Presidente del Barcelona anticipa un panorama sombrío para el club
Joan Laporta detalló el actual escenario financiero del club, la "situación es dramática", afirmó

Presidente del Barcelona anticipa un panorama sombrío para el club

Internacional

El presidente del Barcelona, Joan Laporta, presentó un panorama sombrío de la situación financiera del club el lunes (16) al señalar que la deuda ha aumentado a 1.350 millones de euros (1.600 millones de dólares).

Laporta culpó a la administración de su antecesor, Josep Bartomeu, por la situación del equipo que llevó a la salida del astro argentino Lionel Messi. Laporta acusó a Bartomeu de mentir constantemente y dijo que él y su junta directiva deben rendir cuentas.

El presidente blaugrana subrayó que el club registró pérdidas de 481 millones de euros (567 millones de dólares) y fue dejado con un saldo negativo de 451 millones de euros (532 millones), lo que dificulta las negociaciones con los jugadores.

El azulgrana perdió a su delantero estrella Messi, que fichó con el Paris Saint-Germain este mes al no poder ofrecerle un nuevo contrato que se ajuste con las regulaciones estrictas del juego limpio de la Liga de España.

La deuda del equipo incluyó casi 390 millones de euros (460 millones de dólares) relacionados con el salario de jugadores, de acuerdo con Laporta. Más de 670 millones de euros (790 millones) fue deudas con los bancos y alrededor de 40 millones de euros (47 millones) están relacionados con pérdidas de membresías. El impacto de la pandemia del coronavirus fue de 91 millones de euros (107 millones), sostuvo.

Joan Laporta fue duramente criticado por un grupo de aficionados en el primer partido de la temporada de la Liga el domingo, cuando el club catalán venció 4-2 a la Real Sociedad. Hubo pancartas afuera del estadio Camp Nou contra Laporta, acusándolo de no hacer lo suficiente para retener a Messi.

Algunos hinchas también arremetieron contra Bartomeu, que recientemente publicó una carta en la que negó alguna falta durante su administración. Bartomeu renunció el año pasado en medio de una crisis económica y malas relaciones con Lionel Messi.