Santiago Echeverría, nuevo defensor aviador que fue suspendido 14 meses por un error en el doping
En 2017, el jugador pasó el peor momento de su vida deportiva cuando destacaba como titular del DIM

Santiago Echeverría, nuevo defensor aviador que fue suspendido 14 meses por un error en el doping

División Profesional

El defensor argentino Santiago Echeverría (30 años, 1.83 mts) fue oficializado por Wilstermann como nuevo jugador de la institución cochabambina.

Originario de Lanús y con un paso formativo en las inferiores de Boca Juniors, Echeverría es un central fornido y de respetable trayectoria en el continente. Ha disputado torneos internacionales como la Libertadores sub-20 de 2011 (Boca Juniors) y también la Libertadores y Sudamericana 2015 con Huracán. Su carrera internacional incluye el futbol mexicano de ascenso, con Mineros de Zacatepec, y la primera división colombiana con Independiente de Medellín.

Con paso reciente en Brown de Adrogué (ascenso argentino) es un jugador veloz y técnicamente dotado principalmente en las marcas y juego aéreo. Puede jugar tanto de zaguero como por el lateral derecho, colaborando a la proyección, pero también retornando rápidamente a su espacio.

POLÉMICA SUSPENSIÓN POR DOPING

Durante su mejor momento en Independiente de Medellín, Echeverría fue víctima de lo que la prensa colombiana calificó como un ‘error’ en el control anti-doping.

En 2017, siendo titular, la Comisión Antidopaje le dio una sanción de cuatro años por detectársele Boldenona, un anabólico veterinario para mejorar la carne vacuna. El propio jugador lo cuenta de la siguiente manera:

“Días antes tuvimos una parrillada con unos amigos. Cuando me notificaron investigué la substancia y vi que era un esteroide para caballos de uso veterinario. Hablando con el abogado antes de recurrir a la contraprueba, me dice que ese esteroide se utiliza en las vacas solo en Colombia. Recurriendo a la contraprueba se determina que el porcentaje en la orina era un nanogramo superior al límite, una nada. Si me hubiera inyectado sería mucho mayor, pero nadie tomó en cuenta mi defensa ni las investigaciones, pero la Federación Colombiana nunca le dio curso. Creí que se había acabado todo. Comencé a buscar trabajo y creí que mi carrera se había acabado por algo que no hice”.

En octubre de 2019 y tras 14 meses de incertidumbre, el TAS le redujo la sanción sin mayor explicación, habilitándolo para la vuelta al fútbol. Inmediatamente Brown de Adrogué le abriría nuevamente las puertas, debutando en noviembre y jugando los 10 últimos encuentros del torneo. Echeverría volvió a ser titular, llegó a ser capitán y figura del cuadro tricolor hasta la suspensión del torneo por la cuarentena de COVID-19 en marzo 2020.

OTROS CASOS SIMILARES

No es la primera vez que un deportista es suspendido por la ingesta accidental de alimentos con anabólicos contraindicados por los controles de antidopaje.

Recientemente, en enero 2020 el tenista colombiano Robert Farah se perdió del Abierto de Australia precisamente por un positivo a Boldenona.  De la misma familia química, el Clembuterol es otro reactivo ilegal en controles que ha causado varios problemas principalmente en México, donde su uso ha proliferado.

En 2011 los seleccionados mexicanos Antonio Naelson Sinha, Edgar Dueñas, Christian Bermúdez, Francisco Rodríguez y Guillermo Ochoa estuvieron a punto de ser suspendidos en plena Copa Oro. Años después, en 2015, el futbolista boliviano Rodrigo Ramallo pasaría un sobresalto luego de dar positivo a esta substancia tras la llave clasificatoria con Monarcas Morelia en Copa Libertadores.