«Se quieren aferrar a puestos en donde ellos inventan reglamentos de estatutos»
Carlos Arias, exportero de la selección boliviana, criticó el accionar dirigencial en el balompié nacional

«Se quieren aferrar a puestos en donde ellos inventan reglamentos de estatutos»

Bolivia
Avatar
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchalunes, 28 de septiembre de 2020

El exportero de la selección nacional, Carlos Arias, abordó el conflicto dirigencial por el que atraviesa el fútbol boliviano y depositó sus críticas hacia aquellas personas que atentan en contra del desarrollo del fútbol boliviano.

Arias censuró la actitud de aquellos dirigentes que «solo se preocupan por sus intereses personales y no ven el interés global que integra el futbol», los cuales considera que son la mayoría de los que están en el entorno del balompié nacional.

En la actualidad, el fútbol boliviano tiene a dos personas que sostienen la etiqueta de presidente: por un lado está Robert Blanco, reconocido por un amparo constitucional, mientras que por el otro aparece Marcos Rodríguez, a quien el Comité Ejecutivo designó como responsable interino.

Por todo esto, el ‘Pollo’ Arias advirtió que desde la dirigencia, cada quien vela por sus propios intereses, interpretando a su manera los estatutos federativos.

«Ahora es sin descaro. se quieren aferrar a puestos en donde ellos inventan los reglamentos de sus estatutos y la gente ya esta cansada de esto», recalcó el otrora guardameta, que vistió la camiseta de equipos como Blooming, Bolívar, Oriente Petrolero o The Strongest.

La FIFA los protege

Con una carrera que duró casi 20 años, la palabra de Carlos Arias es más que autorizada al hablar de los problemas dirigenciales, los cuales señala que  vienen desde hace más de 20 años y agrega que lo más lamentable de todo es que no se buscan soluciones definitivas, sino que se colocan parches.

«Estos problemas vienen desde hace tiempo, los dirigentes van tapando huecos, buscan parches, cada uno ve lo que le conviene y si esto sigue así, vamos a estar de tropiezo en tropiezo», advirtió el oriundo de Portachuelo, Santa Cruz.

No obstante, la crítica del exgolero no para allí y trasciende hasta el máximo ente del fútbol internacional, a quien acusa de proteger el mal manejo dirigencial en Bolivia.

«Son circulos cerrados y no dejan entrar a nadie. Lo mas grave es que la FIFA los protege con sus leyes para que no se pueda meter ningún gobierno a fiscalizar o intervenir estas federaciones», apuntó el cruceño.

Por ahora, el balompié nacional continúa en un conflicto dirigencial profundo, con dos bandos separados y sin una luz al final del tunel, lo cual genera preocupación a los actores vigentes del balompié boliviano, así como a aquellos que en algún momento formaron parte del circuito, como lo fue Carlos Arias.