Atletismo

Rojas apunta a bajar su registro: «Con 10.30 me volvería loco»

Si hay algo que caracteriza a Bruno Rojas es esa confianza que demuestra en cada frase que otorga, algo que se revalida cuando encara su preparación final en la que representa al país y que se agiganta mucho más al momento de ser en unos Juegos Olímpicos.

Esa seguridad está presente en el cochabambino en las horas previas a lo que será su participación en la prueba de los 100 metros planos en Tokio, en donde aspira a dejar en alto el nombre de Bolivia, firmando un tiempo que le permita bajar su marca y aspirar a meterse a una semifinal.

En su última prueba, Rojas paró el reloj en 10.42. En Londres 2012, ganó su heat con 10.62. Ahora en suelo nipón quiere bajar el tiempo y celebrar: «Con 10.50 estaré feliz, con 10.40 muy feliz y con 10.30 me vuelvo loco», dice entre risas el cochabambino a Toto Arévalo, tras salir de su sesión de entrenamiento del miércoles.

En su mejor momento

Enfocado y mentalizado en firmar un buen papel, Rojas señaló que los últimos años no han sido fáciles, pues las lesiones han aparecido constantemente, perjudicándolo muchísimo. Sin embargo, afronta sus segundos Juegos Olímpicos bien recuperado y en gran forma, buscando una mejor marca que en su primera gran cita.

«Me siento bien, mejor que nunca, pero las cosas se ven en la pista. Hoy busco mejorar la participación de Londres 2012 y así estaría bastante tranquilo y feliz. Eso sería increíble.», señala Rojas, quien cuando lo preguntan por la posibilidad de implementar un nuevo récord nacional, prefiere esbozar una sonrisa y ser precavido, aunque no es algo que descarte.

Bruno Rojas ya compitió en atletismo en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

El velocista tendrá la prueba el sábado 31 de julio a partir de las 11:35AM (viernes desde las 22:35 en horario boliviano) y estos días serán claves para terminar de optimizar su preparación. Son jornadas en donde Rojas se tiene que adaptar al desgastante verano de Tokio, con temperaturas altas.

«Estos días solo hemos entrenado una vez al día, tenemos que reducir la carga para llegar rápidos y explosivos. Cada sesión es de dos a tres horas y luego a descansar. No podemos estar mucho tiempo afuera porque el calor es muy fuerte», apuntó Bruno en la charla con Deporte Total.

El honor de representar al país

Como es sabido, Tokio será la segunda presentación olímpica para Rojas, teniendo la oportunidad de representar nuevamente a Bolivia en la máxima vitrina del deporte mundial, algo que ilusiona e infla el pecho de orgullo al atleta cochabambino.

«Cuando represento al país, me vuelvo un bicho, me transformo en otra persona y voy a dar todo de mi para dejar el nombre de Bolivia en alto», expresa con un brillo particular en los ojos, ese que solo te da el hecho de llevar la bandera tricolor.

Rojas sabe lo que significa unos Juegos Olímpicos para un atleta boliviano y por eso repite una y otra vez lo importante que es estar en Japón, a pesar de todo el sacrificio que conlleva.

«Cada carrera dura 10 segundos, pero para correrlos son muchos años de dedicación y de lucha. Todo eso se va a expresar en los Juegos Olímpicos. Hemos sacrificado muchas cosas para estar aquí, cosas que solo nosotros y nuestras familias saben», sentenció Rojas.

El atleta agradeció también todo el apoyo de los bolivianos quienes le han escrito por redes sociales y se excusó por no poder responderles a todos. «Es un honor servir al país», manifestó el hombre que este 31 de julio saltará al Estadio Olímpico de Tokio.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *