El día en el que ‘La Naranja Mecánica’ se vengó de España
El grupo B de Brasil 2014 reeditó la final de Sudáfrica 2010, con un resultado completamente sorpresivo

El día en el que ‘La Naranja Mecánica’ se vengó de España

Internacional
Manuel Urquieta | Twitter: @KikaiScouting
Manuel Urquieta | Twitter: @KikaiScoutingsábado, 13 de junio de 2020

El fútbol como la vida suele dar muchas vueltas y ofrecer segunda oportunidades tras caídas dolorosas. Eso mismo le sucedió a Holanda un día como hoy, en su debut-revancha ante España en el Mundial de Brasil 2014.

Cuatro años antes en Sudáfrica, España lograba conquistar la Copa Mundial venciendo a la “naranja mecánica” en su tercera final, todas con derrota. En aquella ocasión, Iker Casillas se erguía como figura al negarle el gol en dos ocasiones a Arjen Robben y forzar el tiempo de alargue. Sobre el minuto 115, un desborde rápido de Jesús Navas daba nacimiento a una jugada colectiva que terminaría con el gol de Andrés Iniesta.

Para su debut en Brasil y bajo el mando del histórico Louis Van Gaal, la historia para Holanda sería completamente diferente. El gol tempranero de Alonso (penal, 27 PT) ponía en ventaja momentánea a los campeones defensores, pero despertaba también viejos fantasmas en su rival.

Era la chispa que necesitaba Holanda para desencadenar una goleada histórica y el peor debut de un campeón mundial en el certamen. Antes del descanso, Robin Van Persie igualaba el marcador con el mejor gol del torneo, una “palomita” que colgaba a Casillas impotente.

La segunda mitad traería una avalancha tempranera de goles. A 7 minutos del inicio Robben se quitaba dos marcadores entrando al área grande y definía el 1-2 a palo cambiado. Sobre el cuarto de hora Casillas pasaba de largo en un tiro libre y Stefan De Vrijs facturaba el 1-3 de cabeza. Al min 71 Casillas rebotaba un pase tranquilo de Ramos para el robo y doblete de Van Persie para el 1-4. Y a 10 minutos del final, un pelotazo de 40 metros permitía a Robben desparramar en dos ocasiones a Casillas, cerrando las cifras.

El descalabro español estaba sellado y las críticas llovían sobre Vicente del Bosque y sus dirigidos. Por si fuera poco, cinco días después, España sería derrotada por Chile (0-2) sellando su temprana eliminación de la máxima cita mundialista.