David Díaz, jugador de Aurora, en una entrevista exclusiva con Deporte Total, en una idea que varios futbolistas han expresado en los últimos días.

Para el defensor, se deben encontrar otras ideas para llegar a un acuerdo que beneficie a ambas partes, porque «si bien hay clubes que pagan buen dinero, la mayoría de ellos no lo hacen», sentencia el profesional que viste la camiseta de Aurora.

Por ahora, la posibilidad de tocar los sueldos escuece en la mente de la mayoría de los jugadores, quienes consideran que debe existir flexibilidad y mucho análisis al momento de hablar del tema con la dirigencia.

Lo que podría ser manejable para unos, no lo es para otros

Como ocurre en distintas facetas de la vida, en el fútbol no todos ganan el mismo salario. Lo que cada jugador cobra a fin de mes depende de su jerarquía, status, experiencia y calidad, lo que arroja una escala de sueldos muy variable y que va desde los 300 o 400 dolares mensuales, en caso de ser un jugador juvenil, a los 15 mil dolares (o más) que puede ganar un profesional en uno de los llamados equipos grandes.

Esa es una de las principales trabas que ven los futbolistas al momento de considerar renegociar su salario, debido a la paralización de la competencia por esta situación extraordinaria producto del Coronavirus.

«Hay jugadores que ganan 500 o 1000 dolares y si le quitas parte de su sueldo, sería difícil para el jugador convivir con esa rebaja. Creo que no seria adecuado», señala Díaz, compartiendo criterio con otro compañero, como lo es Francisco Rivero.

«No seria justo que nos descuenten a todos por igual», indicó el defensor que milita en Real Santa Cruz de forma tajante a Deporte Total.

Esto también lo toma en cuenta David Díaz, que no duda en apuntar que algunos podrían lidiar con la modificación salarial, mientras que a otros se les haría más difícil.

«Quizás un jugador que gane 15 o 20 mil dólares, le quitas un poco de su salario y no es tanto, pero hay otros que no pueden convivir con esa rebaja», manifiesta el jugador del ‘Equipo del Pueblo’.

Los equipos con deudas también representan otro problema

Además de apuntar que no todos pagan los clubes pagan lo mismo, ni que todos jugadores cobran igual, tanto Rivero como Díaz coinciden en algo: no todos los equipos están al día y eso también es un perjuicio.

«Aquí solo hay cuatro o cinco clubes que pagan bien y están al día», advierte el defensor del equipo merengue, que además recordó que durante este 2020, él y sus compañeros solo han podido cobrar una fracción de su sueldo en Real Santa Cruz.

«Hay equipos con deudas y descontarle a los jugadores de esos equipos no seria conveniente», apunta en la misma línea David Díaz.

Aun falta por ver que ocurrirá con el Torneo Apertura 2020, pero lo cierto es que el fútbol seguirá paralizado por, al menos, todo el mes de abril.

Mientras tanto, los jugadores continúan entrenando a distancia, los clubes siguen sin percibir un centavo y todo el entorno analiza cuanto perderán económicamente y cuanto deberán ceder en sus pretensiones.

«Todos vamos a tener que perder un poco», cierra Díaz en la entrevista, dejando una frase corta, pero que sirve para analizar lo que vendrá. Porque todos significa todos.